Red Voltaire

Temas

Cuestiones nucleares

Desde que el presidente Truman decidió lanzar dos bombas atómicas sobre Japón para demostrar a los soviéticos la superioridad militar de Estados Unidos y convencerlos de que no debían volverse contra los anglosajones al término de la Segunda Guerra Mundial, ha habido numerosas iniciativas destinadas a disuadir a Washington de ordenar una repetición de aquellos crímenes. La URSS se dotó de su propia bomba, abriendo así el camino a la proliferación, mientras que los Estados neutrales militaban, por el contrario, a favor de un mundo sin armas nucleares. Se impusieron tratados internacionales que consagran la ventaja estratégica de las grandes potencias y prohíben a las pequeñas todo intento de dotarse de las mismas armas. Estos tratados están siendo utilizados con fines políticos, para acusar –con razón o sin ella– a los Estados que no aceptan la sumisión (Irán, Corea del Norte) y proteger a los socios (Israel, India-Pakistán). En el contexto de la crisis económica estadounidense, el presidente Obama anunció una reactivación de las negociaciones a favor de un mundo sin armas nucleares. Pero numerosas regiones del planeta ya están contaminadas, ya sea porque sirvieron de polígono de pruebas o por haber sido teatro de combates con municiones de uranio empobrecido.

français   English   عربي   Español   русский   italiano   Português   Deutsch   فارسى   հայերեն   ελληνικά   Türkçe   Nederlands   čeština   norsk   polski   română   中文   日本語   suomi