JPEG - 29.3 KB

El producto interno bruto de Rusia incrementó en un 5,8% en los ocho primeros meses del presente año, según los datos del Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio.El índice de la producción industrial en el mismo período se situó en un 3,7%, y el de precios de consumo registró una subida del 8,3%, según esta fuente. Las respectivas estadísticas están recogidas en el sitio web oficial del ministerio.

El crecimiento del PIB y de la producción industrial en agosto pasado fue de un 5,9% y un 3,4%, respectivamente, en relación con el mismo mes del año anterior. Los precios de consumo en agosto experimentaron un recorte del 0,1%. A excepción de la tasa de inflación, los principales indicadores macroeconómicos de agosto se colocaron por debajo de los respectivos niveles del año pasado, cuando se había registrado un aumento del 8,2% en el volumen del PIB, de un 9,7% en el índice de la producción industrial, y de un 0,4% en los precios de consumo.

El acumulado de enero-agosto de 2004 en los indicadores básicos también está por encima del presente año: la subida del PIB en los ocho primeros meses de 2004 fue de un 7,8%, y la de la producción industrial, de un 7,6%. En el pasado mes de julio, el PIB y la producción industrial en Rusia crecieron un 6,5% y un 4,9%, respectivamente. La inflación en julio fue de un 0,5%. Tras un período de cierta animación industrial en junio, cuando la producción incrementó en un 1,8%, el crecimiento se desaceleró hasta un 0,6% en julio y en agosto se detuvo (-0,2%).

«En los sectores de materias primas todavía se observa un crecimiento muy precario pero en las industrias de transformación se ha frenado en estos últimos meses, lo cual es atribuible a una actitud de cautela por parte de los inversores y a la presión cada vez más fuerte de las importaciones» – señalan los analistas de Desarrollo Económico y Comercio. El declive se registra principalmente en la producción de turismos, autobuses, vagones de mercancías y en numerosos renglones de la industria textil, de confección y zapatería.

En agosto, el precio medio del petróleo ruso en el mercado internacional había alcanzado 58,6 dólares por barril. Entre enero y agosto, el precio medio del petróleo de la marca «Urals» había costado como promedio 48,2 dólares por barril, según se comunica en el informe sobre el desarrollo económico-comercial de Rusia durante los primeros 8 meses del año publicado en el sitio oficial del Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio.

En comparación con el mismo período de 2004, los precios del crudo ruso han crecido casi un 50 por ciento. «Sin embargo, los elevados ingresos en divisas van acumulándose en el Fondo de Estabilización y no participan en el desarrollo económico del país», señala el ministerio. Entre enero y agosto, las exportaciones del petróleo ruso habían disminuido 0,9% frente al mismo período de 2004, mientras que las exportaciones en los años anteriores mostraban un crecimiento anual del 14 por ciento, hace recordar el ministerio. La reducción de las exportaciones ha ocurrido en condiciones del aumento del fardo tributario y el crecimiento de las tarifas de transporte.

Los ingresos adicionales procedentes de la exportación del crudo es la fuente principal que nutre el Fondo de Estabilización. El precio del crudo refrendado en el presupuesto es de $20 por barril, y todos los ingresos que rebasan ese indicador son destinados al Fondo de Estabilización y no a los gastos presupuestarios. Las inversiones en los fondos fijos tendrán en 2005 una tasa del crecimiento algo más moderada en relación con el pasado año, que cerró a un 10,9%. Entre enero y agosto de 2005, la inversión incrementó en un 9,7%, lo que supone una ralentización del ritmo en comparación con el mismo período de 2004. El mismo fenómeno se observó en el pasado mes de agosto, registrándose un aumento del 9,8% frente al 10,8% un año antes.

La estructura de las inversiones en los fondos fijos confirma la tendencia al creciente protagonismo de los sectores de transformación que van acaparando más capitales mientras que la inversión en la industria primaria ha experimentado un ligero recorte, señalan los expertos del Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio. En el primer semestre del presente año, el aumento de la inversión en las industrias de transformación fue de un 12,4% sobre el mismo período de 2004, siendo los líderes de este crecimiento el sector textil y de confección (44,4%),metalúrgico (38,6%), químico (36,2%), construcción (38,1%) y comercio (24,4%).

En cuanto a las fuentes de financiación, ha aumentado en un 1,4% en el primer semestre de 2005, hasta el 52,8%, el porcentaje de los recursos externos dentro de la estructura de la inversión, y en particular, de los créditos otorgados por instituciones no bancarias (3,7%) y de las subvenciones presupuestarias (0,9%), al tiempo que los préstamos bancarios han pasado del 7,3% en los seis primeros meses de 2004 a un 6% en el año presente. Los ingresos reales disponibles de la población rusa, entre enero y agosto de 2005, tuvieron una dinámica menos espectacular que en 2004 pero podrían superar hacia finales del año los resultados del ejercicio anterior.

Según los datos preliminares del ministerio, los ingresos reales crecieron un 8,5% en los ocho primeros meses del presente año, mientras que en el mismo período de 2004 se había registrado un incremento algo superior, de un 8,9%. En el pasado mes de agosto, sin embargo, los ingresos disponibles de la población experimentaron una subida del 8,1% frente al 7,5% de 2004, y al cierre del ejercicio 2005 podrían alcanzar un total del 9,4% versus el 8,4% del año anterior.

Los salarios en Rusia, en términos reales, aumentaron un 9,3% en agosto y un 8,3% en los ocho primeros meses de 2005. Los resultados de 2004 fueron, respectivamente, del 11,6% y el 13,5%. Para finales del año, el salario real habrá crecido un 10,9% frente al 10,6% de 2004, según las previsiones de Desarrollo Económico y Comercio.

En el pasado mes de agosto, la moneda rusa se apreció un 0,15% frente al dólar en términos reales pero sufrió una depreciación del 0,9% en relación con la cesta monetaria. En los ocho primeros meses del año, la apreciación real del rublo ante el dólar de EE.UU. fue de un 2,75%, y la cotización real efectiva en el mismo período subió un 8,1%.

El factor decisivo para el mercado monetario en agosto pasado, según se desprende del informe de Desarrollo Económico y Comercio, fue la notable consolidación de la moneda europea frente a la norteamericana, desde un promedio de US$1,205 por un euro en julio hasta un promedio de US$1,230 dólares por un euro en agosto. La bajada de la cotización real efectiva del rublo, de un 0,9% en agosto, fue resultado de su depreciación frente al euro, de un 1,7% en términos reales.

En general, la moneda ruso se apreció un 14% frente al euro en los ocho primeros meses de 2005. La cesta monetaria usada en Rusia incluye actualmente dos divisas, el dólar y el euro, en la proporción de 7/3. El precio de la gasolina en Rusia aumentó en un 11,1% entre el 1 de enero y el 12 de septiembre de 2005, registrándose en particular una subida del 2,2% en agosto y de un 4,1% en los doce primeros días del presente mes, según se desprende del informe del Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio.

Los precios del petróleo, incluido el condensado de gas, también mantienen una acelerada dinámica alcista, habiendo subido un 22,4% en lo que va de año. Los expertos de dicho departamento lo atribuyen al hecho de que los impuestos en el sector petrolero de Rusia están vinculados a la coyuntura del mercado mundial del crudo.

El precio del mazut en Rusia ha incrementado este año más de dos veces, debido a la reorientación de los suministros hacia el mercado externo, cuyos precios se han elevado en grado considerable, y al subsiguiente recorte del volumen de ventas en el interior del país, de un 22,4% en el primer semestre de 2005. En el año pasado, el precio del mazut había registrado una bajada del 5,2% debido a la excesiva oferta de ese producto en el mercado interno. Los meses de julio y agosto, según la misma fuente, aportaron también una subida fuerte en los precios del combustible diésel, de un 12,3%, y de la gasolina, de un 8,7%.

Los elevados precios del combustible marcaron la dinámica alcista de otros artículos industriales que subieron un 12,6% en los ocho primeros meses de 2005, y en particular, un 2% en agosto pasado. La semana pasada, las cinco mayores empresas petroleras de Rusia acordaron congelar hasta finales de este año los precios del combustible en el mercado interno.

La balanza comercial de Rusia, entre enero y agosto de 2005, incrementó su saldo positivo prácticamente en un 51% sobre el mismo período del año anterior, de US$53,800 millones a US$81,200 millones.

Las exportaciones rusas en los ocho primeros meses de 2005 arrojaron un total de US$156,600 millones, y las importaciones se situaron en US$75,400 millones. Las respectivas estadísticas del pasado mes de agosto son de US$23,100 millones y US$10,700 millones. De esta manera, el comercio exterior ruso alcanzó la cifra de US$33,800 millones en agosto y US$232,000 millones en los ocho primeros meses del presente año.

Según las previsiones de Desarrollo Económico y Comercio, los precios de consumo en septiembre habrán subido un 0,3%, lo cual supondría una tasa de inflación algo más baja que la registrada en el mismo mes de 2004 (0,4%).

Fuente
RIA Novosti (Rusia)