JPEG - 13.1 KB
Un niño palestino amenazado y asustado por las tropas israelíes.
Foto Intifadaweb.

¡Los crímenes de guerra cometidos en el Líbano deben ser juzgados por la Corte Penal Internacional! Ciudadanas y ciudadanos del mundo amantes de los valores universales en que se basa la civilización y a partir del respeto absoluto a la Carta de las Naciones Unidas y otras convenciones internacionales que enuncian los principios mayores que deben ser imperativamente respetados por todos los Estados del planeta so pena de un trágico retroceso de los derechos humanos, expresamos nuestra viva condena contra los crímenes perpetrados por el ejército israelí en Cana y que provocaron voluntariamente la muerte de civiles libaneses, especialmente niños y bebés.

Estos crímenes, calificables como «crímenes de guerra», no pueden ni deben quedar impunes como tampoco otros que salieran a la luz. Va en ello el respeto a la justicia humana en el planeta y el futuro de las relaciones internacionales.

Como ciudadanos y ciudadanas del mundo, consideramos un deber y un derecho llevar a los responsables de estos crímenes, especialmente al primer ministro israelí, Ehud Olmert, ante la Corte Penal Internacional, absolutamente calificada para juzgarlos.

La Corte Penal Internacional puede actuar de diversas formas y no sólo por decisión del Consejo de Seguridad de la ONU. Especialmente el fiscal de la Corte Penal Internacional puede decidir sobre la base de las denuncias que le son transmitidas y según estas.

Considerando que las demás vías para la actuación de la Corte Penal Internacional están actualmente cerradas debido a un bloqueo previsible por parte de algunas grandes potencias y por la imposibilidad para el Líbano de hacerlo actualmente por no ser parte del tratado que instituye esta Corte, decidimos firmemente hacernos cargo debido a los fallos de las instituciones actuales y reunir, a nivel mundial, a todas y todos los que están interesados y quieren defender la justicia y el derecho, así como también detener las políticas de la fuerza ciega y brutal mediante su sanción.

Este «Llamamiento de París» se lanza a través del mundo y pretende reunir a todos los individuos y sensibilidades respetuosos de los derechos humanos y decididos a brindar su contribución a su total y real realización.

Para que en el futuro no se repita indefinidamente ese triste e insoportable pasado que se produjo en Cana, pero también en Gaza, la Corte Penal Internacional debe actuar y juzgar.

Nuestras firmas equivalen a denuncias que serán transmitidas al fiscal de la Corte cuando se reúna un número significativo para que nuestra gestión ciudadana sea eficaz.

Es urgente. Sin dilación decidimos formar una cadena humana en los cinco continentes para exigir justicia y reparación. ¡Justicia y derecho para el Medio Oriente!

Nota: Este llamamiento será traducido a diez lenguas. Sugerimos reproducirlo y hacerlo circular lo más ampliamente posible de forma electrónica o impreso. Son necesarios los nombres, apellidos, datos personales, títulos de cada firmante y el país de origen de cada cual.

Deberán remitirse a la dirección electrónica: [email protected]

Se creará un sitio Internet global que será del conocimiento de todos y también pueden crearse sitios nacionales. Cada cual se organizará como lo desee. Se impone un máximo de iniciativas individuales o colectivas para lograr nuestro objetivo.