JPEG - 9.7 KB

Los radares de esta clase poseen performances mejorados y, a la vez, se reduce sustancialmente el gasto de tiempo y recursos para su despliegue, mantenimiento y empleo. La puesta en marcha del nuevo radar permitirá restablecer la cobertura radárica que quedó vulnerada hace siete años después del cierre del radar ruso cerca del poblado letón de Skrunde. Tenemos pensado ponerlo en servicio en 2007. Se tiene previsto desplegar toda una red de estos radares tanto en unidades en servicio como en nuevos puntos susceptibles de ataques misilísticos. Antes que nada, se procederá a reponer radares viejos emplazados en el exterior: en Azerbaiyán, dos radares en Ucrania, radares ubicados en Kazajstán y Bielorrusia. La dirección Sur, en que estos radares se desplegarán, se considera prioritaria.

Las Tropas Espaciales cumplen cinco años

En 2006, el primer año del Programa Espacial Federal decenal, la financiación de la exploración espacial en Rusia ha aumentado en un tercio en comparación con el año 2005. Medios financieros se asignan también a este programa tanto a través del Programa Estatal de Armamentos para 2007-2015, que se hace en interés de la defensa y seguridad, como a través de los programas específicos federales "Sistema Global de Navegación" y "Desarrollo de cosmódromos rusos en un período de 2006-2015". No obstante, como ex líder en la exploración del cosmos (el año que viene se cumplirán 50 años del primer satélite artificial de la Tierra lanzado por la URSS) Rusia ocupa el sexto lugar en el mundo en cuanto al presupuesto espacial, quedándose atrás frente a no sólo EE.UU. sino que también a China y la India.

En el segundo lustro de los noventa, el potencial espacial militar de Rusia disminuyó hasta el nivel marginal en la aplastante mayoría de indicadores, y en cuanto a algunos sistemas estaba al borde de sufrir pérdidas irrecuperables. Por ejemplo, el grupo orbital del Sistema de Navegación Global por Satélite (GLONASS) disminuyó de 24 satélites en 1995 hasta 8 en 2001. En total, el grupo orbital de Rusia disminuyó de 186 a 94-97 en la época actual.

Por tanto, las actividades principales que las Tropas Espaciales han desarrollado en estos cinco años residen en superar fenómenos críticos en materia de las actividades militares espaciales y de defensa espacial antimisiles, en detener los procesos de degradación en cuanto al número y calidad del grupo orbital y de la infraetsructura terrestre, así como en restablecer y mantener un nivel debido de eficacia en el cumplimiento de las misiones asignadas.

A partir del año que viene las Tropas Espaciales pasarán a lanzar mayormente nuevos tipos de ingenios espaciales de uso militar en el marco de los programas de pruebas de vuelo y despliegue de grupos orbitales. Hacia 2009-2010 se prevé llevar a cabo este proceso prácticamente en todos los aspectos básicos de la vertiente militar del cosmos. La nomenclatura de sistemas coheteriles espaciales se reduce y, simultáneamente , se va renunciando de manera escalonada al uso de componentes de propelente altamente tóxicos con vistas a pasar a utilizar cohetes portadores ecológicamente puros.

En calidad de cohete portador más requerido para el lanzamiento de ingenios espaciales militares en los próximos decenios debe ser el cohete medio "Soyuz-2" que se desarrolla a base de una modernización profunda de cohetes ecológicamente puros tipo "Soyuz" que actualmente están en servicio. Una de las misiones prioritarias consiste también en crear en el cosmódromo de Plesetsk el sistema "Angará" que se desarrolla a base de una serie unificada de cohetes ecológicamente puros, incluidos los cohetes pesados. Los primeros lanzamientos enmarcados en el programa de prueba en vuelo del cohete "Angará" se prevé realizarlos en 2010-2011.

Este año se ha adelantado el trabajo en el desarrollo del GLONASS. En función de ello se prevé lanzar en 2006 tres ingenios espaciales con una vida garantizada de 7 años, y en 2007, otros seis aparatos de este tipo. A partir de 2008 se prevé pone en servicio una nueva generación "GLONASS-K" con una vida de 10-12 años. La materialización de estos planes hará posible aumentar hasta 24 el número de ingenios, de los que 4 tendrán una vida de 10-12 años.

Entre los problemas que las Tropas Espaciales resuelven junto con la Agencia Aeroespacial de Rusia figuran demoras en el desarrollo y puesta en servicio de sistemas prometedores y eficientes, así como una notable tendencia al empeoramiento de la calidad de las armas suministradas. Desde luego que fuertes factores limitantes en materia de recursos y demografía, factores que requieren buscar nuevos enfoques tanto en materia de la política técnica de mantenimiento y desarrollo de sistemas espaciales de defensa espacial como en lo que se refiere a mantener su disposición y empleo en bien de la defensa y seguridad del Estado.

Son justamente estos impedimentos lo que no permite pone a nivel requerido todos los componentes de la vertiente militar del cosmos y obligan a Rusia a actuar de forma escalonada. "Hoy en día se da un desbalance en el ritmo de desarrollo de la infraestructura orbital y terrestre, aumenta nuestro atraso frente a mayores Estados del mundo, y en primer lugar, respecto a EE.UU. Hay problemas que invalidan nuestras posibilidades de controlar el espacio cósmico, sin haber sido resueltos los problemas de poner bajo la jurisdicción civil y descargar las Tropas Espaciales del cumplimiento de las misiones que no de la incumbencia de institución militar.

Defensa aeroespacial

Hablando de la defensa aerospacial, se puede destacar que es sólo una de las misiones estratégicas que la institución armada de Rusia ha de cumplir junto con las misiones de disuasión estratégica y de acciones estratégicas de las fuerzas generales. El programa estatal de armamento para 2007-2015 estipula realizar trabajos que tienen por objeto materializar la Concepción de la Defensa Aeroespacial de la Federación de Rusia para un período de hasta 2016 y una perspectiva más lejana. Esta Concepción de la Defensa Aeroespacial define en general los aspectos y etapas básicos de la estructuración de la defensa aeroespacial para una perspectiva de 20-30 años.

En lo referente a una mayor integración de fuerzas y medios encargados del cumplimiento del objetivo de emplear sistemas y componentes espaciales, nos atenemos a la postura de suficiencia racional. A este respecto resulta conveniente no utilizar uno sino varios sistemas espaciales integrados: reconocimiento, comunicaciones, apoyo navegacional y de tiempo y geodésico. Estos sistemas hacen llegar relativamente por su cuenta la información espacial al usuario. Una integración más estrecha resulta poco conveniente por razones de eficiencia y gastos.

Actualmente el mundo entero presenta una marcada tendencia al incremento del papel de los medios espaciales, tanto en asegurar el poderío militar como en lograr el bienestar socioeconómico de los mayores Estados del mundo. Los sistemas espaciales constituyen en materia militar la más importante parte integrante de la infraestructura técnica que crea la superioridad en materia de la información. Son justamente estos sistemas lo que permite tener ventajas en el conocimiento de la situación, en la operatividad y la capacidad global de dar a conocer la información de control operativo a las tropas y sistemas de armas. De manera que los recursos espaciales devienen ahora objeto de intereses vitales del Estado en las esferas económica, política y militar.

Se infiere de lo anterior que la lucha por distribuir estos recursos y controlar su utilización en un futuro previsible puede dar lugar al ampliamiento de la esfera de conducción de acciones militares y a su extensión al cosmos. Rusia se opone enérgicamente a esta posibilidad y se esfuerza por impedirlo. Pero tanto en nuestro país como en la mayoría de los Estados espaciales se ventilan los problemas de defender ingenios y otros recursos espaciales contra posibles acciones discriminadoras y limitadoras. En caso de que medios espaciales de asalto se creen y desplieguen por otros Estados, la Federación de Rusia debe está dispuesta a adoptar medidas adecuadas de carácter tanto defensivo como ofensivo.

En cuanto al aspecto militar de la exploración del espacio cósmico, haremos hincapié, lo cual resulta bien lógico, en el empleo de aparatos no tripulados. De referirnos a la posibilidad de utilizar el espacio con fines civiles, podemos decir que el Programa Espacial Federal de Rusia prevé, a nuestro modo de ver, un desarrollo equilibrado de ambas vertientes, tanto del uso de aviones tripulados como no tripulados. Las Tropas Espaciales toman parte activa en el trabajo que tiene por objeto desarrollar y acordar el proyecto de dicho programa, y en estos momentos siguen participando en su ejecución, concretamente en el control de los vuelos de la Estación Espacial Internacional.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)