¿Fracasó un ataque nuclear de los EEUU contra Irán por la destrucción de su satélite?

Agentes secretos del ejército ruso informan que uno de los más secretos satélites de espionaje estadounidense, el KH-13 (satélite de observación militar funcionando con combustible nuclear), se estrelló en una lejana región del Perú (departamento de Puno). El satélite tenía como misión observar y espiar a Irán. Este artefacto habría sido «destruido en órbita», pero su generador de corriente principal con isótopos radiactivos PU-238 (plutonio-238) resistió la entrada a la atmósfera (donde generalmente suelen quemarse y desintegrarse completamente) para estrellarse en Puno, Perú. Según varios informes, cientos de pobladores locales han enfermado a consecuencia de una fuerte irradiación.

JPEG - 32.5 KB

Para la prensa occidental, se trata más bien de un meteorito evitando cualquier comentario sobre los restos de un posible satélite de espionaje. Pero esto resulta imposible. La dimensión de cráter de 30 metros demuestra que solamente un meteorito de una energía equivalente a un arma nuclear estratégica de un kilotón. Un tal impacto habría sido señalado por las estaciones sísmicas alrededor del mundo.

Pero la información más extraña y sorprendente es aquella que dice que serían los propios estadounidenses los que habrían destruido su propio satélite de espionaje. El ataque habría sido ejecutado por la «United Space Air Forces’ 30th Space Wing» que está estacionada en California sobre la «Vandenberg Air Force Basis».
Este incidente alimenta la intriga entre los dirigentes estadounidenses que preveían una guerra contra Irán y sus opositores al interior del país. Según las declaraciones de expertos del servicio secreto ruso y del ejército ruso, una fracción «importante e influyente» (de la administración estadounidense) se ha opuesto a la tentativa de hundir el Medio Oriente entero por una guerra total.

JPEG - 21.2 KB

Esta afirmación es respaldada por el reciente anuncio sin precedentes del US Air Force (Fuerza Aérea de los EEUU) que seis misiles Cruise de carga nucleare fueron desplazados sin autorización de los depósitos custodiados y de alta seguridad de la «Minot Air Force Base» en el estado de North Dakota, para que se “paseen” y lleguen por avión hasta la «Barksdale Air Force Base» en el estado de Luisiana y en donde permanecieron «casi 10 horas sin vigilancia».

Es primordial de recordar que era en la base de «Barksdale Air Force Base» donde el presidente estadounidense (George W. Bush) fue destinado el 11 de septiembre 2001 por «l’US-Air Force Strategic Command». De ahí fue trasladado acompañado de una «escorta armada» a la base de «Offutt Air Force Base Strategic Command Center» en las inmediaciones de Omaha, Nebraska.

Fue en ese momento que el primer «armisticio» (o pacto) entre los «señores de la guerra» estadounidenses y las instancias militares fue «negociado». Fue allí mismo que el presidente se entrevistó con el multimillonario Warren Buffett que llevaba el rol de intermediario entre los poderosos bloques rivales.

Es solamente por el hecho (y la existencia) de bloques de poder estadounidenses (de intereses) rivales que –de manera muy problable-, hayan mantenido su embarazoso armisticio, y que los nuevos ataques militares (programados) han podido ser parados o impedidos (en esta lucha de poder interna) en los EEUU. Los sucesos recientes son entonces un indicio que el armisticio (entre estas facciones de poder) se está resquebrajando. Las amenazas y los planes de los «señores de guerra» norteamericanos son la causa. Entonces un ataque a Irán cuajaría, y que Rusia califica de hecho «catastrófico».

No está muy claro todavía, que otros planes estos «señores de la guerra» disponen o tienen guardado para concretizar su guerra contra Irán. Del otro lado, los militares norteamericanos (contra la guerra de Irán) han «señalado claramente», que ellos se oponen a la utilización de armas nucleares. Por el momento han osado y logrado destruir uno de los satélites de espionaje más importante de los «señores de la guerra». Este satélite habría servido a guiar los misiles nucleares hacia los objetivos en Irán.

Como todo parece indicar, el pueblo estadounidense no está dispuesto a apoyar la guerra y que los sondeos de opinión actuales muestran que la popularidad del presidente y del congreso están «a un nivel de los más bajos», estas informaciones nos muestran un escenario aterrador. _ Los «señores de la guerra» estadounidenses están decididos a llevar al mundo entero a una guerra total para poder engrandecer únicamente su hegemonía.

Desde que la Alemania nazi y el imperio japonés, que causaron la muerte de casi 100 millones de personas, el mundo nunca antes había visto una tal brutalidad cuya finalidad es conquistar las materias primas del planeta.

Pero aparentemente, los EEUU y sus aliados occidentales quieren ir hasta ese objetivo y por esa vía, brutal y sangrienta.

Fuente: Prawda-Online du 20/9/07.
(Traducción : Agencia IPI. Informe de Prensa Internacional, Perú.)