La presentación para la nominación fue hecha en conjunto por Basta de Demoler y la Fundación Ciudad, con el objeto de alertar a la comunidad internacional sobre el estado del patrimonio en Buenos Aires y generar los cambios necesarios para revertir la situación.

La falta de un modelo adecuado de gestión del patrimonio; las intervenciones estatales en el espacio público con valor patrimonial, insuficientemente estudiadas y precipitadamente ejecutadas; la priorización de intereses que no reparan en destruir el patrimonio; la decadencia y deterioro físico en los bienes privados y públicos; son algunas de las razones que hacen que el patrimonio de Buenos Aires esté hoy en riesgo.

Dentro de los sitios declarados en riesgo figuran el paisaje urbano de Sevilla (amenazado por una torre en el borde del área histórica protegida), la ciudadela Machu Picchu en Perú, el templo La Sagrada Familia en Barcelona, los castillos en Transilvania, la casa de Frank Lloyd Wright (célebre arquitecto norteamericano en Taliesin West, EEUU, casas tradicionales de madera en Kyoto, Japón; un antiguo Monasterio de Bhutan.

El “Centro histórico de Buenos Aires”

Toda la Ciudad de Buenos Aires está en peligro. La historia y la identidad de sus barrios también necesitan urgente protección. La elección del Centro Histórico de Buenos Aires para la presentación se funda, entre otros motivos, en que:

- El área elegida concentra gran cantidad de edificios de valor patrimonial, un centenar de Monumentos Históricos Nacionales y más de ochocientas parcelas catalogadas.

- El impacto que esta nominación produzca tendrá efectos sobre el modelo de gestión del patrimonio, aplicable a toda la Ciudad.

También, a partir de los datos aportados, el Colón y la franja compuesta por La Boca, Barracas, San Telmo, Monserrat, Retiro y parte del barrio de Recoleta se transformaron en las lugares observados.

Nota publicada en www.bastadedemoler.com y reproducida por www.buenosairessos.com