En la ciudad de Quito, más de sesenta dirigentes nacionales sindicales de varias provincias del país se dieron cita en el Centro “Leonidas Proaño”, para debatir sobre las nuevas propuestas de los trabajadores respecto de la política laboral y la nueva legislación laboral.

Con la participación activa de todos asistentes en talleres y luego de un detenido debate en que se analizaron las propuestas, en sesión plenaria se hicieron conocer las conclusiones de los talleres, las mismas que fueron analizadas en conjunto, para finalmente ser aprobadas y en decisión unánime establecer el compromiso de reproducir el debate impulsando este tipo de seminarios en cada una de las provincias y organizaciones sindicales.

Entre las conclusiones establecidas se destaca el planteamiento de que el Nuevo Código del Trabajo sea una Ley Orgánica, que garantice la plena ejecución de los derechos laborales y que esté acorde con los Convenios Internacionales en materia laboral.

De igual manera se resolvieron propuestas como las siguientes:

- Respeto irrestricto a los Convenios Internacionales, principalmente 87 y 98, sobre el derecho a la libre organización y a la Contratación Colectiva.

- Remuneración Básica Unificada que cubra el valor de la canasta básica familiar.

- Que se respete el derecho a la organización consagrado en la Constitución.

- Que el Contrato Colectivo sea un acuerdo entre las partes.

- La obligación del Estado de garantizar la sindicalización.

- El derecho a la organización sindical con un número mínimo de quince trabajadores.

- El derecho de los trabajadores a organizarnos por ramas de trabajo.

- Que se sancione a los funcionarios y autoridades del Ministerio de Relaciones Laborales y de las Instituciones y de las Empresas que no cumplan con la aplicación de las leyes laborales.

- Que se normalice la jubilación de la mujer a los 25 años y de los hombres con 30 años de servicio sin límite de edad.

Los Dirigentes de la UGTE señalaron que este paso será complementado con los seminarios a nivel provincial y el debate con las demás centrales sindicales, con el propósito de unificar posiciones y propuestas que hagan frente a las pretensiones de los empresarios y algunos sectores del gobierno de proponer reformas enmarcadas en la “esclavizante flexibilización laboral del neoliberalismo”.

De igual manera, este amplio debate estuvo combinado con importantes conferencias sobre la realidad del Ecuador actual y sobre el socialismo, temas de gran interés para los trabajadores.