JPEG - 16.8 KB
Alejandro Toledo representado en el
poderoso Inka Pachacutec, quien
expandió y desarrollo el imperio inca.
Obra de Miguel Camargo, conocido
pintor indigenista peruano. A Toledo
le gustó el cuadro cuando lo vio en
una exposición y ordenó que el Estado
peruano lo adquiriera como patrimonio
nacional. Pintura de Miguel Camargo, artista peruano.

Los Estados Unidos de Norte-América, son el mejor ejemplo histórico del Terrorismo de Estado, de una trayectoria infatigable de violaciónes de los Derechos Humanos en todo el mundo, ejecutados a lo largo de una historia de más de un siglo.

Hoy constatamos, cómo el olor del petroleo y el gaz del Asia central atira su ambición rapaz por un dominio planetario en lo geopolítico y por el control energético, acciones que han guíado su criminal escalada militar en Afganistán, también su injerencia que le permite destabilizar Venezuela.

El cinísmo de su política exterior en el genocidio palestino, es evidente. Son ellos quienes apoyan y financian a Israel, quienes a su vez reproducen imaginablemente la barbarie sobre el pueblo palestino, en formas y estilos que, ni sus antiguos verdugos nazis imaginaron. El sionismo israelí es la punta de lanza envenenada de la geopolítica estaunidense en el Medio Oriente.

Esta realidad, hace posible que el problema de los Derechos Humanos de los palestinos o de los kurdos, no se ha tenido en cuenta. Son los EE.UU. quienes protegen al gobierno turco para desarrollar su purificación étnica. Turquía es una de las bases militares más importantes para ellos desde la época de la Guerra Fría.

Los Estados Unidos además de ejecutar la pena de muerte, cobijan actualemente, a más de 150 torturadores calificados, según el informe de Anmistía Internacional. (Diario El Pais, del 11 de abril de 2002). Además de haber creado, ayudado y protegido a numerosos dictadores como Pinochet, Marcos, Mobutu, Somoza... y otros delincuentes, como Vladimitro Montesinos, eminencia gris de la dictadura de Fujimori en el Perú y agente al servicio de la CIA como lo reconoció personalmente Madeleine Allbright brazo derecho del ex presidente Bil Clinton, cuando visitó el Perú el tres de junio del año pasado.

La "exhortación" que hoy proponen los Estados Unidos en Ginebra contra Cuba, a través de sus testaferros y felipillos uruguayos, peruanos y otros lacayos, tiene un carácter político y se inscribe en la misma linea de intereses del bloqueo y de estrangulación del pueblo cubano.

Lo lamentable de esta traición del gobierno peruano, es que, quienes son los portavoces de la Casa Blanca en Ginebra, no proponen ninguna sanción contra el bloqueo y los crimenes norteamericanos. Diego García Sayan, ministro de relaciones Exteriores del Perú, convertido hoy al «humanitarismo» norteamericano, hoy canciller del gobierno servil de Toledo, es el taparabo de esta infamia.

García Sayán, bien podría comenzar su ambigua tarea en el Perú, donde la impunidad en el territorio de los Derechos Humanos campea. En este complot contra Cuba, también encontramos a Castañeda, canciller del gobierno derechista de Fox, bien podría hacer lo propio en México, país que pretende insertarse en la post-modernidad neo-liberal, sín pagar la factura histórica del genocidio y el etnocidio de su población indígena. Estos son los nuevos testaferros del «humanitarismo fundamentalista» norteamericano.

La presión sobre Cuba obedece a la Geopolítica y a los intereses electorales internos de los Estados Unidos. La caída de Chávez formaba parte de este tablero del ajedrez latinoamericano. La mano del reaccionario exilio cubano y su peso electoral son evidentes.

Toledo que se autoproclamó en Maccu Picchu, como «Pacahacutec», termina tristemente como Felipillo, el indio peruano que en la conquista del imperio inca por el español Pizarro en 1532, lo ayudó, fue el guía y el interprete para sus codiciosos fines, el equivalente de Malinche en México con Hernán Cortés.

Toledo reducido por su servil comportamiento, queda retratado de cuerpo entero, como un vulgar doméstico. La historia en su caso. Ahora conocemos el precio de las «ayudas» y el motivo de la visita relámpago de George W. Bush al Perú.

Al fallido «Pachacutec» Toledo, lo condena su pasado, adoptado por el Cuerpo de Paz, fue «alfabetizado» en los EE.UU. a imágen y semejanza de sus padres adoptivos.

Su servil comportamiento, termina hoy, por recordarnos el sabio dicho africano, que dice: «Aquel que te preste sus ojos, te hará ver lo que él quiera». Este dicho podría adaptarse a quienes son tributarios del colonialismo mental imperante, impuesto por el neoliberalismo, que concibe que, la historia no se construye con dignidad, ni con lealtades; sino, con intereses. «Quien paga manda».