JPEG - 4.9 KB

Desde el principio nos propusimos convocar ampliamente a diversos grupos y organizaciones sociales, comunitarias y populares para que el proceso pudiese enriquecerse de ellos y sus experiencias y lograr encontrar elementos de unidad que nos permitieran articular y potenciar el trabajo que cada uno realiza. Fue así como en marzo del presente año realizamos el primer encuentro.

En esa primera jornada, contamos con la participación de unas 8 ó 9 organizaciones sociales. A partir de ese momento se inició un proceso que hoy congrega unas 30 organizaciones de diversas áreas y líneas de acción pero con un elemento común de acción: la necesidad de construir elementos de unidad para el movimiento social en el departamento.

En la primera reunión se creó un comité de impulso el cual tenía la responsabilidad de promover y convocar nuevas organizaciones y sectores al Encuentro y elaborar una propuesta metodológica para su desarrollo en la región. Es así como nació el documento "El ENP, un escenario urgente para la unidad", el cual ha servido de base para iniciar, o más bien para incitar los debates que nos permitiesen avanzar en el proceso y llegar a acuerdos sobre lo que llamamos "lo popular".

Y fue esa caracterización de "lo popular" la que nos convocó el 17 de abril, día en que nos encontramos nuevamente para trabajar 4 puntos que consideramos fundamentales para el desarrollo de este proceso

1. Caracterización de "lo popular" 2. Mesas temáticas 3. Cronograma de actividades 4. Propuestas para la continuidad

El primero de ellos (el único que se logró trabajar debido al poco tiempo y a las prioridades de las múltiples intervenciones de los asistentes) precisó la caracterización del espacio, dándole una definición, y más que eso, esclareciendo la categoría de eso que llamamos "popular". Este avance es el que nos ha permitido enriquecer el documento inicial. Sabemos que aún quedan debates pendientes y dudas por resolver pero igualmente sabemos que este es un proceso que apenas comenzamos.

JPEG - 7.7 KB

En esta reunión definimos continuar con las labores de promoción del ENP, avanzar bajo la dualidad de la teorización / movilización teniendo claros nuestros objetivos y razón de ser pero sin olvidarnos de las dolencias coyunturales de nuestro pueblo. Es por ello que en Mayo participamos activamente en la solidaridad con la lucha de los trabajadores de la USO. También nos sumamos a la Jornada del 18 de Mayo en contra de las negociaciones del TLC entre Colombia y EE UU, a través de una jornada político cultural.

El 18 de Mayo se inició el conflicto por el llamado "Peajito Social" en los municipios del Norte del Valle de Aburrá, principalmente en Copacabana. Allí también se hizo presente el ENP a través del Comité de Emergencia en Solidaridad con los Pueblos del Aburrá Norte que se conformó junto con otras organizaciones de la ciudad.

Nuestro último encuentro se realizó el pasado jueves 1° de julio, en esta jornada decidimos ampliar el equipo impulsor para darle mayor pluralidad y dinamismo al ENP y a las actividades que realicemos durante el segundo semestre. En esta reunión definimos algunas temáticas que son de gran importancia para el conglomerado social de la región como la problemática de servicios públicos, los atropellos a los derechos humanos por parte del Estado, la persecución a las organizaciones sociales, las detenciones masivas o "pescas milagrosas" y los conflictos laborales que actualmente existen en Antioquia. Igualmente nos planteamos temáticas de interés nacional e internacional como el TLC con los EEUU y las formas de resistencia al modelo económico y represivo del actual gobierno.

Esperamos la asistencia y participación de todas aquellas expresiones sociales, populares y comunitarias que aún no hacen parte del ENP en Antioquia, para construir juntos esta propuesta de esperanza, articulación, resistencia, unidad y lucha.