Marcha del jueves 30 de marzo de 2006. Hebe de Bonafini

Habla ANDRÉS THOMAS CONTERS, integrante del grupo “No violencia internacional” y de la Prensa Independiente “Democracia ya”.

“Es un gran honor estar aquí que históricamente han luchado por los derechos humanos, y es un honor estar al lado de ellas en esta tarde. Pero nosotros bien sabemos que han sido ellas, las que han estado a nuestro lado en todas estas décadas. Y eso es algo que conmemoramos y honramos al conmemorar los treinta años de la dictadura. Nosotros, y nosotras vinimos a Buenos Aires después de una larga lucha contra lo que nosotros vemos como símbolo del imperio que ha violado tantos derechos humanos, que es la que llamamos la Escuela de las Américas. El movimiento en contra de esta escuela de terror, escuela de asesinos, escuela de terrorismo, en esta lucha lo hemos empezado desde hace décadas en cierta forma, pero concretamente empezó en 1990, cuando el padre Roy Bourgeois, junto con unas treinta personas fueron enfrente de la base de Fort Benning, en Georgia en Estados Unidos, y empezaron una huelga de hambre. Desde ese entonces hemos venido creciendo. En noviembre pasado, siempre conmemorando la masacre de los jesuitas en El Salvador, llegamos a ser 19000 personas. Por eso celebramos que estamos creciendo siempre, siempre.

Y no solamente. En este momento hay compañeros y compañeras en la cárcel en Estados Unidos. El padre Roy –que manda su saludo y agradecimiento a las Madres y a Hebe en particular- ha pasado más de cuatro años en prisión por estar resistiendo las políticas de militarización de este imperio. Ahora hay una compañera de más de ochenta años, encarcelada en este momento, y nuestro corazón va hacia ella y sabemos que puede percibir la solidaridad desde aquí, en el cono sur.

En Buenos Aires, hemos podido hacer muchas cosas, pero sobre todo hemos podido conectarnos con la sociedad civil, lo que las Madres representan aquí de una manera tan buena. Hoy almorzamos con Adolfo Pérez Esquivel, estuvimos con él en Campo de Mayo, un lugar tan histórico para la represión. Estuvimos en la ESMA, en el Club Atlético, hemos ido a los sitios históricos de la represión para poder sentir un poco el dolor que han pasado y para siempre decir Nunca Más. (…)

Los compañeros Liza Sullivan, el padre Roy, y el compañero Carlos Mauricio, del Salvador fueron a Bolivia hace unos días, este mes. Y estuvieron con muchos oficiales, tuvieron mucha perseverancia, y por muchas mañanas fueron al Palacio Quemado solicitando audiencia con el presidente Evo Morales, ¡el único presidente indígena de América! El no sabía mucho de la Escuela de las Américas pero por la perseverancia de los compañeros, el último día el presidente se dio cuenta de su presencia y les dio audiencia. Y es tan emocionante escuchar el relato sobre como él escucho las palabras del padre Roy, al compartir que había estado cuatro años en la cárcel, el compartir como los oficiales de Bolivia han estado entrenados en esta escuela de terror, y han estado reprimiendo a su pueblo y el prometió una cosa, que iba a convocar a su gabinete de las fuerzas armadas para determinar una política muy especifica con la Escuela de las Américas. Y estamos muy pendientes de recibir una decisión del presidente indígena de Bolivia.

El año pasado estuvimos reunidos con el presidente Hugo Chávez, ¡un aplauso para la Revolución Bolivariana! Y unos días después vino la decisión de que Venezuela ya no va a mandar soldados ni militares a la Escuela de las Américas, y lo celebramos profundamente.

Eso inspiró la gira esta vez, y también fuimos a Uruguay donde Azucena Berruti la ministra de defensa nos prometió que no se han mandado soldados a la Escuela de las Américas, y no se va a mandar. ¡Un aplauso para el pueblo uruguayo!

Y para terminar, estuvimos aquí en la marcha del 24, y en los centros históricos de la represión, y estamos aquí hoy con las Madres. Y tenemos que agradecer profundamente porque Hebe y las Madres representan una esperanza tan fuerte y tienen acceso a la Casa Rosada. Tienen acceso a la ministra de defensa, al ministro del interior. Y por ese acceso que ellas tienen pudimos entrar por las entradas especiales, porque ellas tienen ese tipo de acceso. Pudimos reunirnos con Nilda Garré, y ella nos dijo ‘no solamente no mandaremos militares a la Escuela de las Américas, sino que es ilegal mandarlos’, porque en este instituto nefasto hacen capacitación en áreas de seguridad interna que tienen que ver con narcotráfico y con “terrorismo”, y los soldados argentinos no tienen que estar metidos en esas cosas. Solamente sabemos que hay un soldado en la Escuela de las Américas y cuando termine ya no se van a mandar soldados. ¡Un aplauso para la ministra, que ha dado su palabra!

Con la presencia de Hebe, también preguntamos por la policía. Y ahí Nilda Garré dijo que a ella no le pertenece, sino al ministerio del interior. Entonces levantó el teléfono en nuestra presencia y dice ‘cuándo se van ustedes’, en dos días, ‘entonces la reunión con el ministro tiene que ser mañana’. Y anteayer tuvimos una audiencia con el ministro Aníbal Fernández, y Hebe nos acompañó. Y al recibir nuestra petición de no mandar a nadie a la Escuela de las Américas, levantó tres teléfonos –tenía dos celulares en sus orejas- y empezó a llamar a gendarmería, prefectura, y a la policía federal, y las tres agencias de policía le dijeron que no han mandado policía a la Escuela de la Américas. Y el ministro dijo que él va a escribir una declaración que diga que cualquier invitación tiene que contar con su autorización, y él va a considerar si se otorga o no.

Ya no se va a permitir que las que el pentágono invite a las personas con nombre y con apellido, de policías y militares. El pentágono quiere una relación con los soldados, una relación directa con la policía. Y el ministro del interior ya no lo va a permitir. Y lo celebramos compañeros. Pero también tenemos que estar muy pendientes, porque aunque pasen por su escritorio, él todavía puede aceptar alguna invitación para mandar policías a la Escuela de las Américas, o también a lo que se llama ILEA (International Law Enforcement Academy), Academia Internacional por el Cumplimiento de la Ley. Y está establecida en Budapest, en Europa, en Bangkok, en Asia, en Botswana, en África, e intentaron por muchos años establecer una en América latina, pero por la historia de la Escuela de las Américas los pueblos resistieron, eso. Pero el año pasado lograron establecer este instituto en El Salvador, y esta ILEA es una “escuela de las américas” para policías, y nosotros le pedimos al ministro no mandar policías allí.

Porque bien sabemos que el imperialismo del norte sigue interviniendo en los asuntos internos de los países de América latina, y eso es lo que el pueblo argentino tiene que tener muy vigente, no permitir que las violaciones de derechos humanos que ustedes conocen, y que las Madres han sufrido en carne propia vuelvan a pasar. Tenemos que decir Nunca más con nuestras palabras, y Nunca más con nuestras acciones.

HEBE DE BONAFINI

Ustedes verán que no mentimos cuando decimos que cada jueves es diferente, que cada jueves tiene algo distinto, tiene algo que calienta esta Plaza. Claro para qué van a mandar a la policía allá si ya con lo que saben alcanza y sobra. No tienen necesidad de mandarlos, estos ya aprendieron todo. Así que seguro que no los van a mandar. Esta mañana tuve la suerte de estar en la botadura de un barco del Astillero Río Santiago donde están entrando dos mil quinientos trabajadores nuevos. Yo no participé de la ofrenda floral porque las Madres decimos que no ponemos flores, porque no están muertos. Y yo dije que ‘las mejores flores para nuestros hijos es que sean reincorporados todos los trabajadores que quedaron cesantes en la época de la dictadura’.

Y después me quiso saludar el gobernador Felipe Solá, lo cuento porque ya lo sabe todo el mundo, me dijo ‘la quiero saludar’ y yo le digo ‘no’. ‘¿Por qué?’ me dijo. Porque usted tiene una deuda muy grande conmigo porque usted fue el que permitió o indicó que torturaran a mi hija en mi casa hace cinco años por una denuncia que yo hice contra ustedes. ‘Ah, no, pero yo era vicegobernador’ ‘. Ah, no, usted es el responsable. Usted mandó la denuncia a la oficina de Autores Ignorados, y la dejó a mi hija en una oficina donde había tres que la verdugueaban diciéndole que había que matarme a mí y a ella. Y usted no dijo una palabra. Así que ahora, hasta que no me de respuesta de lo que pasó, no le voy a dar la mano, no le voy a permitir que me salude. Adelante de toda la gente que estaba en ese lugar.

Y no terminó ahí la cuestión. Después que estábamos tomando algo, vino el Almirante Jorge Godoy a saludarme, también le dije que no. No le voy a dar la mano, no lo voy a saludar. Usted tiene una deuda muy grande con las Madres. Usted hizo una autocrítica falsa e hipócrita, delante de la gente también. Y le voy a decir más, tiene una deuda enorme con las Madres porque usted nos tiene que decir quiénes fueron los que autorizaron o los que idearon secuestrar, torturar, asesinar y tirar vivas al río a las tres mejores Madres que dio este país. Si Usted me quiera dar alguna vez la mano, tiene que señalar quiénes son esos tipos, y Usted lo sabe muy bien. ‘Y es difícil’, me dijo. Usted vaya por los mandos para atrás y los va a encontrar. No quiero que Usted los condene, ya los vamos a condenar las Madres.

Así que hoy fue un día especial de reivindicación, y estoy muy contenta de haber ido y de haberle dicho en la cara lo que las Madres sentimos. El dijo, ‘yo igual la quiero y la respeto’, muy bien, será la cadena de mandos… mandaré más que él.