José Luis Ferreyra, director de la radio, cuenta que ese medio está pensado para la gente que "trabajan en el campo", imagina un oyente perdido en la inmensidad de la Pampa Húmeda bonaerense. No pretende competir con nadie, simplemente trata de canalizar su vocación y brindar un espacio a quienes no tienen llegada a los grandes medios de comunicación.

- Con la radio comenzamos hace 11 años con OK FM, en el partido de Luján, y después comenzamos hace cosa de dos años con el proyecto radio Olivera AM

- ¿Por qué decidió comenzar con este proyecto a contramano de quienes suponen que algo más seguro como un negocio puede ser más productivo?

- Desde chico me gustaba la radio. Cuando vivía en el campo recuerdo que debajo de un árbol jugaba siempre con una vieja radio con parlantes. Relataba fútbol, imitaba a José María Muñoz. No tenía muchas certezas, sólo sabía que quería hacer radio. Con el tiempo me di el gusto. Comencé trabajando en algunas emisoras zonales, luego relaté la campaña de Ituzaingó en AM "Nuevo País". Recién en el 95’ tuve la oportunidad de tener mi propio medio.

- ¿A qué público apunta la radio?

- Lo que veo es que como AM, la única de General Rodríguez, apuntamos mucho a la gente que vive en el campo. A todos aquellos que están en las afueras, y, en lugares más urbanos, a los que vienen del interior del país, a aquellos que no están corriendo al ritmo de los grandes medios de comunicación.

- ¿El proyecto tiene su correlato en lo publicitario?

- En general la publicidad funciona bien. Pero hay épocas de vacas flacas en las que tenemos que sostenerlo con recursos que no salen de la radio. Mientras pueda mantenerla lo voy a hacer. Estamos en el aire, en parte por gusto, y en parte porque cumplimos un rol social, que considero importante. Es que en esta zona, aquellos que quieren hablar, lo hacen a través de este tipo de medio de expresión. Nosotros ofrecemos este espacio para hacerlo.

- Déme un ejemplo de programa alternativo que haya pasado por la radio.

- Hay un programa que armaron los chicos de una escuela a partir de la iniciativa de una docente. Ellos tienen visiones distintas a las de los adultos. Nosotros ofrecemos el espacio y las experiencias son hermosas. En el caso de los chicos es lindo, porque ellos salen con frases e ideas que uno ni se imagina.

- ¿Qué espera de la radio a futuro?

- Nosotros esperamos que más gente se identifique con nosotros. Para empezar estamos bien, tenemos un lugar, nos ganamos un espacio. Queremos crecer, mejorar la programación, tener mayor alcance y mejores elementos técnicos. Pero tenemos una contra, porque la Ley de Radiodifusión actual no nos habilita a funcionar como medio de comunicación.

Queremos igualdad de posibilidades para funcionar como medio alternativo, tenemos el mismo derecho ante la Ley, no puede ser que, por un lado, entreguen licencias a diestra y siniestra, y luego digan que nosotros no tenemos derecho a comunicar. Creo que debería haber igualdad de oportunidades, los dueños de los grandes multimedios son ciudadanos como nosotros, no debería haber diferencias en ese aspecto.

- ¿Cómo piensa la programación de la radio?

- Nosotros tenemos producciones propias y luego, de acuerdo a nuestro criterio, trabajamos con producciones independientes que mantengan el estilo de la radio. Pensamos que nuestros oyentes trabajan en el campo, trabajan la tierra, o hacen labores relacionadas con ello. El tango y el folklore no faltan. Recibimos información institucional, y es importante el trabajo que hacen los medios alternativos. Agencias o medios zonales con los que hacemos producciones periodísticas, que creo que son originales.

- ¿Qué opina de la posibilidad de que los municipios consideren de interés comunal a los medios alternativos?

- Me parece bien en tanto nos sirva para seguir emitiendo. Yo creo que en algún momento se van a dar cuenta de que somos necesarios y van a abrir las frecuencias, porque además sostengo que, con la tecnología que hoy tiene a disposición, es posible. Falta voluntad, quizá que nos declaren de interés comunal sea un paso en ese sentido.