JPEG - 3 KB

Primera parte

El año 2007 será Año de China en Rusia

Hace diez años un amigo mío me trajo regalo de Estados Unidos: un nuevo libro de Tom Clancy.

El escritor norteamericano muy popular en EE UU por haber vaticinado, en uno de sus libros, los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, esta vez describe en su obra la "futura" guerra de EE UU contra China. Su trama es muy sencilla narrando la transformación del conflicto en la zona de las islas Spratley, donde en el curso de la Tercera Guerra Mundial un submarino chino torpedea el portaaviones atómico norteamericano "Nimitz".

Dejemos a los aficionados a las fantasías ese fruto de la imaginación exaltada del escritor que se hizo célebre pronosticando apocalipsis.

China es locomotora de la economía internacional siendo su mercado el más codiciado por las mayores compañías del orbe. En muchos aspectos es el negocio que determina el porvenir y el destino del mundo.

En 2001 en Moscú se reunió el Comité Olímpico Internacional para determinar al anfitrión de los Juegos Olímpicos veraniegos-2008. La lista de pretendientes era bastante larga: París, Pekín, Osaka, Toronto y Estambul. En vísperas de la votación el COI recibió la carta abierta firmada por los jefes de las firmas "Mitsubishi", Sony", "Toshiba", "Boeing", "Lockheed", "Coca-Cola", "Motorola", "Nokia", "Erickson", "MacDonald´s", "Codak" y otras muchas compañías en apoyo de la candidatura de Pekín. Cada una de esas compañías recoge anualmente cosecha multimillonaria de beneficios y si Pekín sea elegido sede de la Olimpiada, las sumas se expresarán en cifras astronómicas. Este factor decidió el desenlace de la votación: Pekín salió victorioso.

En la economía mundial dos últimos decenios transcurrieron bajo el signo de boom económico en China. El país registra un ritmo sin precedentes de desarrollo de todos los sectores de la economía.

En 2002 China, por primera vez, comenzó a liderar por el volumen de inversiones extranjeras habiéndose adelantado a EE UU, que en total ¡sobrepasó $52,7 mil millones! A título de comparación: el mismo año Rusia logró atraer solamente $2,5 mil millones. ¡El solo Shanghai recibió más inversiones que Rusia!

Anualmente, a lo largo de los últimos dos decenios el crecimiento económico de China se mantiene a nivel del 9,4%, mientras que el año pasado el PIB de la RPCh arrojó un aumento del 9,9%. Entre 1978-2004 el PIB aumentó del $147,3 a 1649,4 mil millones. En 2005 el PIB de China sobrepaso $1,85 billones. Hacia 2020, por el PIB, China alcanzará y dejará atrás al líder actual: EE UU. China proyecta aumentar su PIB hasta $4000 mil millones, lo que corresponderá a unos 3000 dólares per capita.

Hace varios años Vladimir Putin planteó ante el Gobierno la tarea de duplicar el PIB hacia 2010. En China esa tarea se cumple con buen éxito una vez cada tres años...

Así la dirección del Partido Comunista de China hace realidad la célebre consigna de la URSS: ¡Alcanzar y sobrepasar a EE UU!" Es poco probable que en el lejano 1954 Nikita Jruschov pudiera vaticinar los actuales progresos de la RPCh, instruyendo con tono aleccionador a la dirección china "sobre la manera de hacer más feliz la vida del pueblo".

Tenía razón Arkadi Volski al escribir que "si hace 10-15 años comenzáramos a imitar la experiencia china, hoy habríamos conseguido florecimiento y no vegetación. Pero en lugar de enviar a Gaidar y Burbulis a China para estudiar sus experiencias, Yeltsin invitó a consejeros taimados norteamericanos".

En dos decenios, gracias a las nuevas orientaciones de la política esbozadas por el distinguido reformador Deng Xiaoping, China se convirtió en el centro de actividad de las importantísimas corporaciones del mundo.

Las compañías "Microsoft", "Mitsubisi" e "IBM" prefieren invertir recursos en los servidores de tráfico de altas tecnologías de China. Las inversiones hechas por la compañía "Microsoft" de Bill Gates en la creación del programa informático en 2004 le proporcionaron más de 2,3 mil millones de dólares por concepto de beneficios. ¡Hoy en la RPCh existen más de 120 servidores de tráfico de Internet de ese tipo!

Ya en 2004 China se clasificó en el segundo lugar del mundo, después de EE UU, por el número de usuarios de Internet: 79,5 millones de personas, pero el año 2005 esa cifra alcanzó 150 millones de chinos, es decir, ¡casi se duplicó durante un solo año! En 2001, por el número de propietarios de teléfonos móviles China figuró en el segundo lugar después de EE UU. Pues ahora, por este índice, China se adelanta a EEUU.

Desde hace mucho en China se montan automóviles "Audi", "Volkswagen" (a propósito, en la fábrica de automóviles de Changchun, construida por técnicos soviéticos, que antes se especializaba en producir nuestros ZIL) e incluso limusinas de lujo "Rolls-Roice" destinadas a las élites (píldora amarga para quienes ironizan respecto a la calidad de la producción china). En la RPCh trabajan activamente "Mitsubishi", "Siemens", Toshiba", LG, "General Electric", "Bridgestone" y otras muchas compañías. En Shenyang se construyen, en base a licencia, los mejores aviones de caza de fama mundial "SU-27SK" del consorcio "Sukhoi".

De tal modo, se observa la tendencia de trasladar los potenciales de producción del mundo a China que se convierte en el mayor productor de maquinaria industrial, en la llamada "fábrica universal". Si el XIX se denominaba siglo de la Gran Bretaña y el XX, siglo de las dos superpotencias mundiales: la URSS y EE UU, pues el siglo XXI transcurrirá bajo el signo de triunfo de China.

La economía china en impetuoso desarrollo necesita energía eléctrica. En 2003 China se clasificó en el segundo lugar del mundo, después de

EE UU, por el consumo de petróleo habiéndose adelantado al Japón.

China ha avanzado mucho en el sistema internacional de educación. Según el ranking de "The Financial Times", cuatro de los veinte mejores programas mundiales de formación de magistros MBA (Masters of Business Administration) pertenecen a la RPCh (ningún programa ruso MBA figura en ese ranking).

En el mundo crece el número de deseosos de aprender el chino. Actualmente en el extranjero unos 40 millones de personas tratan de aprender chino. ¡En Alemania el chino figura en el currículo escolar! En EE UU el chino se enseña en 800 de los 3000 centros de altos estudios! Rusia va a la zaga de EE UU y Europa por la envergadura de su aprendizaje.

Los éxitos de China repercuten en el nivel de vida del pueblo. Desde hace varios años los chinos viajan más que nadie por la geografía mundial dejando atrás a los japoneses.

En el orbe crece el interés por el Imperio Celeste. Desde hace dos años China figura entre los cinco países más visitados por turistas extranjeros. China se convirtió en una meca turística tan importante como Francia e Italia.

Estos progresos atestiguan la preocupación de los grandes reformadores y la administración de China por el país y el pueblo. Mientras nuestros seudo-reformadores caseros se limitaron a inculcar al pueblo palabras tan abominables como "martes negro", "secuestro", "default", los reformadores chinos conducían el país a paso firme hacia nuevas cimas.

En 2003 la RPCh llegó a ser la tercera después de la URSS y EE UU en incorporarse al club de Grandes Potencias Espaciales habiendo lanzado a Yang Liwei al espacio extraterrestre. El año pasado se realizó el primer vuelo conjunto de dos cosmonautas chinos. China planea construir su propia estación orbital y más allá de 2020 ¡realizar el vuelo de cosmonautas a la Luna!

A Rusia el repliegue de EE UU al segundo lugar en la política mundial y el ascenso de la RPCh, le brinda excelente posibilidad de fortalecer sus posiciones a escala mundial.

Las relaciones de Rusia con sus partenaires occidentales abundan en divergencias sobre importantísimos problemas de la política internacional. Pero con Pekín se observa la plena coincidencia de opiniones respecto a los problemas claves de la situación internacional. Es alto el nivel de contactos políticos que unen a los dirigentes de los dos países. El año pasado fue resuelto definitivamente el problema de las fronteras. Nuestros Estados declaran inadmisible un modelo de desarrollo social impuesto desde fuera.

En 2005, por primera vez en la historia de nuestros países, se llevaron a cabo los ejercicios militares conjuntos, lo que, en considerable medida, reforzó la confianza entre nuestras dos naciones y tuvo consecuencias positivas para la seguridad y estabilidad del área Asia-Pacífico.

La afinidad de posturas viene a fortalecer la confianza recíproca. Han pasado para no volver los tiempos, cuando China confería el papel de maestro a la Unión Soviética. China desaprueba los resultados de la perestroika y la privatización y rechaza tales reformas. No hemos logrado conservar nuestros progresos, mientras que la administración china, al hacer suya la mejor experiencia atesorada por la URSS, avanza a paso firme. Hoy le toca a nuestro país aprender de China.

Actualmente, crece el volumen de nuestro comercio con China que en 2004 totalizó $21,3 mil millones, es decir, el 34,7% más que en 2003; y en 2005, $29,2 mil millones, siendo de notar que en 2004 todo el giro de mercancías de China se evaluó en $1billón 154,74 mil millones. Se espera que pronto China se convierta en el tercero o incluso segundo consocio comercial de Rusia. Hacia 2010 se planea aumentar el comercio mutuo hasta $60-80 mil millones.

Segunda parte

CHINA: LOCOMOTORA DE LA ECONOMÍA MUNDIAL Y PARTENAIRE DE RUSIA

Hacia 2020 las inversiones chinas en la economía de Rusia habrán de conseguir $12 mil millones.

La cooperación en el sector del Complejo Energético de Combustible es uno de los renglones más importantes. En 2006 los suministros de petróleo ruso a China por ferrocarril alcanzaron 15 millones de toneladas (10 millones de toneladas en 2005).

Rusia, como Patria de Yuri Gagarin, puede mantener exitosa cooperación con China en materia de la exploración del espacio extraterrestre con fines civiles. El programa espacial chino incluye muchos experimentos únicos, en los que podrá ser utilizada la experiencia soviética atesorada en la exploración del espacio extraterrestre. Durante la visita del primer cosmonauta chino a Moscú surgió la idea de realizar vuelos espaciales ruso-chinos.

Lamentablemente, también existen problemas. Rusia como socio comercial de China figura solamente en el décimo lugar después de Singapur, Malasia y Países Bajos. Los principales partenaires comerciales de la RPCh son EE UU y el Japón.

Crecen impetuosamente los suministros de materias primas y decrece la parte que corresponde a la maquinaria. Pero esto no significa que Rusia sea apéndice de materias primas de la RPCh incapaz de fabricar producción de alta tecnología. Muchos países con alto nivel de vida y la base industrial desarrollada, suministran también materias primas a la RPCh. Por ejemplo, Australia vende materias primas a China y busca controlar ese mercado.

Hemos de aprender de los chinos a llevar negocios. Ya pasaron para no volver los tiempos en que era posible concluir un contrato ventajoso previo acuerdo intergubernamental. La competencia es un fenómeno lógico de las relaciones comerciales entre los países.

¡China se propone construir treinta grandes centrales electronucleares! Esos contratos se valoran en miles de millones de dólares. Sin embargo, de esas treinta centrales atómicas, Rusia construye una sola, la de Tianwan.

Pekín podrá ofrecernos la construcción del tercero y cuarto grupos generadores. Pero nuestros "atomistas" no estarían preparados para aceptarlo, ya que construyen cinco grupos generadores en diversos países y podrían comenzar a cumplir el encargo chino solamente después de concluidas las obras en los mismos. Pero la economía china necesita energía ya ahora. Además, fuentes del Gobierno consideran que es baja la parte de la producción de alta tecnología en nuestro intercambio de mercancías.

Fue concluido el contrato sobre el suministro de cinco aviones TU-204-120. Tres de ellos ya están construidos, hay problemas con los demás. Al mismo tiempo, nuestros especialistas muestran asombro con motivo de que "Air China" adquirió un apreciable lote de "Boeing" de fuselaje ancho pagando miles de millones de dólares en lugar de comprar nuestros IL o TU.

No hace mucho se disputaron el derecho de recibir contrato sobre la construcción del ferrocarril de alta velocidad en el tramo Pekín-Shaghai tres principales países del mundo: el Japón, Francia y Alemania que poseen la mayor experiencia en ese sector.

¿Están dispuestos nuestros empresarios a competir en el mercado chino con los reconocidos líderes mundiales?

Por ahora Rusia mantiene cooperación exitosa con China en materia de técnica militar suministrándole buques, submarinos, aviones, sistemas de defensa antiaérea. Pero el pasado año la UE ya examinó la posibilidad de levantar embargo sobre los suministros de armas a la RPCh impuesto por Occidente en 1989. Con el fin de impedirlo, a Europa salió de prisa la Secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, que ha logrado aún frenarlo. Pero, es probable que al cabo de unos dos años, la jefatura del Ejército de Liberación Popular de China tenga la posibilidad de adquirir material bélico moderno a los importantísimos fabricantes de armas de Alemania, Francia, la Gran Bretaña, Italia y Suecia. ¿Podrá la "Rosoboronexport" salir airosa de la lucha competitiva con ellos?

Actualmente, son muchos los que no quieren que Rusia y China sean Estados fuertes. Algunos círculos políticos del extranjero aspiran a meter cizaña entre nuestros pueblos. Diversas fundaciones no gubernamentales intentan macerar la opinión pública de Rusia divulgando ánimos antichinos, pretenden inculcar en la mente de nuestros compatriotas cierta "amenaza" proveniente de China. A lo largo de todas las fronteras de Rusia se están creando bases militares de la OTAN, mientras que Occidente emprende torpes intentos de asustarnos con la mítica "amenaza" china afirmando que en esas bases montan servicio operacional no los bombarderos y portamisiles norteamericanos, sino los chinos.

En efecto, el mundo es muy cruel. Tras las sonrisas de los partenaires occidentales se observa la actitud real hacia aquello que sucede en torno nuestro. Occidente concede asilo a los cabecillas de bandas y patrocinadores del terrorismo; sus nombres se adjudican a las avenidas. Si el Kremlin muestra independencia, será presentada como intento de desestabilizar la situación en la región de cardinal importancia ya a escala del país.

Quisiera concluir el artículo recordando lo dicho por el diplomático soviético, Nikolai Fedorenko, conocido sinólogo e intérprete personal de José Stalin y Nikita Jruschov, quien traducía sus conversaciones con Mao Zedong. En 1999 fui el último periodista en entrevistarlo...

"El mundo actual sería más estable, si no existan conflictos en las relaciones soviético-chinas en los años 60, a lo que contribuyó la miopía de Jruschov. La amistad con el pueblo de China corresponde por completo a los intereses de nuestro país. Una China fuerte y floreciente sería sinónimo de una Rusia fuerte y floreciente. Un viejo refrán chino reza: "¡Antes de techar tu casa, trabe amistad con tu vecino!". La situación cuando predomina una fuerza, en el contexto del llamado mundo monopolar, es peligrosa en extremo. El más fuerte siempre tendrá la tentación de implementar su política al margen de la comunidad mundial. Actualmente, Rusia tiene pocos aliados. Hemos de estructurar relaciones con nuestro Gran Vecino del Este. Es muy importante no perder el chance que nos brinda la suerte de estructurar nuestras relaciones con China por siglos."

Los resultados de la visita realizada por el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, a China en marzo del corriente, durante la cual fueron firmados unos 30 acuerdos, infunden esperanzas en que tales planes se harán realidad.

El "Gazprom" y CNPC firmaron un memorando sobre los suministros de gas a China con el tendido de dos gasoductos: Oriental y Occidental, por los que en 2011 China comenzará a recibir a razón de 80 mil millones de metros cúbicos de gas al año. El gasoducto costará $10 mil millones.

La compañía "Transneft" suscribió con CNPC un protocolo sobre la construcción de un ramal que unirá el oleoducto Oriental de Skovorodino con Datsin capaz de suministrar a razón de 30 millones de toneladas de crudo al año.

El Sistema Energético Unificado de Rusia (RAO EES de Rusia, sigla rusa) y la Corporación de Red Eléctrica China acordaron elaborar la argumentación tecno-económica del proyecto que permita suministrar hasta 60 mil millones de kvt/hora de energía eléctrica anuales de Rusia a China.

Además, el 2006 fue anunciado Año de Rusia en China. En total, durante el año se han realizado 260 actividades. Hecho sin precedentes en la historia de los dos países. China no ha anunciado nunca año de EE UU ni año del Japón. El jefe de la RPCh, Hu Jintao, recalcó que el Año de Rusia es la fiesta para China. Recordó que "los mejores hijos de Rusia dieron la vida ayudando a China a reducir la agresión". Hu Jintao citó lo dicho por León Tolstoy: "Los amigos son el mejor patrimonio".

Y el 2007 será Año de China en Rusia, testimonio de las relaciones amistosas que unen a los dos auténticos socios estratégicos.

"Actualmente, nuestras relaciones se basan en los principios de buena vecindad y sirven a elevar el papel que Rusia y China desempeñan en el mundo", declaró Vladímir Putin.

Estas relaciones establecidas entre Moscú y Pekín crean un polo influyente en la política mundial, lo que repercutirá positivamente en el porvenir del mundo y la democracia no sólo en la región Asia-Pacífico, sino a escala planetaria.

Fuente: Ria Novosti, 06/ 01/ 2007.