JPEG - 8.7 KB

Estas cifras se desprenden de estimaciones preliminares del Banco Central de Venezuela (BCV), divulgadas en un boletín de prensa del ente emisor.

El BCV destaca que el dinamismo mostrado por la actividad económica en el primer trimestre de 2007 que continuó siendo estimulada por el aumento de la inversión y el consumo incentivados por el mayor acceso al crédito, por el nivel del gasto público asociado a la extensión de los programas sociales del Gobierno y la inversión en infraestructura pública, así como por el mayor ingreso real de los hogares.

El sector privado, cuyo nivel de actividad se expandió en 10,3%, fue el sector que más aportó al crecimiento del PIB mientras que el sector público creció en 1,7%, indica el Banco Central de Venezuela.

El auge de la actividad no petrolera, que creció en 10,6%, contribuyó de forma significativa al crecimiento favorable de la actividad económica en el primer trimestre en tanto que el valor agregado bruto (VAB) de la actividad petrolera disminuyó en -5,6%.

’La caída reportada en la actividad petrolera en el primer trimestre con respecto a similar período del año anterior se debe, principalmente, a la entrada en vigencia del recorte petrolero acordado en el seno de la Opep, del cual le correspondió a Venezuela 138 mil barriles diarios’, resalta el BCV.

Esa medida tuvo un impacto en los resultados del valor agregado de la actividad petrolera privada al reflejar una disminución de 24,3%, mientras que el sector público mostró una ligera contracción de 0,7%.

El mencionado crecimiento de 10,6% observado en la actividad no petrolera obedece al desempeño favorable que evidenciaron la industria manufacturera (7,8%), el comercio (20,8%), los servicios de transporte (16,4%) y las comunicaciones (18,3%).

También mostraron resultados favorables los sectores impulsores cuyo crecimiento impacta la demanda del resto de las actividades económicas como la construcción (26,5%) y los intermediarios financieros (26,2%).

El instituto emisor señala que el resultado es estimulado por la mayor demanda agregada interna favorecida por la tendencia sostenida de monetización de la economía, la recuperación en el ingreso familiar de los hogares producto del mayor empleo, la recuperación del poder adquisitivo del salario y la expansión en los programas sociales del Gobierno.

La industria manufacturera privada creció en 8,0%, con lo que mantuvo el ritmo expansivo iniciado a finales de 2003 con aumentos significativos en el valor agregado de la mayoría de las ramas.

Asimismo, la actividad en el sector construcción registró un incremento de 26,5% en el trimestre impulsado por el aumento de las obras residenciales y no residenciales demandadas por el sector privado (34,6%) y por el sector público (17,5%).

Con este comportamiento se mantiene la tendencia favorable iniciada a comienzos de 2004 que ha impactado positivamente el nivel de ocupación de la economía.

Entretanto, los servicios del Gobierno continuaron mostrando una tendencia al crecimiento (3,5%) atribuida esencialmente a una mayor prestación de servicios de salud (2,0%), enseñanza (5,9%) y administración pública y defensa (1,6%).

Este resultado se sustenta en el incremento de los ingresos fiscales derivado de la mayor eficiencia en la recaudación, así como por los ingresos provenientes de la actividad petrolera que permiten el financiamiento de políticas públicas destinadas a los programas sociales, en respuesta a las necesidades de la población.

Fuentes: Venezolana de Televisión / ABN / Aporrea.org, 15 de mayo de 2007.