En los últimos 30 años, los gobiernos de turno, parte de la partidocracia, invirtieron en negocios que solo enriquecieron a pocos, haciendo de lado a los sectores estratégicos como la educación. Fruto de esa desatención, paulatinamente se han deteriorado las instituciones educativas y, en algunos lugares, la educación pública. En la actualidad, 5 mil establecimientos educativos se encuentran cerrados, a esta realidad se han sumado las paralizaciones del gremio de los maestros, por la falta de pago o por el maltrato salarial que han recibido.

El sistema educativo muestra cifras alarmantes: más de 6 mil maestros laboran en las escuelas unidocentes; 23 mil maestros trabajan bajo contrato; el 75% de escuelas posee una infraestructura deficiente; 2 de cada 10 niños no estudian lo básico; 1 de cada 3 niños no llega a completar la educación primaria; 9 cada 10 niños no estudian la secundaria en el sector rural; 2 de cada 10 escuelas no tienen electricidad; 4 de cada 10 no tienen teléfono; uno de cada dos niños pertenece a familias extremadamente pobres; el 47% de niños no estudian por falta de recursos económicos; 750 mil alumnos, entre niños y jóvenes, no ingresaron en el sistema educativo; existen niños y jóvenes que trabajan en las floricultoras, en las mineras y son sirvientes de los poderosos; todas estas falencias son heredadas de los gobiernos anteriores.

Se conoce que desde 1999 al 2005 se invirtió en infraestructura escolar 53 millones de dólares; en el 2004, en el gobierno de Lucio Gutiérrez, según datos extraoficiales, se gastó cerca de 20 millones en el Concurso Miss Universo que se realizó en Ecuador durante un mes, y a la educación no se le entregó ni siquiera el 2% del Producto Interno Bruto, en ese año.

En estos dos últimos años, en el gobierno del Eco. Rafael Correa, las conquistas en el sector educativo han sido evidentes. Según Francisco Rojas, presidente encargado de la Unión Nacional de Educadores, UNE, “la lucha ha sido la misma, las movilizaciones y los diálogos se han realizado para exigir el cumplimiento de los derechos de los maestros y las mejoras en el sector, la diferencia es que este Gobierno sí escucha los distintos planteamientos, como son la creación de 12 mil partidas presupuestarias para los nuevos maestros, anhelo y lucha de años del gremio; a este respecto, se está presionando para que se asigne un porcentaje de estas partidas para la reapertura de las 5000 instituciones educativas cerradas; se logró también un incremento anual de 25 dólares al sueldo básico de los maestros, así como un incremento de 80 a 120 días del desayuno escolar para los niños”.

Del 2006 al 2008, más de 200 millones de dólares ha invertido este gobierno en educación; las mejoras en infraestructura son una realidad: cerca de 4000 instituciones educativas han sido readecuadas; además se entregaron libros y uniformes gratuitos en escuelas y colegios del sector rural, en los planes pilotos.

Al respecto, la UNE se ha preocupado por la capacitación de los maestros en asignaturas como Matemáticas, Física y otras materias que tienen un mayor grado de dificultad para los alumnos; además, cerca de 8000 maestros en Quito y Guayaquil han recibido capacitación informática.

“De la participación activa de los maestros en este proceso constituyente, la sociedad se enteró a través de la movilización de la UNE a Montecristi, con delegaciones de todo el país: más de 4000 maestros, representados por Jorge Escala y otros asambleístas, hicieron conocer al pleno de la Asamblea Constituyente cuatro proyectos importantes, como son la “Educación con participación social”, “Educación para la emancipación”, “Resoluciones del II Congreso de Educación pública y las reformas al IESS”, y “ El 6 % del PIB para la educación”, planteamientos que pueden resolver los problemas más graves que se heredaron de la partidocracia”, manifestó Francisco Rojas.

La política en la educación pública

“El Ministro de Educación, Raúl Vallejo, ha manifestado que la UNE trata de introducir la política en la educación, tema que ha sido debatido a nivel nacional entre los maestros -dijo Rojas-, porque la organización gremial reclama por el cumplimiento de los derechos de los niños, reclama porque no llegan los recursos para la contratación de los maestros que faltan en las instituciones. La UNE actualmente se encuentra debatiendo el proyecto de Constitución Política, porque todo ecuatoriano debe conocer la Constitución, y analizar la herencia de la partidocracia, la izquierda democrática, sociedad patriótica, social cristianismo, etc., y comparar con el escenario actual”.

“Sin embargo, el año lectivo se inició tranquilamente por la atención que entrega el Gobierno a la educación, gracias a la presión, los diálogos y las movilizaciones de la UNE y sus maestros: entre otros derechos, se logró que se reconozca el bono de frontera, el reconocimiento al título de cuarto nivel, se reconocieron, además, las categorías superiores a la décima, lo que muestra un escenario distinto; el bono de vivienda también se hizo efectivo, en conjunto con el Fondo de Cesantía del Magisterio (se dio prioridad a los maestros que no tienen vivienda y reciben los 3600 dólares del bono).