JPEG - 47.5 KB

Sentimos preocupación ante la situación en el Mar de la China Meridional, situación susceptible de ‎engendrar inseguridad e inestabilidad en la región. ‎

Llamamos a todos los Estados con costas en el Mar de la China Meridional a adoptar medidas ‎capaces de reducir las tensiones y de contribuir a promover la paz, la seguridad, la estabilidad y la ‎seguridad en la región, principalmente en lo que concierne a los Estados con costas en sus aguas ‎así como la libertad y el derecho de navegación y de sobrevuelo en el Mar de la China Meridional. ‎

Como Estados firmantes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, ‎Alemania, Francia y el Reino Unido subrayan su apego a la aplicación universal de la Convención, ‎que define el marco jurídico global en el que deben ejercerse todas las actividades en océanos y ‎mares, incluyendo el Mar de la China Meridional, y que sirve de base a la cooperación nacional, ‎regional y mundial en el plano marítimo. Recuerdan en ese sentido la sentencia arbitral dada ‎a conocer el 12 de julio de 2016 en virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre el ‎Derecho del Mar. ‎

Por otra parte, Alemania, Francia y el Reino Unido se felicitan por las negociaciones que ‎se desarrollan entre los Estados miembros de la ASEAN y China con vista a llegar en el Mar de la ‎China Meridional a un código de conducta basado en reglas, abierto a la cooperación, eficaz y ‎conforme a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y estimulan a ‎las partes a avanzar hacia una rápida conclusión. ‎

Sobre el mismo tema, ver «¿Los chinos son expansionistas?», Red Voltaire, 14 de julio de 2016.