JPEG - 46.8 KB

Los gobiernos de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Estados Unidos saludan el acuerdo ‎alcanzado por el Foro de Diálogo Político Libio sobre un poder ejecutivo unificado temporal libio ‎encargado de conducir el país hacia la organización de elecciones nacionales para el 24 de ‎diciembre de 2021. ‎

El cumplimiento de esta etapa fundamental hacia una solución política negociada e inclusiva es ‎fruto de un proceso definido y conducido por los libios, de la mediación de las Naciones Unidas y ‎del apoyo del pueblo libio. Saludamos en ese sentido la movilización extraordinaria de la misión de ‎apoyo de las Naciones Unidas en Libia y de la señora Stephanie Williams, representante especial ‎interina del secretario general de las Naciones Unidas. Nos regocija poder aportar nuestro pleno ‎respaldo al señor Jan Kubis, enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas. ‎

Llamamos al conjunto de las autoridades y actores libios en el terreno a garantizar un traspaso ‎fluido y constructivo de las competencias y de las misiones al nuevo poder ejecutivo unificado. ‎

Desde la conferencia de Berlín, Libia ha avanzado considerablemente hacia el establecimiento de ‎una paz y de una estabilidad duraderas, principalmente mediante la reanudación de la producción ‎de energía, la conclusión del acuerdo de alto al fuego del 23 de octubre de 2020, observado en ‎todo el país, la adopción de la hoja de ruta sobre la organización de elecciones nacionales para ‎diciembre de 2021 y, ahora, la formación de un poder ejecutivo transitorio unificado. ‎

Un largo camino queda por recorrer. El poder ejecutivo unificado tendrá que aplicar el acuerdo de ‎alto al fuego, proporcionar los servicios públicos a la población libia, instaurar un verdadero ‎programa de reconciliación, responder a las necesidades nacionales esenciales en materia de ‎presupuesto y organizar elecciones nacionales. El nuevo gobierno temporal, que será nombrado ‎por el primer ministro designado, tendrá que ser verdaderamente inclusivo, principalmente ‎en términos de género, de procedencia étnica y de origen regional, para que toda la población ‎libia esté representada. ‎

Llamamos a los delegados del Foro de Diálogo Político Libio a proseguir su misión fundamental, ‎que es la de velar por que la preparación y la organización de las elecciones sean la prioridad del ‎nuevo poder ejecutivo unificado, como decidió el Foro. ‎

El año pasado, durante la conferencia de Berlín sobre Libia, la comunidad internacional se ‎comprometió a apoyar la solución del conflicto en Libia. De conformidad con ese compromiso, ‎todos los participantes en la conferencia ahora deben ayudar el nuevo poder ejecutivo en el ‎cumplimiento de sus tareas al servicio de la población libia, aplicar plenamente el embargo sobre ‎las armas y apoyar la retirada inmediata de todos los mercenarios y combatientes extranjeros. ‎

Estamos dispuestos a tomar medidas contra quienes amenacen la estabilidad o perjudiquen el ‎proceso político en Libia. ‎