El 2005 US Defense Department Authorization Act ha sido adoptado por el Congreso estadounidense el sábado 9 de octubre 2004 y esto a pesar de las protestas de las organizaciones humanitarias. Este acto tiene como finalidad duplicar el numero de militares estadounidenses en Colombia, cifra que alcanzará 800 en los próximos meses. Su misión será la de cumplir funciones de inteligencia, de formación y entrenamiento de las fuerzas estatales colombianas a los nuevos métodos de lucha contra la insurrección. Esto otorga también una luz verde para que se aumente el número de mercenarios estadounidenses en dicho lugar, los cuales pasarán de 400 a 600. El presidente conservador de Colombia, Álvaro Uribe, se ha felicitado de este voto de aprobación del Congreso estadounidense, que lo ayudará a «luchar contra el terrorismo». Por otro lado, la falta de material, logística y entrenamiento, la reciente campaña militar contra las FARC llevada a cabo por el gobierno colombiano no ha obtenido los resultados que se esperaban. La eliminación de estas restricciones por parte del Congreso de los EEUU va a permitir, como en Irak, de imponer por el terror, el pillaje de los recursos naturales a las poblaciones colombianas. (Foto : María Anguera de Sojo, WW3 Report)