JPEG - 17.2 KB
Un avión nazi destruido en Stalingrado

El embajador de Rusia en Estados Unidos, Yuri Ushakov, ha denunciado los intentos que se emprenden últimamente para aminorar el papel de Rusia en la derrota del nazismo.

«Nadie puede negar que el futuro de la Humanidad había sido forjado en los campos de batalla de la Gran Guerra Patria, que es como llaman a la segunda contienda mundial los rusos y los demás pueblos de la antigua Unión Soviética que habían luchado por la Patria común», declaró el diplomático ruso en un artículo que publica hoy el rotativo The Washington Times con motivo del 60º aniversario de la Gran Victoria, que se celebra en Rusia el 9 de mayo.

GIF - 14.2 KB

«Lamentablemente, mientras más nos vamos acercando a esa gloriosa fecha, mayores son los intentos de revisar la Historia y achicar el papel de la Unión Soviética en la derrota de los nazis -dice Ushakov- (foto izquierda). Seis decenios después de aquella guerra, los veteranos de las legiones de Waffen SS de distintos países montan desfiles y sus “hazañas” de aquellos tiempos hoy se llama “lucha por la liberación nacional”».

«Incluso hay cínicos que buscan algo “positivo” en las ferocidades que habían cometido los nazis, y también hay quien intenta igualar a los legionarios nazis a los veteranos del Ejército Rojo (Soviético) -prosigue el embajador-. Pero los crímenes que habían perpetrado los nazis son crímenes nazis, y en un mundo civilizado no puede haber otra valoración».

Ushakov advierte de «no tergiversar los resultados de la Segunda Guerra Mundial" porque sería una traición a la memoria de los veteranos y los combatientes que habían entregado sus vidas por la Victoria».

El embajador ha comunicado que la víspera del 60º aniversario de la Victoria, Rusia y Estados Unidos «tienen un buen pretexto para conmemorar la fecha».

«El 25 de abril, los veteranos rusos y estadounidenses vendrán al Cementerio de Arlington para depositar flores en la placa conmemorativa que simboliza el “espíritu del Elba”. Precisamente ese día, 60 años atrás, los soldados soviéticos y norteamericanos se habían encontrado en las orillas de ese río en Alemania», escribe Ushakov haciendo recordar que los soldados de los dos países «habían jurado aquel día preservar la paz y toda su vida han sido fieles a aquel juramento».

«Nuestros países deben seguir cuidando el “espíritu del Elba” y esta fraternidad de armas nos debe ayudar a seguir siendo aliados, tal como había sido en los difíciles años de la guerra», opina el diplomático.

«Esta gran Victoria sobre las fuerzas del mal la debemos proteger de quienes buscan aminorar su importancia histórica y denigrar a los heroicos combatientes», concluye el embajador de Rusia en Estados Unidos.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)