JPEG - 17.8 KB

Los norteamericanos tuvieron que aplazar el lanzamiento del Shuttle, elemento clave del programa de la Estación Espacial Internacional (ISS), mientras el Gobierno ruso aprobó el programa propuesto. Del análisis del mismo se desprende que en los próximos diez años Rusia no se centrará únicamente en el proyecto ISS sino que llevará a efecto nuevos planes, de carácter pragmático, en el ámbito de las exploraciones espaciales.

«El nuevo programa espacial ruso resulta competitivo desde cualquier punto de vista», manifestó el director de la Agencia Federal Espacial de Rusia (Roskosmos), Anatoli Perminov, preguntado por RIA «Novosti». Así pues, expuso el nuevo credo de las investigaciones nacionales y de la dominación del Universo. Resulta evidente que el programa ISS aun deja mucho que desear en el plano de rentabilidad económica.

En opinión de Perminov, los componentes más promisorios del nuevo programa tienen que ver con el lanzamiento de satélites. Los impulsores rusos son mejores del mundo y nos planteado el objetivo de desarrollar una nueva generación de vehículos de propelente ecológicamente inocuo, dijo el jefe de Roskosmos, en referencia al cohete «Soyuz-2».

La renovación del parque de impulsores permitirá aumentar la flotilla orbital de los ingenios de distinta configuración: telefonía móvil, telecomunicaciones, navegación. Además, ofrecerá nuevas oportunidades en materia catastral y de proyectos cartográficos.

El programa conferirá un nuevo impulso a las investigaciones fundamentales en astrofísica y en exploraciones del Universo y el coste de las mismas sería dos veces más bajo que la ejecución de proyectos similares sin ayudas espaciales.

A juicio de Perminov, es imprescindible someter a reajuste estructural el sector de ingeniería espacial para que el programa aprobado prospere. Durante la reunión del gabinete, el Ministro de Desarrollo Económico y Comercio de Rusia, Guerman Gref, planteó la necesidad de aumentar hasta 2 mil millones de dólares el monto de las órdenes de fabricación de material espacial que se colocan en las empresas controladas por el Estado.

Las inversiones del mismo orden habrá que efectuar en el proyecto internacional de desarrollo del transbordador ruso «Kliper» que entre otras misiones, realizará viajes a la ISS. Todo parece indicar que la aplicación del nuevo programa espacial ruso conferirá nueva calidad al proyecto de estación orbital.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 14 julio 2005