JPEG - 17.4 KB

Treinta empresas van a representar la industria rusa de equipos aeroespaciales y navales en la octava edición de la feria internacional LIMA 2005, que se inaugura el martes en la isla de Langkawi, en Malasia.

La muestra rusa, subdividida en dos secciones temáticas, la aeroespacial y la naval, incluye varios modelos reales, entre ellos, el Yakovlev-130, que ha sido desarrollado por la empresa homónima y el cual deberá participar en los vuelos de demostración. El aparato está diseñado para la instrucción de los pilotos y solución de diversas misiones de combate en conflictos de escasa intensidad. La posibilidad de usar este avión como elemento de un sistema de reconocimiento y asalto que incluye un aparato de control remoto para tareas de exploración y asignación de blancos, eleva en grado considerable la eventual demanda del nuevo modelo en los mercados internacionales, incluido el Sudeste Asiático.

El concepto de la exposición rusa, en general, toma en cuenta las direcciones más promisorias de la cooperación militar técnica que Moscú viene desarrollando con Malasia y otras naciones del Asia-Pacífico. Se han incluido en ellas las versiones exportables de la familia Sukhoi, de las generaciones 4 y 4+, en particular, el caza Su-27SKM, cazas multipropósito Su-0MK y Su-35, caza bombardero Su-32 y avión de asalto Su-39.

A los visitantes de la feria se les van a ofrecer los folletos informativos dedicados a las modalidades modernizadas de aviones de combate MiG, incluidos MiG-21BIS, MiG-23MLD, MiG-29M, MiG-29M2 y MiG-29SMT. La delegación rusa en la feria estará encabezada por Alexander Fomin, un alto cargo de la Agencia nacional para la cooperación militar técnica.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)