JPEG - 9 KB
Vicente Fox, presidente mexicano que concluye su mandato en 2006.

España. "En México no hay fraude...nunca", comentó el presidente Vicente Fox en referencia a una decena de manifestantes que se apostaron cerca del hotel donde se llevaría a cabo el foro sobre Migración y Desarrollo para hacerle notar su descontento por el presunto fraude en las elecciones celebradas el pasado 2 de julio, reprodujo W Radio.

A la entrada del recinto en el que fue recibido por el pesidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y por el secretario general iberoamericano, Enrique Inglesias, Fox Quesada se dirigió brevemente y a lo lejos a las personas que mostraban pancartas en las que se leía "Fox traidor" y "Fox antidemócrata" y exclamó que en México no había fraude.

Por otro lado, al asistir a un desayuno ofrecido por las autoridades del gobierno autónomo de Cantabria, el presidente Fox aseguró que México goza de una plena democracia. Al referirse al reciente proceso electoral dijo que en nuestro país se vive una democracia electoral y por tanto las elecciones son confiables, sobre todo porque las organiza el pueblo.

En México, expresó, se vive "una democracia electoral, una democracia en el ámbito político, una democracia ciudadana, una democracia que nos ha llevado al ejercicio pleno de todas las libertades".

Abundó que esta democracia electoral "ha sido transferida de las manos y del control del Estado a la ciudadanía" y por ello, apuntó "hay tanta confianza y credibilidad en ella".

Fuente
La Jornada (México)