JPEG - 3.6 KB

Gran Bretaña expresa preocupación por las consecuencias que puede tener la prueba China realizada en el espacio.

Las autoridades británicas han expresado preocupación por los métodos con que fue realizada en China la prueba de destrucción del satélite meteorológico que se puso fuera del servicio y por las consecuencias que ello puede tener.

No creemos que esa prueba contradiga la legislación internacional. Pero nos preocupa el que no se hayan realizado suficientes consultas al respecto. Además, sostenemos que el desarrollo de tales tecnologías no responde al espíritu de las declaraciones que China hace en la ONU y otras organizaciones internacionales con respecto a la militarización del espacio, dijo un portavoz de Downing Street.

Anteriormente, EE UU, Australia, el Japón y otros países expresaron preocupaciones análogas.

El canal de televisión CNN informó que el 11 de enero China abatió con un misil balístico de alcance mediano uno de sus satélites meteorológicos usados.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)