Por José Regatto Cordero *

JPEG - 45.5 KB

1.- Miércoles 24 de enero de 2007. Manta. Pasadas las veinte horas, la noticia estremeció las fibras más íntimas del alma ecuatoriana y continental. Un horrendo accidente aéreo segaba la vida de la Ministra de Defensa del Ecuador, Guadalupe Larriva. También perecieron en el siniestro una hija suya, y cinco valerosos militares que la acompañaban.

Nos embarga un gran dolor,

Compañera, Amiga, Hermana,

y no hay fuerza sobrehumana

que disipe nuestro horror!

Ha llorado el Ecuador

con tristeza colectiva,

por Guadalupe Larriva

que se nos fue de repente,

nuestro llanto es impotente

...Y en rebeldía deriva.!

2.- Causó admiración que una mujer haya sido designada Ministra de Defensa, algo inédito en la historia del Ecuador. Guadalupe se propuso, desde ese alto sitial, reivindicar el rol patriótico de las Fuerzas Armadas como salvaguarda de la soberanía nacional. Demostró en tan corto tiempo que la mujer, igual que el hombre; que el civil, igual que el militar, deben estar en la misma trinchera de lucha por el progreso social, la justicia y la democracia.

¡Fue la primera mujer

de Ministra de Defensa!

¡Ella dijo en forma extensa

lo que tenía que hacer!

Ella se impuso el deber,

con nueva mentalidad,

de realzar la dignidad

de la Patria y la Nación!

¡Fue mujer de convicción,

de energía y de lealtad!

3.- Ella irradiaba optimismo. Su palabra era sincera, profunda y sencilla. Los más controvertidos problemas los abordaba con una sonrisa franca y transparente. Su dirigencia estaba garantizada por su accionar público y privado. Maestra distinguida, dirigente magisteril, escritora, historiadora, crítica literaria, miembro destacada de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, Núcleo del Azuay. Legisladora ejemplar, su vida estuvo siempre ligada a las mejores causas de nuestro pueblo. Alcanzó la máxima dignidad en el Partido Socialista Frente Amplio.

Una mujer adorable,

inteligente y capaz,

la luchadora tenaz,

la dirigente admirable.!

la militante incansable,

la del gremio educador,

una mente superior

en la ciencia y la cultura,

un legado que perdura

por un futuro mejor!

4.- Una exigencia generalizada y un compromiso del gobierno para investigar las causas de este horrendo accidente aéreo. Vino a la memoria el siniestro en que murió el Presidente Jaime Roldós Aguilera junto con su esposa y comitiva. Nunca se supo en verdad lo que motivó la tragedia. Pero tampoco se descartó la figura del magnicidio. Esta vez contamos con expertos investigadores internacionales que se encargarán de despejar dudas y preocupaciones.

Una exigencia sentida

por toda nuestra Nación

demanda investigación

por la tragedia ocurrida!

En ocasión parecida,

y en similar accidente

se nos murió un Presidente

y nunca quedó aclarado:

¿Falla humana o atentado?

y eso preocupa a la gente!

5.- El lamentable y repentino deceso de la compañera Guadalupe Larriva se produce en momentos cruciales de la vida política de Ecuador. Ella era, precisamente, figura importante de la nueva propuesta de cambio revolucionario presentada por el Presidente Rafael Correa. Lo ha dicho el Mandatario y lo ha corroborado en forma masiva el pueblo ecuatoriano, que el mejor homenaje a la memoria de la siempre recordada compañera será el de llevar hasta el final el proyecto político democrático y patriótico iniciado el 15 de enero de 2007 y del cual ella formó parte destacada.

Con el dolor lacerante,

y sin bajar la cabeza,

es del pueblo la promesa

de continuar adelante!

Es tu ejemplo rutilante

como gran convocatoria,

con potencia promisoria,

marchando siempre al futuro

con paso firme y seguro,

¡Para hacer la Nueva Historia!

GUADALUPE LARRIVA:

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

*José Regatto C.: Decimero, escritor y abogado ecuatoriano. Secretario General de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

***********

EL POETA Y DECIMERO PANAMEÑO CARLOS CHANGMARÍN RINDE HOMENAJE A GUADALUPE LARRIVA CONTESTANDO A JOSÉ REGATTO

DOLOR POR GUADALUPE

El aire la quiso viva

pero la mató la muerte,

talvez por tanto quererte...

¡Ay Guadalupe Larriva!

Anda el mundo a la deriva

y el diablo empuja el puñal.

Desde entonces yo ando mal;

me dolió cuando lo supe.

Tú vivirás, Guadalupe

porque el Pueblo es inmortal.

Carlos Changmarín. Santiago de Veraguas. Rep. de Panamá.