JPEG - 18.1 KB

"Rusia habría podido ser útil para la causa de la paz pero, lamentablemente, optó por reavivar las llamas de la intolerancia y el nacionalismo extremo en Serbia", consta en una declaración difundida por McCain en Washington a raíz de los disturbios masivos en Belgrado y el ataque contra la embajada de EEUU en Serbia.

El senador manifestó la esperanza de que "Moscú se decante por trabajar conjuntamente con nosotros en una solución que conduzca a la estabilidad a largo plazo, la libertad y la prosperidad de Serbia y de toda la región".

McCain expresó su apoyo a la independencia de Kosovo y dijo que estamos presenciando "las últimas convulsiones que siguen a la desintegración de Yugoslavia".

La víspera, la cancillería rusa calificó de "absolutamente impertinentes" las alusiones a la implicación de Moscú en los disturbios que tuvieron lugar en la capital de Serbia. Es un intento de "hacer pagar a justos por pecadores", afirmó Mijaíl Kamynin, portavoz de Exteriores.

Fuente: Ria Novosti, 23/ 02/ 2008.