Red Voltaire

Calderón endeuda México con el Banco Mundial

“Preocupado por el descontento social y la potencial oposición política”, el Banco Mundial autoriza al gobierno de Felipe Calderón un endeudamiento de más de 4 mil 300 millones de dólares, cantidad que representa casi el 50 por ciento de los compromisos totales que tiene el país con el organismo financiero internacional: 9 mil 500 millones de dólares. Investigadores en la materia cuestionan la transparencia con que se utilizan dichos recursos

| Ciudad de México (México)
+
JPEG - 12.1 KB

El gobierno de Felipe Calderón Hinojosa endeuda al país con 4 mil 300 millones de dólares, es decir, unos 57 mil millones de pesos. Se trata de recursos comprometidos con el organismo financiero internacional más importante del mundo: el Banco Mundial (BM), que tiene una cartera de créditos con México por 9 mil 500 millones de dólares.

Apenas en la mitad de su administración, el presidente supera en 900 por ciento los préstamos asumidos en todo el sexenio de su antecesor, Vicente Fox Quesada, revelan cifras de la institución bancaria.

Los proyectos y programas activos de México con el Banco Mundial –encabezado desde el 1 de julio de 2007 por Robert Zoellick? indican que los créditos del país en los últimos tres años suman ya 4 mil 332 millones 600 mil dólares, a través de 18 “productos”, que supuestamente fueron asumidos para contribuir al combate a la pobreza, impulsar el crecimiento en el campo y crear estrategias que mitiguen los efectos del cambio climático, en su mayoría.

La deuda se incrementó 919 por ciento respecto de los compromisos asumidos por su antecesor, el guanajuatense Vicente Fox, quien cargó 471 millones de dólares en números rojos a la economía del país. En suma, durante las administraciones panistas la deuda pública con dicha institución ascendió a 4 mil 804 millones 200 mil dólares.

En el primer sexenio administrado por el Partido Acción Nacional (PAN), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) e investigaciones de Fortuna dieron cuenta de supuestas irregularidades en el manejo de los recursos de la deuda.

México, segundo deudor del BM

Los informes de los “programas activos” del Banco Mundial indican que de los más de 4 mil 300 millones de dólares –que deberán ser pagados en un promedio de 15 años–, el proyecto más ambicioso de este periodo de gobierno tiene que ver con la “protección al medio ambiente”, por el cual la institución prestó al gobierno federal 1 mil 504 millones de dólares, el equivalente aproximado a 19 mil 897 millones de pesos.

Bajo el nombre de Framework for Green Growth Development Policy Loan (marco para un crecimiento ambientalmente adecuado), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que encabeza Agustín Carstens Carstens, obtuvo el monto millonario para echar a andar un proyecto cuyo costo total alcanzará los 2 mil 3 millones de dólares, según estimaciones hechas por las autoridades hacendarias.

Los recursos autorizados el 20 de octubre pasado, con la clave P115608, colocaron a México como el segundo país más endeudado con el organismo financiero, y su pago obligatorio está programado para 2026. El reportero Víctor Cardoso, del periódico La Jornada, precisa que la deuda de México con el organismo internacional, a la fecha, asciende a 9 mil 500 millones de pesos.

El préstamo pretexta “respaldar el programa del gobierno de México dedicado al fortalecimiento del marco normativo, financiero y de seguimiento de la reducción de emisiones en los sectores de transporte y energía. Para hacer frente a los desafíos que plantea el cambio climático, México se ha comprometido públicamente a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero”.

En tanto, la investigación Los flujos y reflujos de préstamos sociales y ambientales del Banco Mundial en México, elaborada por Jonathan Fox, académico de la Universidad de California, Estados Unidos, indica que “la estrategia del organismo en México responde a la evidente preocupación respecto del impacto del descontento social y la potencial oposición política contra las reformas que favorece.

“Específicamente, el crecimiento de la cartera del BM para cuidar del medio ambiente formó parte de un esfuerzo para mellar la oposición política doméstica contra el TLC (Tratado de Libre Comercio con América del Norte, firmado por Estados Unidos, Canadá y México) en Estados Unidos, mientras que el crecimiento de la cartera contra la pobreza se justifica como un esfuerzo por amortiguar las posibles amenazas sociales y políticas contra la estrategia macroeconómica dominante”, indica el investigador del Centro de Investigaciones Chicanos-Latinos de la Universidad de California, en Santa Cruz.

Préstamos a Calderón

Apenas habían transcurrido 12 días de la administración de Felipe Calderón cuando la Comisión Federal de Electricidad comprometía al país con 12.29 millones de dólares, que con la paridad de 13.23 pesos por dólar, la cifra podría ascender a 162.59 millones de pesos, calculada con los indicadores del Banco de México al 9 de noviembre pasado.

Nombrado México-Wind Umbrella, fue el primer proyecto autorizado por la junta de gobierno del Banco Mundial. De éste se derivaron 17 más, relacionados con el supuesto combate a la pobreza, desarrollo rural, cambio climático, entre otras. El plan gubernamental conocido en el país como La Venta fue iniciado ese mismo año en el municipio de Juchitán, Oaxaca.

El Manual de vigilancia de la fauna (aves y quirópteros) en la zona influencia de la central eólica La Venta II indica que ante el impacto potencial de la colisión de aves con los equipos aerogeneradores de electricidad, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el Instituto de Ecología pretenden “instrumentar los mecanismos de interacción entre el personal de CFE (equipos de seguimiento y operación de la central eólica) y del Instituto de Ecología (equipo de vigilancia de la fauna), para evaluar las situaciones de riesgo y establecer las medidas de prevención y mitigación del impacto de la central eólica sobre la fauna”.

No obstante, información publicada en la revista Contralínea. Periodismo de Investigación, muestra el descontento social que ha provocado este proyecto federal en la zona del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. En ese lugar, los lugareños mostraron al subcomandante Marcos, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, durante su recorrido por el país en marzo de 2006, los estragos que ha dejado la estrategia gubernamental.

“En tierras de este poblado y en los de La Ventosa, los gobiernos federal y estatal han puesto en marcha el ‘Parque’ o ‘Corredor Eólico’. Sin consultar a los campesinos sobre lo que se proponían hacer, las autoridades ahora les ofrecen 13 pesos diarios a los posesionarios de las milpas donde se encuentran los generadores eléctricos. La zona es parte de la ruta de aves migratorias más importante del mundo. Los campesinos se quejan de que los trabajos de la CFE no generan empleo alguno en su comunidad, pero sí ocasionan la muerte de miles de aves y la desecación de mantos acuíferos” (Contralínea 51).

De éste y todos los compromisos adquiridos, académicos e integrantes de la sociedad civil solicitaron al organismo internacional ampliar los mecanismos de transparencia y divulgación, pues “el gobierno federal no quiere mostrar abiertamente el uso de los recursos, que recaen en una deuda para la sociedad”, dice Valeria Enríquez, investigadora de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

Maestra en estudios regionales por el Instituto de Investigaciones José María Luis Mora, Valeria Enríquez cuestiona la eficacia y el impacto que han tenido estos préstamos. “Es necesario que la sociedad pueda tener la herramienta para evaluar si los recursos están sirviendo con el objetivo que se propone. Se supone que el Banco Mundial apoya al combate a la pobreza, pero llevamos 50 años endeudándonos para erradicar este problema y no vemos avance. ¿Por qué seguimos endeudándonos?”

Créditos a la pobreza

De las 18 estrategias deficitarias para las finanzas públicas, el segundo proyecto que mayores recursos compromete, y que llama la atención de los investigadores, es Support to Oportunidades Project (respaldo al proyecto Oportunidades), que significa un adeudo de 1 mil 503 millones 76 mil dólares ?unos 19 mil 894 millones 744 mil 800 pesos?; condicionado a su pago para el 15 de abril de 2025, y que deberá ser cubierto en una sola emisión.

La estrategia, ejecutada por la Secretaría de Desarrollo Social, que encabeza Ernesto Cordero Arroyo, pretende “mejorar los niveles de salud, nutrición y educación de las familias pobres mediante inversiones en capital humano, forjar conexiones sostenibles entre el proyecto Oportunidades y otros programas sociales del gobierno de México a fin de mejorar los resultados de salud y educación para los participantes”.

Con la clave P115067, dice la información institucional, este plan “financiará estudios y servicios de consultoría en respaldo de actividades destinadas a mejorar las conexiones entre Oportunidades y otros programas sociales e iniciativas a fin de mejorar el funcionamiento del programa, especialmente la aplicación del plan sobre pueblos indígenas”.

Paulina Monroy, reportera de Fortuna, evidenció que un préstamo por 5 mil 374 millones 665 pesos ?autorizado por el organismo internacional el 2 de marzo de 2006 para el combate a la pobreza? mostró irregularidades en el manejo de los recursos, administrados por la Secretaría de Desarrollo Social.

La investigación, publicada el 15 de mayo de 2008, dio cuenta de que “el manejo del crédito no atiende las mejores prácticas de administración de deuda que aseguren que la orientación de éste alcance los propósitos deseados. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) –según observaciones de la ASF– se sirvió del préstamo para completar las estimaciones de recursos del gobierno federal. Así, el dinero del BM no se destinó a proyectos de inversión o actividades productivas afines con la política de desarrollo económico y social ni que generaran recursos suficientes para el pago del crédito”.

En tanto, el Informe del resultado de la revisión y fiscalización superior de la Cuenta Pública 2006 nota que la Unidad de Crédito Público de la SHCP manifestó que el préstamo “apoyó acciones que ya habían sido realizadas por el gobierno federal antes de suscribirse el mismo”.

Los 162.59 millones de pesos que prestó a México el Banco Mundial se suman a los 243 mil 725.6 millones de pesos destinados por el gobierno federal en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2009, en el rubro “Superación de la pobreza”, incluido en el Tercer informe de gobierno del presidente Felipe Calderón.

Tal ha sido el fracaso de la aplicación de estos recursos, que apenas el mes pasado, el primer mandatario pedía al Congreso de la Unión la aprobación en el incremento de impuestos, para el Paquete Económico 2010, so pretexto de beneficiar a “los que menos tienen”.

Campo, un buen pretexto

De los 18 créditos otorgados a México, cuatro se encuentran enfocados a impulsar el desarrollo en el agro nacional. Éstos suman 150 millones de dólares (unos 1 mil 984 millones 500 mil pesos), que aparentemente reforzarán los mecanismos de financiamiento a este sector.

Los proyectos son: Sustainable Rural Development, clasificado con el crédito 106261, por 50 millones de dólares (661 millones 500 mil pesos, aproximadamente); le sigue Savings and Rural Finance, con el folio P111839, por la misma cantidad; Savings and Rural Finance SAGARPA Additional Financing, con el número P106682, por 21 millones de dólares (277 millones 83 mil pesos); y Savings and Rural Finance (Bansefi) Additional Financing Project, P103491, por 19 millones de dólares (251 millones 370m mil pesos).

No obstante, el capítulo “Sector rural”, incluido en el Tercer informe de gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, muestra cifras nada halagüeñas respecto del incremento de la pobreza en el campo mexicano, que hasta 2008 afectaba a 27 millones de mexicanos, una cuarta parte de la población de todo el país.

El documento, presentado ante la Cámara de Diputados el 1 de septiembre pasado, indica que 12.2 millones de personas que subsisten en ese sector viven en condiciones de pobreza alimentaria. La cifra corresponde a los datos recabados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), apenas un año antes.

Para 2006, el mismo Coneval registraba 9.4 millones de personas que no contaban con ingresos suficientes para acceder a la compra de alimentos básicos.

La justificación oficial para el incremento de pobres en 2.8 millones de personas es que esta situación se debe, “en gran medida, al adverso entorno nacional e internacional en materia económica, especialmente por el alza de precios de la canasta básica”.

De la población que padece “pobreza de capacidades”, el informe presidencial dice que en hay 15 millones, contabilizadas en 2008, que dos años antes sumaban 12.6 millones de campesinos. De estos 27 millones de jornaleros, la población desprotegida de “patrimonio” asciende a 23.3 millones de mexicanos.

Irregularidades, botón de muestra

Fortuna documentó en abril del año pasado que el préstamo 7061-ME – aplicado a través del Programa de Calidad, Equidad y Desarrollo en Salud (Procedes)– “no contaba con reglas de operación ni mecanismos que permitan un control financiero de la deuda adquirida con el organismo internacional; los principales beneficiados son estados gobernados por el PAN”.

A través de este plan, la Secretaría de Salud (Ssa) ejerció 350 millones de dólares, asignados principalmente a gobiernos estatales del partido en el poder. Muestra de ello es que mientras que Guerrero –que tiene un índice de marginación “muy alto”, según datos del Consejo Nacional de Población (Conapo)– recibió 38 millones de pesos, Guanajuato obtuvo 106 millones 100 mil pesos en 2006 –cuando era gobernador el panista Carlos Romero Hicks–, pese a que la entidad tiene un índice de marginación “medio”.

“Durante la gubernatura de Francisco Ramírez Acuña (afiliado también al PAN), Jalisco fue beneficiado con 80 millones 252 mil pesos. La entidad, dice el Conapo, tiene un índice de marginación ‘bajo’. Sin embargo, Veracruz, que tiene un índice de marginación ‘alto’, obtuvo 47 millones 100 mil pesos”.

Además, el Procedes ?entonces a cargo del funcionario de la Ssa Eduardo Pesqueira Villegas? presentó un supuesto daño al erario público de más de 2 mil millones de pesos, según el Informe del resultado de la revisión y fiscalización superior de la Cuenta Pública 2005.

El documento elaborado por la Auditoría Superior de la Federación, máximo órgano de fiscalización del país, destacó que la Secretaría de Salud no realiza el seguimiento de los recursos “a fin de vigilar la correcta aplicación y comprobación” del dinero destinado al préstamo del Banco Mundial.

Se solicitó entrevista con Fernanda Zavaleta, encargada de la oficina del Banco Mundial en México, para hablar del tema, quien por correo electrónico se limitó a enviar enlaces de los proyectos publicados en la página de internet del organismo financiero.

Fuente: Revista Fortuna

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.