Los especuladores internacionales prevén un alza de los precios del petróleo para los próximos ‎días. ‎

Concretamente, calculan que los excedentes internacionales se agotarán rápidamente debido a ‎los siguientes factores:‎
- Arabia Saudita ha anunciado que reducirá en 500 000 barriles su producción diaria.‎
- Venezuela no podrá seguir exportando petróleo a Occidente debido a la decisión de ciertos ‎gobiernos de bloquear sus activos en el exterior para ponerlos a la disposición del presidente ‎autoproclamado Juan Guaidó. Además, la empresa estatal venezolana PDVSA, a cargo de la producción de los ‎hidrocarburos venezolanos y sus derivados, está enfrentando cada vez más dificultades para ‎obtener los diluyentes necesarios para procesar su petróleo pesado.
- Las dispensas que el presidente Trump había concedido para comerciar con Irán al parecer ‎no serán renovadas.‎
- Los combates alrededor del campo petrolífero libio de Sahrara provocarán una caída de la ‎producción en Libia, cuando menos en 50 000 barriles diarios.
- El envejecimiento de las estructuras que deben garantizar la producción de petróleo en Angola ‎provocará una reducción de 75 000 barriles diarios. ‎

Los especuladores estiman que el precio actual del barril (56 dólares) alcanzará los 70 dólares ‎durante el mes de marzo.‎

Pero la demanda podría reducirse a lo largo del año debido a una posible contracción de la ‎economía mundial. En ese caso, los precios del petróleo caerían nuevamente. Además, aún ‎se ignora cómo afectará las compras de fuel oil la nueva reglamentación de la Organización ‎Marítima Internacional que obliga los armadores a modificar, a partir de 2020, la cantidad de ‎azufre en el combustible que utilizan sus barcos. ‎