Red Voltaire

Elva Mendoza

84 artículos
 
 
 
 
 
 
01. México, tiradero de basura electrónica 22 de junio de 2015
Anualmente en el país se generan 350 mil toneladas de desechos electrónicos, de las cuales el 90 por ciento no recibe tratamiento especial. Con notables retrasos, la legislación mexicana los cataloga como desechos de manejo especial y no como residuos peligrosos, lo que deja a expensas de gobiernos estatales su manejo y confinamiento y no de la autoridad federal. Los residuos electrónicos son tóxicos y representan un riesgo a la salud humana cuando se liberan de manera informal o se disponen en tiraderos a cielo abierto, pues contienen mercurio, plomo, cadmio, berilio, cromo y bario, además de sustancias utilizadas para reducir el grado de inflamabilidad de los productos. Aunado a ello, otras naciones introducen clandestinamente estos desechos a México para abandonarlos aquí, sin que la Profepa y la Semarnat consigan frenar el (...)
 
 
01. México no evalúa impacto de transgénicos en la salud 1ro de junio de 2015
Sin pruebas de laboratorio propias, la Cofepris ha avalado la “inocuidad” del maíz, jitomate, papa, algodón, soya, arroz, canola, remolacha azucarera y la alfalfa genéticamente modificados, propiedad de las trasnacionales Monsanto, Pioneer Hi-Bred, Syngenta, Bayer y Dow Agro-Sciences. La dependencia asegura que los transgénicos pueden ser consumidos por la población mexicana sin riesgos para la salud, pero su afirmación se basa en la revisión de los resultados proporcionados por las propias empresas promotoras de transgénicos, “en un claro conflicto de interés”, consideran organizaciones y especialistas. Para Antonio Serratos, experto en bioseguridad, la autoridad mexicana se limita a evaluar los riesgos en el escritorio, “sobre el papel”. No obstante la determinación de declarar inocuos a los organismos genéticamente modificados, el glifosato, herbicida que acompaña al 85 por ciento de los cultivos transgénicos, fue declarado en marzo de 2015 por la OMS como probablemente cancerígeno para los (...)
 
 
 
 
 
01. Nuevo aeropuerto arrasará zona arqueológica 9 de marzo de 2015
El Instituto Nacional de Antropología e Historia prepara la autorización para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México sobre una de las regiones clave de Mesoamérica: el antiguo Lago de Texcoco. El INAH trabaja a “discreción” y en completo secretismo desde hace más de 2 años sobre 50 kilómetros cuadrados, pero reporta sólo “hallazgos menores”. Lo cierto es que el Instituto ha descubierto, al menos, 28 sitios arqueológicos y 270 puntos con vestigios prehispánicos. Para arqueólogos e investigadores, los trabajos de salvamento que se realizan desde 2012 tienen el único propósito de ocultar y minimizar el valor histórico, cultural y arqueológico de la zona y justificar una decisión ya tomada desde escritorios políticos y empresariales: el negocio de un nuevo (...)
 
01. Nuevo aeropuerto devastará Lago de Texcoco 23 de febrero de 2015
Más de 100 mil aves acuáticas que habitan o anidan en el Lago de Texcoco serán echadas al Bordo de Xochiaca para construir el nuevo aeropuerto, a pesar de que unas 250 especies están protegidas a nivel mundial y otras son endémicas. Los empresarios –que planean urbanizar 1 mil 700 hectáreas de lagos permanentes y 2 mil de charcas someras estacionales– sólo vieron un área “desolada y abandonada”, según la manifestación de impacto ambiental que apresuradamente les aprobó la Semarnat. Otras especies endémicas de mamíferos y reptiles serán obligadas a trasladarse o morir. Los errores en el “estudio” que presentaron las empresas son tan numerosos y graves que, incluso, como “medida de mitigación ambiental” proponen la introducción de especies exóticas depredadoras de la flora y fauna local, explican (...)