Red Voltaire

Las mentiras de Reporteros Sin Fronteras

La ONG francesa Reporteros Sin Fronteras, consagrada a la defensa de la libertad de la prensa, es hoy objeto de polémica. Para algunos, constituiría un vector eficaz de libertad en el mundo, para otros –entre los que nos encontramos– se ha convertido en correa de transmisión del Departamento de Estado y manipula una causa al servicio de la estrategia de Estados Unidos. Salim Lamrani, investigador de la universidad de la Sorbona, analiza detalladamente acusaciones y respuestas y devela el alcance de la superchería.

| Paris (Francia)
+
JPEG - 33.5 KB
Bombardeo del hotel Palestina el 8 de abril de 2003. Al centro, Robert Menard, director de Reporteros Sin Fronteras.

En declaración del 6 de julio de 2005, Reporteros Sin Fronteras (RSF) responde a las acusaciones lanzadas en su contra con respecto a su encarnizamiento obsesivo para con Cuba, sus vínculos financieros ocultos con el gobierno de Estados Unidos y algunas multinacionales, así como las relaciones que mantiene con organizaciones que llevan a cabo actividades dudosas, algunas gravemente implicadas en el terrorismo internacional. [1].

Según RSF, «la libertad de prensa no existe» en Cuba pues «la información sigue siendo un monopolio de Estado » [2]. De esta forma, para la organización que dirige el señor Menard, los periodistas cubanos son incompetentes ineptos que no entienden la realidad de su país o lacayos devotos de los deseos del gobierno de La Habana, incapaces de tomar distancia con relación a la línea oficial. Por consiguiente, la producción intelectual de estos periodistas carece de interés y no merece ni un átomo de crédito, sólo indiferencia y desprecio. Este juicio ilustra un profundo desconocimiento de la prensa cubana, en muchos aspectos más abierta y libre que los medios de comunicación occidentales, propiedad de grandes grupos económicos y financieros [3].

JPEG - 6.2 KB
Luis Posada Carriles

Por ejemplo, la prensa internacional supuestamente libre no se ha dignado a abordar la cuestión del terrorismo contra Cuba y el caso de Luis Posada Carriles, el connotado criminal que goza de la protección de Estados Unidos. [4]. De la misma forma, el escandaloso asunto de los cinco cubanos encarcelados en las prisiones estadounidenses por combatir el terrorismo ha sido suprimido completamente del espacio mediático dominante [5]. La violencia terrorista contra Cuba es tácitamente aceptada a través de una perniciosa censura.

RSF pretende justificar sus ataques contra Cuba por el hecho de que «21 periodistas siguen detenidos en condiciones sumamente difíciles» [6]. También en este caso la organización francesa manipula la realidad al retomar la grosera campaña de propaganda orquestada por Washington con el fin de hacer pasar por «periodistas» a agentes pagados por Estados Unidos.

No obstante, el razonamiento de la organización parisina tiene varios fallos y no resiste el análisis.

En Cuba, 156 corresponsales extranjeros de 126 órganos de prensa procedentes de 37 países cuentan con la acreditación necesaria para realizar su trabajo [7]. Estos profesionales gozan de todas las comodidades materiales y de las relaciones que precisan para desarrollar sus actividades en óptimas condiciones. Partiendo de esta realidad, resulta curioso escuchar a RSF y a varios medios de comunicación internacionales hablar de periodistas «independientes». Si Cuba necesita periodistas «independientes», ello equivale a calificar implícitamente de incompetentes no sólo a los profesionales cubanos sino también a los 156 periodistas internacionales ya que son incapaces de efectuar su labor de manera correcta. Quizás por esta razón los periodistas cubanos «independientes» se ven obligados a intervenir con el fin de paliar las carencias profesionales de los reporteros internacionales, poco sagaces para captar los desafíos de la realidad cubana.

De la misma forma, RSF no explica por qué los señores Elizardo Sánchez y Oswaldo Payá, los dos «disidentes» más activos, virulentos y mediatizados, también calificados de «periodistas independientes», no han tenido nunca problemas serios con la justicia cubana, ni han pasado una noche detrás de las rejas. Basta simplemente comparar los escritos y declaraciones de estos dos individuos con los de los «21 periodistas» detenidos para darse cuenta de que éstos, en comparación con los señores Sánchez y Payá, son opositores extremadamente moderados, por no decir niños de coro [8].

Tampoco RSF aborda una cuestión que atañe el sentido común: ¿por qué las autoridades cubanas correrían el riesgo de desencadenar la reprobación mediática mundial así como conflictos diplomáticos con la Unión Europea encarcelando a «periodistas» que eran completamente desconocidos para los cubanos y para la prensa internacional antes de su arresto, si éstos no habían cometido ningún delito [9]?

Es más plausible otra explicación, evidente pero cuidadosamente eludida por la organización parisina: los «periodistas independientes » que evoca RSF no son, por una parte, periodistas, ya que nunca han recibido una formación periodística y, por otra, no tienen nada de «independientes » ya que antes de su arresto se reunían regularmente en la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) de La Habana, entidad diplomática estadounidense, donde recibían las directivas y cobraban sus emolumentos. La ley cubana sancionó la financiación percibida de una potencia extranjera, no la producción intelectual «independiente ». Los hechos fueron probados y ampliamente demostrados durante los juicios de marzo y abril de 2003 [10].

Las acusaciones hechas por las autoridades cubanas han sido confirmadas por los testimonios de los 12 agentes de los servicios de inteligencia infiltrados en los grupos de la «disidencia » y de «periodistas independientes ». También quedan autentificadas por los innumerables documentos reunidos por estos mismos agentes [11]. Pero, en caso de que algunos, como el señor Menard, las autoridades norteamericanas y la extrema derecha cubana de Florida, llevaran la malevolencia hasta el punto de afirmar que todo ello no es sino pura invención del «régimen castrista», los propios documentos oficiales del Departamento de Estado corroboran estas acusaciones. Según el informe de Colin Powell, Commission for Assistance to a Free Cuba, se destina un presupuesto de alrededor de 50 millones de dólares al «apoyo de la oposición democrática y al fortalecimiento de la sociedad civil emergente» en Cuba [12].

Desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, Estados Unidos ha aplicado una política cuyo fin es fabricar una oposición en Cuba. Por ejemplo, durante una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, celebrada el 14 de enero de 1960, el subsecretario Livingston Merchant declaró: «Nuestro objetivo es ajustar todas nuestras acciones con vistas a acelerar el desarrollo de una oposición en Cuba […]». Por su parte, el secretario adjunto para los Asuntos Interamericanos, Roy Rubottom, afirmó que «el programa aprobado [destinado a derrocar al gobierno cubano] nos ha autorizado a brindar nuestra ayuda a elementos que se oponían al gobierno de Castro en Cuba, para hacer creer que su caída era el resultado de sus propios errores» [13].

De la misma forma, el 19 de junio de 1963 Kennedy aprobó el Plan integrado de acción encubierta que pretendía «mantener todas las presiones posibles sobre Cuba, y crear y explotar situaciones en Cuba, calculadas para estimular a elementos disidentes del régimen […] con el fin de llevar a cabo un golpe de Estado» [14]. Esta política mantiene hoy toda su vigencia.

RSF pretende igualmente justificar su obsesión para con Cuba afirmando que «la prensa extranjera es también vigilada en Cuba», y cita como ejemplo la expulsión de dos periodistas, uno polaco y uno italiano que poseían visas de turistas [15]. Estos últimos violaron las leyes cubanas al intentar cubrir el congreso de la «disidencia» cubana de mayo de 2005 sin visa de prensa. RSF justifica esa violación al declarar que los periodistas nunca hubieran obtenido visas de prensa [16]. Pero, una vez más, RSF tampoco explica por qué decenas de corresponsales extranjeros y varios diplomáticos, entre ellos el señor James Cason, jefe de la SINA, pudieron asistir al congreso sin ningún problema [17].

De igual forma, la entidad francesa de «defensa de la libertad de la prensa » afirma que no reserva ningún trato especial a Cuba. Sin embargo, RSF no explica por qué la única página especial, presente desde hace por lo menos dos años en su sitio trilingüe, sobre un país en particular, tiene que ver con Cuba [18]. La organización parisina no señala tampoco por qué las únicas campañas mediáticas lanzadas a nivel nacional e internacional tienen como objetivo, entre otros, disuadir a los turistas de viajar a la isla [19], como lo estipula el informe del señor Powell [20] y estigmatizan únicamente al archipiélago del Caribe mientras que según sus propios criterios, más ideológicos que objetivos, la mayor cárcel para periodistas del mundo es China [21]. El señor Menard no ha pedido nunca a la Unión Europea que emita sanciones contra China por violar los derechos de los periodistas como lo ha hecho en el caso de Cuba [22]. El secretario general de RSF tampoco explica por qué se reúne con organizaciones de carácter fascista de Florida, enemigas acérrimas de la Revolución Cubana, implicadas en el terrorismo internacional [23].

La «tercera clasificación mundial de la libertad de prensa» de octubre de 2004 de RSF plantea de igual forma numerosas interrogantes [24]. ¿Por qué China, donde hay «26 periodistas» encarcelados, ocupa una posición mejor que la de Cuba (162 contra 166)? ¿Por qué Irak (posición 148), donde desde el inicio del conflicto hasta octubre de 2004 han sido asesinados 44 periodistas, está mejor situado que Cuba, donde ni un solo periodista ha sido asesinado desde 1959? ¿Por qué Brasil (66), Haití (125), México (96) y Perú (124), donde varios periodistas han sido asesinados, ocupan una posición mejor que la de Cuba [25]? ¿Por qué en Colombia donde, según RSF, cinco periodistas perdieron la vida en 2004, cerca de sesenta fueron secuestrados y unos veinte tuvieron que abandonar la región, la situación de los profesionales de la prensa sólo es calificada de «difícil», mientras que la situación en Cuba se califica de «muy grave» [26]? ¿Por qué el texto que acompaña la clasificación de 2003 está completamente centrado en Cuba y lleva como título« Cuba, penúltima antes de Corea del Norte» [27], en vez de tener un título más adecuado como por ejemplo: «Corea del Norte, última» o «Finlandia, primera»? ¿Acaso puede RSF atreverse a negar que concede un trato especial a Cuba?

JPEG - 3.6 KB
Frank Calzón

El señor Menard niega recibir dinero de Washington pero admite percibir subvenciones del Center for a Free Cuba [28]. Omite señalar, no obstante, que esta organización es financiada por Estados Unidos a través de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) y de la Fundación Nacional para la Democracia (NED) [29]. No enfatiza el hecho de que es dirigida por Frank Calzón, miembro de la extrema derecha fascista cubana, ex agente de la CIA, ex dirigente de la organización terrorista Abdala, y ex director de la Fundación Nacional Cubano-Americana que financió, entre otros, atentados terroristas contra la industria turística cubana que costaron la vida a un joven turista de origen italiano [30].

El secretario general de RSF tampoco precisa que el Center for a Free Cuba tiene como objetivo, según sus propios estatutos, derrocar al gobierno cubano [31]. Del mismo modo, el señor Menard confiesa ser financiado por la Fundación Nacional para la Democracia (NED), financiada a su vez por el Departamento de Estado norteamericano, cuyo papel es promover la agenda de la Casa Blanca [32]. Entonces, el señor Menard es directamente financiado por la extrema derecha cubana, e indirectamente por Estados Unidos.

RSF clama con gran pompa que el hecho de ser financiada por fundaciones estadounidenses, creadas y subvencionadas ellas mismas por el gobierno de Washington, no le impide «denunciar las exacciones del ejército norteamericano contra periodistas en Irak. La organización también publicó un informe detallado sobre el disparo realizado por un tanque norteamericano contra el hotel Palestina a causa del cual dos periodistas perdieron la vida en abril de 2003» [33]. En este caso, la organización del señor Menard alude al asesinato premeditado del camarógrafo español José Couso y de su colega ucraniano Taras Protsyuk perpetrado por soldados estadounidenses. RSF omite señalar que dicho informe, publicado el 15 de enero de 2004, exonera de toda responsabilidad a los militares estadounidenses responsables del crimen. La carta abierta que mandó la familia de José Couso a RSF es edificante:

Ante el informe publicado por Reporteros sin Fronteras «Dos asesinatos por una mentir» , la familia Couso desea manifestar lo siguiente:

Las conclusiones de este informe exoneran a los autores materiales y reconocidos del disparo realizado contra el Hotel Palestina tomando como base la dudosa imparcialidad de los implicados y el propio testimonio de los autores y responsables del hecho, achacando esta responsabilidad a personas no identificadas.

El informe fue firmado por un periodista, Jean Paul Mari, quien mantiene estrechas relaciones con el coronel Philiph de Camp, militar que reconoció su participación en el ataque y la muerte de los periodistas del hotel Palestina. Además, el informe se apoya en los testimonios de tres periodistas estadounidenses cercanos a las fuerzas norteamericanas. Uno de ellos –Chris Tomlinson– fue miembro de los servicios de inteligencia del ejército de los Estados Unidos durante más de siete años. Ninguno de los periodistas españoles que se encontraban en el Hotel fue consultado con vistas a la elaboración de este documento.

El informe contiene numerosos errores, contradicciones e irregularidades en lo que se refiere a importantes datos como son la situación de las habitaciones del hotel, el lugar de impacto del disparo, la ubicación de los testigos, etc.

Nos parece, además, de una absoluta falta de delicadeza la biografía tan «humana» que se hace de los asesinos de José Couso Permuy y Taras Protsyuk, culminando el agravio con el agradecimiento a estos militares norteamericanos por su colaboración en el informe.

Reporteros Sin Fronteras –Sección Española– solicitó adherirse a la querella presentada por la familia el día 27 de mayo de 2003 contra los responsables de la muerte de José Couso. Ante la publicación de este informe que, según su versión, les exonera de toda responsabilidad en el asesinato de los periodistas del hotel Palestina, la presencia de su organización […] en el proceso es absolutamente incoherente y contradictoria.

Por este motivo le expresamos el deseo de la familia de que retiren su solicitud de participar en las diligencias […] [34].

Al contrario de lo que afirma, RSF nunca ha denunciado realmente las exacciones cometidas por las tropas militares estadounidenses en Irak. Incluso llegó a apoyar implícitamente la invasión ilegal y asesina afirmando que «el derrocamiento de la dictadura de Sadam Husein puso término a treinta años de propaganda oficial y abrió una era de libertad nueva, llena de esperanzas y de incertidumbres, para los periodistas iraquíes». La organización francesa añade que «para los medios de comunicación iraquíes, decenios de privación total de libertad de prensa llegaron a su fin con el bombardeo del ministerio de Información, el 9 de abril en Bagdad» [35]. Estas palabras no provienen de los comunicados del Pentágono o de las declaraciones del ministro de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, sino del informe sobre Irak de RSF en 2004.

Pero para el señor Menard, los que se salen del marco ideológico establecido por los medios, los que se atreven a abordar cuestiones fundamentales y poner en tela de juicio el pensamiento único en lo que se refiere a Cuba no son más que «celosos castristas» cuya «mala fe» sólo tiene comparación con la «desinformación» que propagan. Estos «cruzados de la revolución castrista», como los califica la organización parisina, no merecen atención alguna e incluso representan una amenaza para la misión de RSF. Las invectivas y los insultos hacia las personas que cometen el imperdonable pecado de dejar al descubierto las verdaderas actividades de la asociación «de defensa de la libertad de la prensa» remplazan la demostración argumentativa [36].

Según la ideología dominante, la norma consiste en avalar, mediante un silencio criminal, las despiadadas agresiones estadounidenses contra la población cubana. Para RSF, cualquier persona que se atreva a señalar con el dedo lo insoportable, es decir casi medio siglo de terrorismo, de sanciones económicas, de guerra política y diplomática, de subversión incesante y de propaganda de los que Cuba es víctima, no es sino un fanático castrista totalmente desconectado de la realidad.

Después de los infames atentados de Londres del 7 de julio de 2005, perpetrados contra civiles inocentes, el mundo entero guardó, con razón, dos minutos de silencio en homenaje a la memoria de las víctimas británicas. Desgraciadamente, los 3 478 cubanos asesinados por actos igualmente atroces, organizados por Estados Unidos desde hace más de 45 años [37], no tuvieron este privilegio.

Sobre Reporteros Sin Fronteras en la Red Voltaire
- « El peculiar concepto de Libertad de Expresión de reporteros Sin Fronteras », por Pascual Serrano (24 de Noviembre de 2004) (Alia 2)
- « La ONG Reporteros Sin Fronteras un caballo de Troya en la prensa independiente », por Benjamin Durand y Thierry Deronne (22 de Marzo de 2005)
- «Reporteros Sin Fronteras recibe financiamiento de EEUU», por Diana Barahona y Ernesto Carmona (22 de Marzo de 2005) (Alia 2)
- « Robert Ménard agente de la CIA según un periodista canadiense », por Jean Guy Allard (22 de Marzo de 2005) (IPI)
- « Cuando Reporteros Sin Fronteras encubre a la CIA », por Thierry Meyssan (27 de Abril de 2005)
- « Las mentiras de Reporteros Sin Fronteras », por Salim Lamrani (7 de Septiembre de 2005)
- « Servilismo sin Fronteras », por Carlos Martínez (31 de Enero de 2006) (ANC)
- « El silencio de Reporteros Sin Fronteras sobre el periodista torturado en Guantánamo », por Salim Lamrani (2 de Febrero de 2006)
- « Atacan a Cuba y Venezuela » (13 de Marzo de 2006) (UTPBA)
- « Financiado por Instituto Republicano Internacional », por Diana Barahona y Jeb Sprague (9 de Agosto de 2006)
- « Carta abierta de Reporteros Sin Fronteras, en respuesta a sus detractores » (19 de Septiembre de 2006)
- « ONG francesa Reporteros Sin Fronteras desacreditada », por Maxime Vivas (27 de Septiembre de 2006) (IPI)
- « Reporteros Sin Fronteras pero con contradicciones », por Salim Lamrani (4 de Octubre de 2006)
- « Periodista encarcelado por las tropas militares estadounidenses en Irak », por Salim Lamrani (4 de Octubre de 2006) (ANC)
- « Reporteros Sin Fronteras acude en auxilio de Dasquié y Brisard » (15 de Noviembre de 2006)
- « La guerra de desinformación de Reporteros sin Fronteras contra Venezuela », por Salim Lamrani (7 de Febrero de 2007)
- « Periodistas por encargo », por José Steinsleger (14 de Marzo de 2007) (ANC)
- « Cuba, Internet y Reporteros Sin Fronteras », por Salim Lamrani (21 de Marzo de 2007)
- « Reporteros sin fronteras... morales », por José Manzaneda (28 de Mayo de 2007) (ANC)
- « TELESUR desmonta discurso manipulado de informe de Reporteros Sin Fronteras » (8 de Junio de 2007) (ANC)
- « Reporteros Sin Fronteras y RCTV », por Salim Lamrani (6 de Julio de 2007)
- « Reporteros Sin Fronteras : Sí a la tortura », por Gennaro Carotenuto (30 de Agusto de 2007) (ANC)
- « Robert Ménard, de Reporteros Sin Fronteras, sigue los pasos de Washington y legitima la tortura », por Salim Lamrani (4 de Septiembre de 2007)

En la biblioteca de la Red Voltaire
Para más información, ver El Dossier Robert Ménard. Por qué Reporteros Sin Fronteras se ensaña contra Cuba, por Jean-Guy Allard y Marie-Dominique Bertuccioli, Lanctôt éditeur (Québec), 12 euros (el libro existe igualmente en francés).

[1] El informe Robert Menard. Robert Ménard agente de la CIA según un periodista canadiense por Jean-Guy Allard y Marie-Dominique Bertuccioli, Lanctôt éditeur (Québec); «Reporteros Sin Fronteras recibe financiamiento de EEUU» por Ernesto Carmona, Red Voltaire, 22 de marzo de 2005; y Diana Barahona y Cuando Reporteros Sin Fronteras encubre a la CIA», por Thierry Meyssan, Voltaire, 25 de abril de 2005. Reporters sans frontières, Por qué RSF se interesa tanto a Cuba?, La respuesta de RSF a los defensores del gobierno cubano «(Pourquoi s’intéresser autant à Cuba? La réponse de Reporters sans frontières aux accusations des défenseurs du gouvernement cubain)», 6 de julio de 2005 (sitio consultado el 15 de julio de 2005).

[2] Ibíd.

[3] En Cuba existen más de treinta periódicos, revistas y publicaciones periódicas diferentes que abordan diversos temas con asombrosa libertad y pertinencia. Citemos, entre otros, La Jiribilla y Juventud Rebelde.

[4] Michael A. Fletcher, «U.S. Asylum Sought by Cuban Tied to Terror Cases», The Washington Post, 13 de abril de 2005, p. A02. Para más información sobre el asunto Carriles: «Causan conmoción en los Estados Unidos artículos publicados en el New York Times sobre actividades terroristas contra Cuba»,Voltaire, 14 de junio de 2005, y la carta abierta de premios Nóbel y del autor de este artículo, Voltairenet.org, 29 de agosto de 2005.

[5] Salim Lamrani (bajo la dirección de), Superpower Principles: U.S. Terrorism against Cuba (Monroe, Maine: Common Courage Press, 2005).

[6] Reporters sans frontières, «Pourquoi s’intéresser autant à Cuba? La réponse de Reporters sans frontières aux accusations des défenseurs du gouvernement cubain», op.cit.

[7] Cifra oficial el 1ro de diciembre de 2004, correo electrónico del servicio internacional de Radio Habana Cuba dirigido a Salim Lamrani, 20 de julio de 2005.

[8] El Nuevo Herald, «Mensaje de Payá destaca que en la isla hay desaparecidos», 18 de marzo de 2005, p. 23A.

[9] El Nuevo Herald, «Europa mantendrá la presión diplomática», 11 de junio de 2004.

[10] Rosa Miriam Elizalde & Luis Báez, Los Disidentes (La Habana: Editora Política, 2003).

[11] Ibíd.

[12] Colin L. Powell, Commission for Assistance to a Free Cuba, (Washington: United States Department of State, mayo de 2004), descarga (sitio consultado el 7 de mayo de 2004), p. 16; Roger F. Noriega, «Assistant Secretary Noriega’s Statement Before the House of Representatives Committee on International Relations», Department of State, 3 de marzo de 2005 (sitio consultado el 9 de abril de 2005). En lo que respecta al análisis del informe, ver «El plan militar de Powell para el post-castrismo», por Arthur Lepic, Voltaire, 16 de junio de 2004.

[13] Foreign Relations of the United States 1958-1960, Reunión del Consejo de Seguridad Nacional, 14 de enero de 1960, 6: 742-743.

[14] Piero Gleijeses, Conflicting Missions, Havana, Washington and Africa, 1959-1976, University of North Carolina Press, 2002. Versión en español Misiones en Conflicto. La Habana, Washington y África 1959-1976 (La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 2004), p. 37.

[15] Le Monde, «La répression s’intensifie à Cuba à l’occasion d’un congrès d’opposants», 20 de mayo de 2005; Le Monde, «L’UE hausse le ton contre Cuba», 21 de mayo de 2005; El Nuevo Herald, «Fustigan la expulsión de diputados y periodistas», 23 de mayo de 2005.

[16] Reporters sans frontières, «Pourquoi s’intéresser autant à Cuba? La réponse de Reporters sans frontières aux accusations des défenseurs du gouvernement cubain», op.cit.

[17] Rui Ferreira, «Grito de ‘libertad’ de disidentes en Cuba», El Nuevo Herald, 21 de mayo de 2005.

[18] Reporters sans frontières, «Cuba: informaciones actualizadas acerca de los 21 periodistas encarcelados», 2005 (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[19] Reporters sans frontières, «Deux ans après le «printemps noir» : urgence humanitaire pour 21 journalistes emprisonnés», 16 de marzo de 2005 (sitio consultado el 27 de abril de 2005).

[20] Colin L. Powell, Commission for Assistance to a Free Cuba, op.cit., p. 20.

[21] Reporters sans frontières, «Une mobilisation impérative», Informe anual 2005 (sitio consultado el 18 de julio de 2005). Según RSF, «Con sus 26 detenidos, China sigue siendo la mayor prisión del mundo para los periodistas». Ver Reporters sans frontières, «Chine, rapport annuel 2004», 2004 (sitio consultado el 24 de febrero de 2005).

[22] Reporteros sin Fronteras hace un llamado a Louis Michel, comisario en la Unión Europea antes de si visita a Cuba, «Reporters sans frontières interpelle le commissaire européen au Développement Louis Michel avant sa visite à Cuba», 22 de marzo de 2005 (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[23] Salim Lamrani, Cuba face à l’Empire. Propagande, guerre économique et terrorisme d’État (Outremont, Québec: Lanctôt, 2005), pp. 82-89.

[24] Reporters sans frontières, «Troisième classement mondial de la liberté de la presse. L’Asie orientale et le Moyen-Orient sont les pires régions au monde», octubre de 2004 (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[25] Reporters sans frontières, «Recrudescence des violences contre la presse», Introduction Amériques, Rapport 2005 (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[26] Reporters sans frontières, «Colombie – rapport annuel 2004», 2004, (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[27] Reporters sans frontières, «Deuxième classement mondial de la liberté de la presse. Cuba, avant-dernier, juste avant la Corée du Nord», octubre de 2003 (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[28] Reporters sans frontières, «Pourquoi s’intéresser autant à Cuba? La réponse de Reporters sans frontières aux accusations des défenseurs du gouvernement cubain», op.cit.

[29] Sobre la NED, «Las redes de la injerencia «democrática»», por Thierry Meyssan, Voltaire, 22 de enero de 2004.

[30] Cuba Socialista, «The Cuban exile, The Miami Mafia», 19 de febrero de 2004 (sitio consultado el 25 de octubre de 2004); University of Texas, Frank Calzón Descarga (sitio consultado el 25 de octubre de 2004).

[31] Center for a Free Cuba, «About us», 2005 (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[32] National Endowment for Democracy, «About Us» (sitio consultado el 27 de abril de 2005).

[33] Reporters sans frontières, «Pourquoi s’intéresser autant à Cuba ? La réponse de Reporters sans frontières aux accusations des défenseurs du gouvernement cubain», op.cit.

[34] Familia Couso, «La familia de José Couso pide a Reporteros Sin Fronteras que se retire de la querella», 17 de enero de 2004 (sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[35] Reporters sans frontières, «Irak – rapport annuel 2004». (Sitio consultado el 18 de julio de 2005).

[36] Reporters sans frontières, «Pourquoi s’intéresser autant à Cuba ? La réponse de Reporters sans frontières aux accusations des défenseurs du gouvernement cubain», op.cit.

[37] Para más información: «Les États-Unis en guerre de basse intensité contre Cuba» por Philip Agee, Voltaire, 10 de septiembre de 2003.

Salim Lamrani

Salim Lamrani Profesor, a cargo de cursos en las universidades Paris-Descartes y Paris-Est Marne-la-Vallée. Último libro publicado: Cuba. Les médias face au défi de l’impartialité (Estrella, 2013).

 
Washington se queda solo en la cuestión venezolana
Washington se queda solo en la cuestión venezolana
Derrota del «smart power» en Venezuela
 
«Detrás de esos estudiantes se esconde la oposición golpista»
«Detrás de esos estudiantes se esconde la oposición golpista»
Nueva intentona desestabilizadora contra Venezuela
 
«La Revolución Bolivariana seguirá su curso y la dirección que trazó el Presidente Chávez»
«La Revolución Bolivariana seguirá su curso y la dirección que trazó el Presidente Chávez»
Conversación con Ernesto Villegas, ministro de Información de la República Bolivariana de Venezuela
 
Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Procedimiento de excepción sin estado de urgencia
Francia: Instauración de un Estado policiaco (1ª parte)
Procedimiento de excepción sin estado de urgencia
por Jean-Claude Paye
¡A quemarropa!
Extraño papel de reparto de la salud
por Alonso Mujica Troncoso, Socios
 
Páginas Libres
¡Peligro, con Keiko, de terrorismo de Estado selectivo!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Señal de Alerta
Debate: ¿y las compras del Estado? I
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Operación Venezuela Freedom-2
Documento del SouthCom, fechado el 25 de febrero de 2016
Operación Venezuela Freedom-2
Red Voltaire
 
Páginas Libres
¿Un "paso al costadito" de Keiko?
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Páginas Libres
Política, refugio de inútiles
por Zully Pinchi Ramírez, Socios