JPEG - 9.1 KB
Néstor Kirchner

Néstor Kirchner anticipó que la Argentina va a tener un "buen resultado" en el canje de deuda y cargó contra los "sabios del neoliberalismo" que preanunciaban el fracaso de la operación que, afirmó, será la "mejor reestructuración de la historia". Además, el Presidente embistió contra "los profetas de las respuestas económicas de la Argentina", entre los que ubicó al economista Manuel Solanet y a los integrantes de FIEL, por haber cuestionado la propuesta oficial.

"Hace un año y medio los argentinos iniciábamos la tarea del canje de la deuda en default y nos dijeron que éramos locos, irracionales, de mí dijeron cualquier cosa", recordó Kirchner. El mandatario señaló que " esas voces proponían postergar la fecha del vencimiento del canje y mejorar la oferta argentina porque "era una barbaridad la quita que hacíamos". "La quita no la hicimos para sacarle nada a nadie sino que fue una voluntad última del pueblo argentino de tratar de cumplir con su obligación, una obligación que fue creada, armada y estructurada para saquear al pueblo argentino", insistió.

Kirchner señaló que quienes reclamaban esas modificaciones "no levantaban la vista, no veían más allá la exclusión social, el empobrecimiento de nuestros sectores medios, el quiebre de la estructura productiva, la pérdida global del país y el desguace global que sufrió esta Argentina". Kirchner evitó mostrarse eufórico por el resultado de la reestructuración y dijo que "miles y miles de millones que iban a ser saqueados de las arcas de los argentinos han sido salvados y ganados por todos los argentinos". "Y van a ver cómo Solanet, los de FIEL, todos estos señores que escribían largas hojas en el diario La Nación sobre el ’desastre que han hecho’, y que decían que había que prorrogar y demás, ahora van a hablar del ’éxitoso canje argentino’", señaló.

Además, el mandatario recordó que la deuda forma parte "del drama que ellos mismos crearon, porque fueron funcionarios de todos los gobiernos desde 1976. Sí señor Solanet, usted fue funcionario de todos los gobiernos, es una realidad, no se lo digo para agraviarlo sino para que tenga memoria, nada más. Equivocarnos nos podemos equivocar todos".

"Hoy los ven en los diarios diciendo (que la adhesión al canje) va a llegar a tanto" por ciento y fustigó a "editorialistas de diarios importantes" que "acompañaron también en su momento a procesos nefastos y decían que ’cómo no honrábamos nuestra deuda’, ’cómo éramos tan maleducados’".