JPEG - 16.4 KB
El viceministro de Asuntos Exteriores, Alexander Alexeev

Delegaciones de Rusia y de Corea del Norte han celebrado hoy consultas en Pekín. La delegación rusa la encabezó el viceministro de Asuntos Exteriores, Alexander Alexeev; y la norcoreana, su homólogo Kim Gye Gwan.

Una fuente cercana a las conversaciones ha comentado a RIA «Novosti» que las partes han quedado satisfechas con las consultas celebradas en un «ambiente constructivo». Por ahora no se informa de las cuestiones tratadas.

En el aeropuerto de Pekín, Alexander Alexeev declaró a periodistas que todos los participantes en las negociaciones a seis partes esperan que la próxima ronda de conversaciones aporte resultados concretos. La cuarta ronda empezará en la capital china mañana, martes. Todas las delegaciones ya han arribado a Pekín y lo aprovechan para celebrar encuentros bilaterales. Las negociaciones a seis partes habían comenzado en agosto de 2003 y cuentan con la participación de diplomáticos de alto rango de Rusia, ambas Coreas, Estados Unidos, China y Japón.

Las conversaciones tienen por objetivo convencer a Corea del Norte renunciar a sus desarrollos atómicos. Al principio, la cuarta ronda debía realizarse en septiembre de 2004, pero Pyongyang se había negado a asistir alegando que EE UU no deseaba abandonar su política hostil hacia Corea del Norte.

Pyongyang exige que EE UU acepte firmar un tratado de no agresión y establezca relaciones diplomáticas con Corea el Norte. Además, que sean reanudados los suministros de combustible para las centrales eléctricas coreanas (fueron cortados a finales de 2002) y se le garantice a Corea del Norte plena seguridad caso que renuncie a su programa nuclear.

El 12 de febrero de 2005, Corea del Norte se había proclamado oficialmente potencia nuclear. De momento se desconoce cuántas cargas nucleares podría poseer Pyongyang, pues los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) no tienen acceso a ese país. Sólo queda confiar en los datos que proporcionan los satélites espías, aunque son datos muchas veces contradictorios.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 25 de julio 2005