JPEG - 9.5 KB

“Cuando Estados Unidos impuso las privatizaciones en Venezuela, lo hizo para quitar poder al pueblo. Es una estrategia del imperialismo”, declaró Chávez durante el programa radiotelevisado Aló Presidente que se transmite desde el estado Bolívar.

Aclaró que el imperialismo primeramente debilita a “nuestras empresas para después quitarlas a precios de gallinas flacas (irrisorios). Si no llega la Revolución Bolivariana, ya hubieran privatizado todas las del país”.

Tal situación “nos hubiera dejado sin poder nacional, sin posibilidades de lanzar alguna política nacional. Cuando nos referimos a nación, lo digo también en nombre de América Latina”, puntualizó Chávez, quien presenció además el inicio de la construcción de la llamada Ciudad del Acero.

El gobierno venezolano procura levantar este ambicioso complejo industrial en el kilómetro 112 de la línea férrea que conecta a Puerto Ordaz con ciudad Piar, y que comprenderá cuatro empresas de producción social.

Impulsado a través de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y de la Compañía Nacional de Industrias Básicas (CONIBA), el proyecto busca promover el desarrollo endógeno del país.

En este sentido, el presidente de CVG, Víctor Alvarez, definió recientemente el plan como un modelo de las ciudades socialistas del siglo XXI que existirán en Venezuela, en los próximos años.

La Ciudad del Acero albergará cuatro nuevas empresas básicas: la planta de concentración de hierro, la nueva siderúrgica del Estado venezolano que va a transformar el metal en una gama de aceros que requiere esta nación y que no se producen en Venezuela.

De igual forma, se programa la edificación de la planta de tubos para la industria petrolera y petroquímica, y la de rieles que transformará esos aceros en vigas y estructuras metálicas para atender las demandas del Plan Ferroviario Nacional.

Por otra parte, figuran propuestas para que los programas Barrio Adentro, MERCAL, aldeas universitarias, escuelas bolivarianas, programas recreativos, culturales y deportivos, entre otros, también sean instalados en la Ciudad del Acero.