GIF - 83.3 KB
Largas filas en una casilla especial instalada en la terminal de autobuses de Observatorio. Foto José Carlo González

Con base en 95.12 por ciento de resultados de las casillas de la muestra del conteo rápido elaborado por el Instituto Federal Electoral (IFE), el consejero presidente de este órgano, Luis Carlos Ugalde, anunció anoche a las 23 horas que "no es posible determinar, dentro de los márgenes científicos establecidos para el conteo rápido, al partido o coalición que haya obtenido el mayor porcentaje de la votación emitida".

Ugalde sostuvo que, "por respeto a todos los ciudadanos, los partidos y sus candidatos tienen en estos momentos una enorme responsabilidad frente a la nación". Por ello, los llamó a observar los plazos que la ley establece, por lo que informó que aun cuando siga fluyendo la información del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), será hasta concluir los cómputos oficiales, que inician el miércoles, cuando se pueda determinar al ganador de la contienda.

Sube y baja

De acuerdo con los resultados del PREP, hasta las 2 de la mañana, con 71.26 por ciento de las casillas computadas, el candidato del PAN, Felipe Calderón, tenía 10 millones 995 mil 585 votos, que representaban 37.21 por ciento; el aspirante de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, sumaba 10 millones 725 mil 452 sufragios, equivalentes a 36.3 por ciento. Cabe destacar que desde que arrancó el PREP el PAN mantuvo la delantera, pero ésta se reducía paulatinamente, pues si en un principio era de 6 puntos porcentuales, al cierre de la edición era de sólo 0.9.

Por su parte, el abanderado de la Alianza por México, Roberto Madrazo, llevaba 5 millones 837 mil 814 votos, igual a 19.75 por ciento; en cuarto sitio, Patricia Mercado, de Alternativa Socialdemócrata y Campesina, llegaba a 910 mil 395 sufragios, equivalente a 3.8 por ciento, y en quinto sitio se ubicaba Roberto Campa, de Nueva Alianza, con 290 mil 425 votos, es decir, 0.98 por ciento. Las cifras del PREP arrojaban una participación ciudadana de 59.38 por ciento. En tanto, los votos nulos eran 567 mil 978 -1.92 por ciento-, y candidatos no registrados 218 mil 843 -0.74 por ciento.

La disputa entre el candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, y el aspirante panista, Felipe Calderón, se mantenía muy estrecha al punto de que ambos contendientes preservaban tendencias que los ubicaban como ganadores en la contienda en 16 entidades cada uno, en tanto que el abanderado de la Alianza por México, Roberto Madrazo, se había desplomado hasta perder la elección en todo el país, incluidos los tradicionales bastiones priístas.

López Obrador aventajaba consistentemente en Baja California Sur, Campeche -de forma muy cerrada-, Chiapas, Distrito Federal, Guerrero, Hidalgo, estado de México, Michoacán, Morelos -gobernado por el PAN-, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

En tanto, Calderón mantenía la delantera en Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Colima, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Yucatán.

Sin embargo, a la medianoche, el informe del comité técnico provocó, al reanudarse la sesión permanente del Consejo General del IFE, un debate sobre la necesidad de abrir la base de datos. De entrada, el representante de la coalición Por el Bien de Todos, Horacio Duarte, solicitó la entrega de la base de datos generada, a fin de analizar su contenido. El representante del PAN, Germán Martínez, respaldó la solicitud, añadiendo una petición: que se dé a conocer los resultados arrojados por las 7 mil 281 casillas que se utilizaron para determinar la imposibilidad técnica de definir a un ganador.

Sostuvo que el blanquiazul no se oponía a esa transparencia, porque había quedado claro la imposibilidad técnica de que este resultado pudiera servir para proyectar a un triunfador.

Quien solicitó a los consejeros que se ciñeran estrictamente a lo establecido en el acuerdo sobre el conteo rápido -que involucra mantener la confidencialidad total sobre el resultado-, fue el representante de la Alianza por México, Felipe Solís Acero.

Al respecto, Ugalde manifestó que se haría la solicitud al comité técnico y se determinaría su viabilidad, lo cual motivó una inmediata respuesta de Duarte, subrayando que dicho comité había concluido sus funciones y que ahora era un asunto de voluntad política de los consejeros hacerla pública. De nueva cuenta, Martínez respaldó la propuesta e insistió en que se incluyera la difusión de resultados. Ya en entrevista, Duarte aseveró que este reporte técnico "no coincide con los datos de las encuestas de salida y conteos rápidos que están en poder de la coalición, y que nos darían entre uno y tres puntos de ventaja".

Las tripas del conteo

Por ello, "solicitamos la base de datos de la muestra para revisarla y detectar las condiciones de recopilación de resultados de casillas; queremos conocer las tripas del conteo rápido". Desestimó la posible manipulación de las cifras, pero exigió al Instituto Federal Electoral reconocer el triunfo de la coalición.

A su vez, el representante del PAN, Germán Martínez, aseveró que su partido aguardará a que fluyan los resultados oficiales y no entrará a la "guerra de cifras". Es una determinación del partido y "aquí permaneceremos entonces hasta que se realice el cómputo oficial de los distritos en los próximos días’’. Manifestó que serán respetuosos de las cifras que se den a conocer por parte de la autoridad electoral, en los tiempos que legalmente están establecidos.

Por su parte, el representante de la Alianza por México, integrada por PRI-PVEM, Felipe Solís Acero, señaló que el resultado que dio el comité técnico reflejaba que "no sólo hay un empate técnico, sino matemático entre los contendientes". A pregunta expresa, dijo no tener elementos para determinar si había un manejo político sobre el informe.

Y es que desde las 20:30, cuando ya se sabía del anuncio de las televisoras y las principales empresas encuestadoras de que no darían a conocer resultados de las encuestas de salida, ante la estrecha diferencia que había entre los dos candidatos punteros, Duarte había denunciado las "presiones" que el PAN ejercía entre los consejeros electorales con el objetivo de que se detuviera la difusión de resultados del conteo rápido, que el IFE tenía programado para las 23 horas. "Nos quieren ganar en la mesa", advirtió el perredista.

Algunas versiones en el IFE señalaban que fue intenso el cabildeo que realizó el PAN ante consejeros afines al blanquiazul, para postergar la difusión de las encuestas de salida con el mismo argumento de una cerrada disputa por la Presidencia. Duarte hizo lo propio con los consejeros para pugnar porque se cumpliera el acuerdo de Consejo General del IFE.

"No me doy por aludido", respondió el panista Martínez, quien aseguró que no había "ni una sola encuesta de salida, de las que yo conozco, que nos ponga abajo", y que los mecanismos de conteo de votos habían sido avalados por todos, de ahí que "no se vale venir a escatimar los resultados, especialmente el de las 11 de la noche. Si están antes, por mí que se den a conocer antes", expresó. El representante comentó que si las empresas privadas -contratadas por diversos medios de comunicación- no habían dado a conocer los resultados a las 8 de la noche, era por decisión propia.

Mientras Duarte y Martínez declaraban a la prensa, el priísta Solís Acero se reunía con Ugalde para hacerle extensiva la postura delineada por el dirigente del priísmo, Mariano Palacios, de suspender la difusión de resultados del conteo rápido a cargo del instituto. A pesar de que en la víspera la Alianza por México había dado su visto bueno a la muestra de 7 mil 636 casillas, anoche intentaba parar este acuerdo, con el razonamiento de que no era prudente sustentar los resultados bajo ese método ante el "resultado cerrado".

La disputa en los estados

Al desglosar la carrera presidencial a nivel estatal, destacaba la tajante división entre el PAN y la coalición Por el Bien de Todos, así como el desastre electoral que representaban para la Alianza por México los resultados, pues todo apuntaba a que en ninguna entidad, ni siquiera en los históricos bastiones priístas, habrían ganado la elección.

Desde el arranque del PREP, el PAN había mantenido la delantera durante varias horas, aunque el margen inicial de seis puntos de ventaja se estrechaba momento a momento, al punto de que al cierre de esta edición se ubicaba ya en 0.9 por ciento, lo que representaba alrededor de 450 mil 234 votos a favor del panista.

López Obrador llevaba la delantera en las tres entidades con el mayor padrón electoral: el estado de México, la capital del país y Veracruz. En el primero, López Obrador tenía un millón 581 mil 725 votos, frente a un millon 186 mil 969 de Calderón, y un distante Madrazo con 638 mil 663 sufragios, a pesar de que es una entidad gobernada por el PRI.

En el DF, López Obrador llevaba un millón 957 mil 553 votos, frente a 945 mil 924 de Calderón y 290 mil 997 de Madrazo. En Veracruz, la coalición Por el Bien de Todos tenía 508 mil 801 sufragios, frente a 479 mil 868 de Calderón y 285 mil 761 de Madrazo, en una entidad igualmente gobernada por el PRI.

Sin embargo, en dos entidades que gobierna el PRD, los márgenes de ventaja para lacoalición eran estrechos: Michoacán y Zacatecas. En el primero, tenían 333 mil 950, frente a 312 mil 9 del PAN y 138 mil 170 de la Alianza por México, mientras que en Zacatecas el resultado era 77 mil 659 de la coalición por 71 mil 1 del PAN y 38 mil 692 de Madrazo.

Por su parte, el panismo mantenía importantes ventajas en los estados donde es gobierno y en la mayor parte de las entidades del norte del país. En Jalisco, donde el margen de victoria en la elección local sobre el PRD era de 3 a 1, se reportaban 856 mil 884 votos a su favor, 393 mil 594 de la Alianza por México y 333 mil 389 de López Obrador. Asimismo, en Guanajuato, la victoria panista era muy holgada, pues llevaban 646 mil 517 sufragios, frente a 178 mil 88 de la Alianza por México y 153 mil 906 de la coalición. En Nuevo León, también el margen era muy amplio, pues captaban ya 709 mil 703 votos, contra 361 mil 965 de la Alianza por México y 215 mil 441 de AMLO.

Las entidades donde los márgenes eran más estrechos a favor del PAN eran Puebla y Sinaloa. En tanto, los estados con ventajas reducidas a favor de la coalición eran Campeche, Veracruz, Tlaxcala, Zacatecas, Quintana Roo y Michoacán.

Fuente
La Jornada (México)

El IFE, rebasado; aplaza el veredicto

López Obrador y Calderón reclaman el triunfo presidencial Parón del PRI al instituto; se declara "factor de estabilidad"

La directiva nacional del PRI abrió ayer un espacio de negociación y sin asumirse como triunfador, pero también sin reconocer el triunfo de sus adversarios, se erigió en "factor de estabilidad y gobernabilidad y conducción política del país", al advertir que no reconocerá los resultados de la elección federal hasta que se revise acta por acta. "¡No a la guerra de encuestas de supuestos conteos que favorecen triunfos virtuales! ¡Sí al respeto a la única fuente del poder democrático, que es el voto! Al conteo apelamos y a la decisión del pueblo nos sometemos", dijo cerca de la medianoche el presidente priísta, Mariano Palacios Alcocer.

Ugalde: el conteo rápido no permite definir un ganador

Con base en 95.12 por ciento de resultados de las casillas de la muestra del conteo rápido elaborado por el Instituto Federal Electoral (IFE), el consejero presidente de este órgano, Luis Carlos Ugalde, anunció anoche a las 23 horas que "no es posible determinar, dentro de los márgenes científicos establecidos para el conteo rápido, al partido o coalición que haya obtenido el mayor porcentaje de la votación emitida".

Según actas, tenemos ventaja de 500 mil votos", dice el perredista

Poco después de que el titular del Instituto Federal Electoral (IFE), evadió dar resultados preliminares, Andrés Manuel López Obrador se declaró triunfador de la contienda presidencial y exigió a la autoridad electoral, al Ejecutivo federal y a sus adversarios respeto a esa victoria, ya que, de acuerdo con las actas que tiene en su poder y conteos rápidos, lleva una ventaja de al menos 500 mil votos sobre Felipe Calderón.

Festeja el panista sus cifras: "he ido arriba desde el primer momento"

El candidato del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, se proclamó anoche vencedor de la contienda por la Presidencia de la República, teniendo como base las encuestas de salida y los conteos rápidos de cuatro empresas, así como las primeras cifras del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que a las 23:30 horas aún no eran determinantes.

Elecciones contaminadas

La jornada electoral de ayer terminó en un impasse indeseable y preocupante que, aunque deja el saldo positivo de una participación ciudadana masiva y civilizada, confirma algunos de los peores temores previos a los comicios: el escenario de la indefinición prolongada de los resultados, una autoridad electoral rebasada por los contendientes y la perspectiva de un veredicto que no va a ser fácilmente aceptado por las fuerzas rivales, no sólo por la indefinición en la que terminó este larguísimo día, sino por las distorsiones en que se desarrollaron las campañas previas y por la indebida intervención del gobierno federal en el proceso para invalidar una de las candidaturas y favorecer a otra.