JPEG - 8.5 KB
El presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, flanqueado por las consejeras Refugio López, Alejandra Latapí y María Teresa de Jesús González
Foto José Antonio López

El candidato de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, mantenía a las 2.42 de la madrugada una estrecha ventaja de 35.72 por ciento de los votos, equivalente a 14 millones 412 mil 96 sufragios, contra 35.47 del panista Felipe Calderón, es decir, 14 millones 303 mil 681, cuando ya se habían computado 96.63 por ciento de las casillas. La diferencia entre ambos era de 0.25 por ciento.

Después de más de 18 horas de que se inició el cómputo, la diferencia entre ambos candidatos a la Presidencia continuaba reduciéndose -siempre con el perredista en la delantera-, en una carrera entre el porcentaje de distritos que faltaban de ser computados y la diferencia entre los dos contendientes.

En el reporte de la 1.53 de este jueves, Roberto Madrazo Pintado, de la Alianza por México, llevaba 22.28 por ciento de los sufragios; Patricia Mercado, de Alternativa Socialdemócrata y Campesina, 2.7 por ciento, y Roberto Campa, de Nueva Alianza, 0.96 por ciento. Se habían contabilizado 96.54 por ciento de las casillas, 39 millones 494 mil 949 votos válidos, 876 mil 007 sufragios nulos, para un total de 40 millones 370 mil 956 votos.

El reporte del recuento de votos indicaba que 14 distritos electorales, con marcada tendencia panista, no rebasaban 40 por ciento de las casillas contabilizadas. Por ejemplo, en el distrito VI de León, donde apenas se había computado 44 por ciento, el PREP reportaba una ventaja de 94 mil votos para el panista; en Tijuana, el distrito VIII tenía 23 mil votos de ventaja en el total de casillas -según el PREP-, aunque sólo se llevaba 32 por ciento del total.

Otros distritos que iban rezagados en el conteo y que reportaban importantes ventajas para el panismo, eran el de Colima, con 38.28 por ciento y que, se estimaba, arrojaría una ventaja de 25 mil votos al PAN; Guadalupe, Nuevo León, que se acercaba a 50 por ciento, con un cálculo de 50 mil votos para dicho partido, cifra similar al distrito V de Sonora, en Hermosillo, que sólo llevaba el 45.76 por ciento.

Por otro lado, en el arranque del cómputo oficial para los diputados federales, la coalición Por el Bien de Todos llevaba 58 diputaciones federales ganadas, el PAN le seguía con 54 y la Alianza por México se retrasaba con 28. En total, se habían concluido 140 distritos electorales de los 300 de mayoría relativa.

El cómputo distrital confirmó el registro del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, cuya candidata, Patricia Mercado, acumulaba a la medianoche 2.7 por ciento de la votación, por arriba del mínimo requerido por la ley. Nueva Alianza deberá aguardar al cómputo de las elecciones para las cámaras de Diputados y de Senadores donde, según el PREP, habría obtenido arriba de 4 por ciento.

Cabe destacar que una vez concluido el cómputo para la elección presidencial comienza el recuento oficial para renovar el Poder Legislativo.

Desde el arranque del cómputo de los votos en los 300 distritos electorales, el candidato de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, se ubicó a la cabeza de las preferencias.

A diferencia del comportamiento del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), desde el arranque del flujo informativo quien tomó la delantera fue López Obrador, con ventaja inicial de 2.5 por ciento sobre el panista Felipe Calderón.

En el primer corte difundido por el IFE, a las 13:43, el perredista acumulaba tres puntos de ventaja, con 42.79 por ciento de las casillas computadas. Cuatro horas después, la distancia entre ellos disminuyó un punto, al ubicarse la coalición en 36.8 por ciento y el PAN en 34.5. Para ese momento habían sido computadas 72 por ciento de las casillas.

Cerca de las 18:30 empezó a decrecer el ritmo con que se introducían nuevos datos de los cómputos distritales en dos enormes pantallas colocadas en los extremos de la macrosala de prensa.

El mapa de la República Mexicana comenzó a tomar panorama bicolor. De amarillo empezó a pintarse desde el centro al sureste, salvo Yucatán, una franja de Campeche, un corredor de Veracruz y algunos puntos cercanos al Distrito Federal.

Hacia el norte, los bastiones conquistados por la coalición se dibujaron, sin matices, sobre todo en Baja California Sur, Zacatecas y Nayarit.

Del lado opuesto, el azul fue ganando terreno en prácticamente todos los estados del norte, hasta las entidades en las que arrasó esa fuerza política, como Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Nuevo León, Querétaro y Tamaulipas, entre otros.

Sólo unos manchones verdes en todo el territorio nacional reflejaron la debacle priísta.

En las gráficas, el IFE detalló el porcentaje de casillas computadas, votos a candidatos no registrados, sufragios válidos, nulos y la votación total.

En la parte inferior de la pantalla, sobre una línea ámbar, se detallaron los datos de la lista nominal (71 millones 333 mil 497); casillas instaladas, 130 mil 477, lo que indica que del total programado no recibió información de 11; total de votos, sufragios de candidatos no registrados, votos anulados y votación total.

A las 7 de la noche, con 80 por ciento de las casillas computadas, la coalición contaba con 36.71 por ciento de las preferencias, contra 34.65 del PAN. Para entonces, en Guanajuato, una de las zonas de mayor influencia panista, se rechazaba la petición de los representantes de PRD-PT-Convergencia de abrir los paquetes electorales.

Dos horas después disminuía el avance de López Obrador y se sumaron cada vez más votos a la gráfica albiazul. A las 8:55, Acción Nacional tenía a su favor 34.8 por ciento y el aún puntero se ubicaba en 36.46.

Casi a las 10 de la noche, tras 14 horas de trabajo en los consejos distritales, se computaba ya 89.16 por ciento de los sufragios. Después de las acusaciones de la coalición, el IFE emitió un boletín de prensa con la misma información difundida por el líder panista, Manuel Espino, y el representante de este partido ante el IFE, Germán Martínez.

El panista señaló que "por chantajes de la coalición" se había procesado primero la información de las zonas donde López Obrador tenía mayoría.

Con 91.1 por ciento de las actas procesadas, la brecha se acortó a casi un punto porcentual: para la coalición Por el Bien de Todos, 36.5 por ciento y 35.9 para el blanquiazul.

En punto de la medianoche habían concluido al ciento por ciento los cómputos en Guerrero, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo y Tlaxcala, que se sumaron a Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Hidalgo y Zacatecas.

De manera simultánea, con 93.77 por ciento de los votos, López Obrador sumaba 35.99 por ciento, por 35.22 de Calderón Hinojosa.

En los primeros 11 minutos de este jueves, con 93.99 por ciento de las casillas computadas, la diferencia entre los principales contendientes bajó a 0.75 por ciento. La coalición, con 35.98 por ciento de los sufragios; PAN, 35.23; PRI, 22.25; Alternativa, 2.7, y Nueva Alianza, 0.96 por ciento.

Fuente
La Jornada (México)