Luego de haber recorrido estos 20 años es necesario, como perspectiva, continuar luchando, seguir formando cuadros urbanos y rurales, darle espacio a la juventud para que se desenvuelva, para que haga vocería”, señaló Jorge Guamán. Además dijo que es necesario trabajar en todos los espacios, buscar experiencias exitosas que nos permitan abrirnos al campo andino y otros lados.

“Algunos líderes indígenas dicen: no queremos ni el Socialismo ni el capitalismo, entonces uno se pregunta ¿a dónde vamos? Yo creo, señaló Guamán, que debemos hacer el Socialismo comunitario. ¿Qué es Socialismo?, es bien común de una comunidad, donde primero el pensamiento debe ser colectivo, segundo los bienes deben ser colectivos, como por ejemplo en el tema del agua, o en el del territorio, debe haber comunitarismo, la solidaridad, la reciprocidad debe ponerse en vigencia, eso hay que seguir trabajando, teorizando. Algunos compañeros dicen no, no vamos a entrar en eso, entonces uno les pregunta: ¿a dónde entramos, pues, compañeros?”

En referencia a cómo encontrar el camino al Socialismo, señaló que necesitamos debatir qué podemos hacer con el Ecuador de hoy, desde nuestra realidad. “Hay que pensar en nuestra realidad, y esa no es Cuba, ni como dicen otros: pongamos el modelo venezolano, eso no puede ser porque aquí tenemos otra dinámica; a otros les parece que el modelo de Lula es el mejor, igualmente tengo que decir que no. Nosotros debemos ser ingenieros y arquitectos que diseñemos, made in Ecuador el camino del Socialismo, cómo dar el origen a esa versión distinta de Socialismo, una versión que sea respetada desde la persona, la comunidad, desde el barrio urbano, que sea el espacio desde donde podamos generar, hacer que nazca el poder. ¿Cómo articular ese poder desde abajo, que los pueblos sean tomados en cuenta en las decisiones por el país?, en eso hay que trabajar, y que no sea de consulta o de propaganda o de marketing”.

En el tema del Sumak Kawsay, el gobierno ha puesto como adorno este término. El buen vivir no es igual que el vivir bien, son dos cosas distintas, el buen vivir no solo es tener buena educación, casa, buen trabajo, sobrepasa eso, articula todos los ejes de la vida del hombre, de la persona, de la naturaleza, de la Pachamama, trasversalmente pasa por todos esos ejes.

Así lo sostiene Guamán: “No es fácil decir que el Sumak Kawsai ya está en la Constitución, porque no quiere decir dar instituciones a los indios y a los negros, sin presupuesto, con eso no se hace nada. Tiene una connotación y dimensión socio cultural y económica que debemos seguir trabajando.

“Para fortalecer la unidad, el tema de la izquierda hacia el socialismo, tenemos que formar, capacitar de mejor manera, ahí creo que podemos hacer escuelas mixtas, por ejemplo, intercambiar experiencias. Cómo lucharon desde las universidades, intercambiar con nuestros jóvenes, cómo el núcleo organizado en la Facultad se organiza, así como saber cómo se organizan los jóvenes en nuestras comunidades.

“Tenemos que llevarle a Marcelo Rivera para que cuente su experiencia. Creo en la unidad entre el campo y la ciudad, hacer varias cosas, como una red de comercialización, de eso no hemos sido capaces.

“Para fortalecer la unidad Pachakutik-MPD, profesores e indígenas debemos ser actores políticos, debemos hacer acción permanente, con respuestas reales y concretas. “En un proceso unitario como el nuestro hay que ser tolerantes, es un proceso de construcción de la izquierda, hay que sembrar y alimentar, aspirar a tener resultados a mediano y largo plazo, trabajar metódicamente”.

Pablo Miranda coincidió plenamente en que el concepto de buen vivir no es vivir bien, y dijo que en la acepción que le da el gobierno y la propaganda de algunos voceros de burguesía, es colocar el buen vivir para aquellos que están arriba, ellos gozan del buen vivir, nosotros queremos construir el buen vivir para la sociedad en su conjunto, para ello necesitamos acabar con los privilegios, eliminar el capitalismo.

En el capitalismo no es posible el buen vivir

Miranda estableció que en el capitalismo no es posible el buen vivir, en el capitalismo podemos alcanzar conquistas, alcanzar algunos derechos, alcanzar y tener ventajas, pero el buen vivir a plenitud, es decir la igualdad social y la diferenciación cultural, eso no lo vamos a conseguir en este sistema. Pero eso no quiere decir que vamos a esperar que el capitalismo se derrumbe por sí solo para inaugurar alborozados el buen vivir, tenemos que pelear contra el capitalismo, porque por más podrido que esté es fuerte, poderoso, por ello hay que luchar para botarle.

Entonces, dijo Miranda, “todo este proceso que estamos empujando nosotros desde la izquierda revolucionaria, los compañeros indígenas desde las posiciones de izquierda y revolucionarias, debemos confluir en un solo torrente, en el torrente de construir una unidad que pueda vencer a los enemigos poderosos que tenemos; pero que siendo poderosos no son invencibles, invulnerables. El capitalismo en su entraña tiene las razones para su propia destrucción, el capitalismo al construirse, al desarrollarse como imperialismo también ha creado a sus sepultureros, la clase obrera, los trabajadores, efectivamente el capitalismo solo puede ser superado por el Socialismo, y en eso coincidimos con el socialismo que definió Jorge, donde primero está la sociedad, la comunidad, la solidaridad. Hay mucho que hacer y que aclarar, pero este conversatorio es un paso, debemos hacer espacios conjuntos, que nos ayuden a conocer cómo somos, qué queremos”, finalizó Pablo Miranda.

Este articulo es el resumen del debate en panel: Veinte años del movimiento indígena, organizado por el MPD.