Red Voltaire

Sanciones “soft” de Estados Unidos ‎para Turquía

+

El presidente estadounidense Donald Trump se entrevistó telefónicamente con su homólogo ‎turco, Recep Tayyip Erdogan, sobre la operación militar turca en el noreste de Siria. Ambos presidentes ‎acordaron que el ejército turco no tomará Ain al-Arab, la localidad siria situada al borde de la ‎frontera con Turquía que se designa en Occidente como Kobani [1].‎

A finales de 2015, una batalla entre las YPG y el Emirato Islámico (Daesh) se desarrolló allí, ante ‎las cámaras de televisión instaladas del lado turco de la frontera. La ciudad quedó muy destruida y ‎los yihadistas acabaron abandonándola pero el enfrentamiento fue ampliamente divulgado por los ‎medios de difusión occidentales como una muestra del coraje de los grupos armados kurdos en la ‎lucha contra Daesh, pasando por alto el hecho que los kurdos no estaban luchando allí contra ‎la doctrina islamista sino por conquistar el territorio. ‎

Independientemente de su conversación telefónica con el presidente Erdogan, el presidente Trump ‎anunció varias sanciones contra Turquía [2].
- Congeló los fondos de los ministros turcos de Energía (Fatih Donmez), de Defensa (el general ‎Hulusi Akar) y del Interior (Suleyman Soylu).‎
- Aumentó en un 50% los derechos de aduana de las importaciones de acero turco.
- Suspendió las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y Turquía. ‎

Pero se trata de sanciones puramente simbólicas ya que los 3 ministros turcos “afectados” ‎no tienen intereses personales en Estados Unidos y el gravamen sobre el acero turco ya estaba ‎decidido desde mayo pasado. De hecho, la economía turca es muy dependiente de Washington y ‎sería muy fácil ponerla de rodillas… si Donald Trump decidiera hacerlo. ‎

En realidad, da la impresión de que el presidente Trump autorizó el presidente Erdogan a iniciar la ‎operación militar “Manantial de Paz” para liquidar el proyecto de creación de «Rojava» y que ‎ahora adopta sanciones “soft” para contentar a los congresistas demócratas estadounidenses. ‎

[1] Contrariamente a la creencia ‎generalizada, el nombre de “Kobani” o “Kobane” no es de origen kurdo y viene del simple hecho ‎que esa localidad siria surgió alrededor de una estación de trenes construida para el Ferrocarril de ‎Bagdad por la empresa alemana Koban Railway Company, cuyo nombre es la contracción de los ‎vocablos alemanes “Kompany bahn”. Nota de la Red Voltaire.

[2] “Donald Trump Regarding Turkey’s Actions in ‎Northeast Syria”, por Donald Trump, Voltaire Network, 14 de octubre ‎de 2019.

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.