JPEG - 16.7 KB

El Presidente de Bolivia, Carlos Mesa, desvirtuó las demandas de los sectores sociales pro nacionalización y recuperación de la propiedad de los hidrocarburos. También conjuró al MAS de las ciudades, obligándole a romper con la clase media. Bastó que el Movimiento al Socialismo, junto a las seis federaciones del trópico decidiera levantar el bloqueo de caminos para que nuevamente los movimientos sociales del país vean frustrado su objetivo. El MAS sigue siendo vertebral en los sectores populares que ahora apostarán su futuro a la realización de la Asamblea Constituyente este agosto.

¿Nuevamente vencidos? Las organizaciones sociales bolivianas que habían prometido no levantar el bloqueo de caminos iniciado hace dos semanas hasta conseguir el 50% de las regalías petroleras tuvieron que enfrentar su virtual derrota y decidieron, en un ampliado realizado ayer en Cochabamba, dar un cuarto intermedio al Gobierno alegando no querer perjudicar más a la población.

Para el delegado ante el Consejo Departamental, por la provincia Chapare, David Herrera, “las medidas de presión respondieron al chantaje de los partidos políticos tradicionales como el MNR el MIR y NFR, quienes el martes se aliaron nuevamente en contra los intereses del país y apoyaron la propuesta de Carlos Mesa”. Herrera también mencionó que los dos discursos del presidente Mesa, siempre estratégico y muy inteligente, desgastaron al Movimiento al Socialismo y a los sectores sociales del país, que nuevamente resultaron ser los grandes perdedores de esta pulseta.

Salida estratégica

Al parecer el cuarto intermedio otorgado por los movimientos sociales al Gobierno es el argumento para un abandono estratégico de las movilizaciones y no garantiza ninguna posibilidad de que el Gobierno ceda, pues el mismo Herrera reconoció que existen pocas probabilidades de que la decisión tomada por la Cámara de Diputados cambie en el Senado.

La correlación de fuerzas en la Cámara Alta sugiere obviamente que se refrendará la propuesta aprobada por Diputados, donde se impuso el 32% de impuestos y el 17% de regalías, agregó.

Los gobiernos municipales del trópico cochabambino, la Prefectura, la Fuerza de Tarea Conjunta FTC y miembros de las seis federaciones cocaleras del trópico, realizan la limpieza de los escombros puestos en la carretera Cochabamba- Santa Cruz.

Objetivo: Constituyente

Ante la derrota sufrida en la compulsa por la propiedad de los hidrocarburos, las seis federaciones de productores de coca del trópico cochabambino, la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia y la Coordinadora de Defensa de los Recursos Naturales, apostaron ahora el futuro de los sectores sociales a la realización de la Asamblea Constituyente, planteada para este próximo 6 de agosto. Este escenario gestado por la presión social puede convertirse en adverso y peligroso si los líderes populares no logran articular un discurso capaz de interpelar a las clases medidas y urbanas empobrecidas del país y recuperar así los espacios que les arrebató el desgaste de las últimas movilizaciones.

El MAS (Movimiento al Socialismo), partido del líder cocalero Evo Morales, lamentó que el Gobierno haya conseguido desvirtuar las demandas de esta movilización como “parciales” y “sectoriales”, cuando en realidad representan el interés de la mayoría empobrecida del país.

“No nos sentimos vencidos ni nada por el estilo pues nosotros, como MAS, planteamos al país una propuesta que no buscaba en ningún momento algún favoritismo exclusivo para nuestro sector”, aclaró el masista David Herrera.

Para el ejecutivo de la Federación Unica de Trabajadores Campesinos de Cochabamba, Feliciano Begamonte, el repliegue de los cocaleros, campesinos y regantes responde a simplemente a una estrategia, pues se quiere dar una oportunidad al Gobierno de Carlos Mesa para corregir y modificar la nueva Ley de hidrocarburos.

A diferencia de Herrera, Begamonte sí confía en la reversión de la Ley en el Senado, pues manifestó que sí no realiza modificaciones como el 50 % de las regalías, en dos semanas más los cocaleros empezarán nuevamente con los bloqueos de caminos.

“Ahora la tarea es empezar a concientizar a nuestros compañeros sobre la importancia de la realización de la Asamblea Constituyente”, agregó.

BOLPRESS