JPEG - 12.6 KB

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva criticó a quienes tienen “la cabeza colonizada” y “creen que Brasil sólo puede estar subordinado a la política de Estados Unidos” o de la Unión Europea.

En su programa radial quincenal Café con el Presidente, dijo que estas personas al parecer no aman la independencia, en respuesta a quienes critican sus frecuentes viajes al exterior.

Lula dijo que Brasil quiere “tener la más extraordinaria asociación con Estados Unidos y con ese grupo fortísimo que es la Unión Europea”, pero también necesita una fuerte relación con China, India, Rusia, Africa del Sur y México.

Apuntó que la mejor respuesta a las críticas es el resultado de la balanza comercial, que tras siete años de déficit tiene un superávit anual récord de 37.000 millones de dólares y crecimientos de 48% en el comercio con Africa, más de 50% con el Medio Oriente y 58% con Sudamérica.

Lula insistió en el proyecto de desarrollar a Sudamérica, “porque nosotros no nacimos para ser pobres toda la vida”, y agregó que ayudar en ese objetivo a Argentina, Paraguay y Uruguay, “es el papel del país mayor, que tiene mayor riqueza, mayor tecnología”.

Las iniciativas en ese sentido también deben alcanzar a Venezuela, país con el que existe un superávit muy grande, por lo que es necesario comprarle algunas cosas para tener un cierto equilibrio.

Sobre Argentina, con la que surgieron desavenencias en los últimos días, recordó que en reciente encuentro con el presidente Néstor Kirchner “acordamos que vamos a continuar trabajando juntos”.

Pero aclaró que “no podemos permitir que el interés de un grupo económico o de otro cree cualquier fricción en la política de Estado que nosotros tenemos que crear entre Brasil y los países de América del Sur”.

Lula consideró que los resultados de la Cumbre entre los países árabes y sudamericanos, celebrada aquí la semana pasada, se verán en corto plazo, pero dijo es necesario que ministros, empresarios y comerciantes viajen para dar continuidad a lo que se trató en la cita.

El mandatario, que el próximo día 22 emprende un viaje a Japón y Sudcorea, apuntó que en el mundo globalizado, un país con el potencial productivo de Brasil, tanto en la industria como en la agricultura, no puede quedar esperando a que vengan a descubrirlo.

Argenpress