JPEG - 24.4 KB

“Fidel y yo estamos conspirando, conspirando permanentemente contra la muerte, contra el hambre, contra la miseria, contra las enfermedades, contra esa pobreza que azota a nuestro pueblo y ayudando a cuantos podamos, no sólo en América sino en el mundo”, así lo afirmó el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, durante su intervención en la reunión con el Movimiento del Empresariado Francés, Medef, que agrupa a más de 750 mil empresas francesas de todo tipo, exceptuando la agricultura.

Desde París, consideró que se debe seguir luchando contra la miseria y la pobreza que azota a millones, al tiempo que resaltó que las alianzas estratégicas con Francia “son necesarias e imprescindibles” y que espera establecer una “alianza superior” con Francia.

El presidente se refirió al tema de la salud, particularmente a la fabricación de medicamentos al menor costo posible. “Conversábamos el tema de los medicamentos con De Villepin, él lo propuso como uno de los temas en los cuales Francia quiere cooperar con nosotros y le damos la bienvenida a esa intención, a esa oferta tan útil y tan necesaria, no sólo para el pueblo venezolano sino para muchos pueblos de nuestro continente”.

Consideró que “una alianza estratégica para producir medicinas al más bajo costo posible es vital para el mundo” por la aparición de nuevas enfermedades cada día. Sin embargo aseguró que “la enfermedad general que es el hambre, de ahí vienen muchas enfermedades, no sólo físicas, sino morales y sociales”.

Seguidamente propuso darle a este tema “el lugar número uno en la lista de prioridades” y establecer “una verdadera alianza estratégica e instalemos en Venezuela plantas de fabricación de diversos medicamentos y bajemos los costos hasta donde podamos”.

Comentó sobre el convenio suscrito entre Cuba y Venezuela para formar a veinte mil médicos que se dediquen a la medicina integral comunitaria, a su juicio, “médicos con una suprema conciencia social, no como algunos que si no pagas no te atienden, médicos que vayan cual Cristo por los caminos de los pobres a vivir el drama y a prevenir enfermedades”.

Hizo un llamado a la reflexión y preguntó ¿cuántas mujeres no pierden su bebé antes de parir o al parirlo sólo porque no se tomaron su pastilla de ácido fólico?, ¿cuántos niños no pueden llegar a ser adultos porque su mamá no pudo tomarse unas pastillitas o su a mamá no hubo quien la atendiera o le detectara a tiempo un problemita?, ¿cuántas madres no mueren en el parto?

Aseguró que “son millones los niños que se mueren, la mortalidad infantil en América está en un promedio de 27 por cada mil nacidos vivos, que se mueren antes de cumplir un año. En Cuba es de 5 por mil, en Venezuela estábamos en 24, vamos por 16, todavía horrorosamente alto”.

Resaltó que por primera vez en Venezuela se están realizando campañas masivas de vacunación para los bebés y además “registrándolos, porque no tenían identidad los hijos de los pobres”. Igualmente comentó que se está incrementando la atención a la mujer embarazada y el parto con atención médica especializada.

Finalmente pidió a las personas una reflexión sobre la realidad del mundo “se ha demostrado que más de 20 de esos 27 niños que se mueren pudieran haber vivido, sólo que se mueren porque no hubo una gotita, una vacunita. Es terrible andar en un BMW gastando bastante gasolina y dándose la gran vida sin hacer caso de esto. Es terrible, más allá de lo individual, que un gobierno gaste más de 500 mil millones de dólares en gastos militares para invadir otros pueblos y para hacer bombas inteligentes”.

Construcción de nuevos pueblos

En cuanto al tema de la vivienda, el presidente Chávez consideró que “este tema es un drama para los venezolanos y para los pueblos del tercer mundo. Este es uno de los signos horrorosos del subdesarrollo” y resaltó que en Venezuela “se ha avanzado algo” al respecto, haciendo “cambios estructurales en el Gobierno, recientemente fundamos el Ministerio de Vivienda y Hábitat, y estamos reestructurando todas aquellas viejas instituciones, muy burocratizadas, con mucha corrupción que funcionaban de manera autónoma y con planes anarquizados. Ahora tenemos cada día mayor grado de cohesión y de eficiencia”.

Resaltó sus intenciones de lograr una alianza estratégica con empresas francesas dedicadas a la construcción de hogares, y comentó acerca de la aprobación de Vivienda y Hábitat recientemente, la cual determina la disminución de las tasas de interés para permitir la adquisición de viviendas, sobre todo, para los sectores más desposeídos de la sociedad.

Igualmente habló acerca de la necesidad de subsidiar la vivienda: “estamos subsidiando la vivienda, tiene que ser subsidiada, sobre todo, en países como los nuestros donde la necesidad es tan grande y los costos se incrementaron mucho y hay muchas limitaciones del poder adquisitivo en mucha gente”.

El presidente Chávez se refirió a los planes de desarrollo de la Nación, entre los cuales resalta la necesidad de redistribución de la población y por tanto la fundación de nuevos pueblos. Aseguró que Francia podría contribuir en este proyecto. “Tenemos grandes estrategias, ustedes pueden ayudarnos en la construcción de nuevos pueblos, de nuevas urbanizaciones, de nuevas ciudades con un concepto integral”.