En un hervidero de buen tamaño los periodistas mexicanos siguen estando en la mira, sumando
- desde mediados de los años ochenta a esta parte- 56 profesionales de la prensa muertos, más dos desaparecidos. La lista en cuestión es llevada con exactitud por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX), la cual en las personas de su presidente, José Antonio Calcáneo y su presidente Vitalicio, Teodoro Rentería, entre otros, no ceja en plantar bandera de denuncia, llegando a los más elevados estrados judiciales, a las principales autoridades políticas del país y a la mismísima sociedad. A esta última, a través de una extensa y perseverante labor profesional.