Por Razones de Estado lo integran Diana Avella y Lucia Vargas, en proceso de finalizar sus estudios de licenciatura en Lengua Castellana e Ingeniería de Sonido respectivamente, y que desde marzo del 2004 decidieron unirse para manifestar con el canto su percepción del país y del mundo.

La realidad social y juvenil es expresada por estas jóvenes a través del Hip Hop. Ellas reivindican este género en su sentido inicial, de compromiso con sectores excluidos, pues como se sabe actualmente este género se ha vanalizado con el reggaeton. En un contexto donde los jóvenes son estigmatizados de terroristas, estas mujeres simbolizan el pensamiento social juvenil, brindando lecciones del lugar que también le corresponde a la mujer para que nuestro camino se haga a dos pies. . d. a. : ¿Qué experiencias y vivencias ha tenido para llegar a este género artístico?

Diana Avella. Yo me crié en un barrio al sur-oriente de Bogotá, un barrio donde muchos de los niños que crecieron conmigo, desafortunadamente, hoy son delincuentes. Creo que una alternativa de los jóvenes, es aprovechar las pocas oportunidades que brinda el Estado para estudiar, y no solamente quedarnos en ver los problemas. La gran experiencia que me ha dado mi barrio es saber que desde la humildad y las necesidades se pueden encontrar salidas tanto para Bogotá como para Colombia.

d.a.: ¿Cómo ha sido la experiencia de lograr un estilo y unas letras, en relación al barrio, a la cotidianidad, la ciudad y el país, en medio de los fuertes contrastes que vivimos?

GIF - 19.3 KB

Diana. Empezando porque para mí el Rap es esa poesía que está presente en las calles, es la poesía urbana, es la poesía invisible que muchos seres humanos no ven. Para mi escribir una canción es hacer un texto literario. Hay muchos estilos de escribir poesía y en cada verso como que uno intenta plasmar lo que está pasando en la realidad, lo que uno está viviendo, lo que a uno le afecta, y creo que todos lo hacemos.

d.a.: ¿Cómo ha sido ese trabajo en equipo?

Diana. Con Lucía tenemos en beneficio que nos entendemos muy bien en el aspecto ideológico. Y las letras siempre las trabajamos por partes: ella escribe algunos aspectos y yo otros. Pero es básicamente eso, es un proceso individual y colectivo a la vez.

d.a. : ¿Qué otros elementos alrededor de la cultura Hip-Hop han manejado?

Diana. Lucía maneja un poco el graffiti, a mi también me llama mucho la atención, porque ni con el DJ ni con el breakdance, hemos tenido un mayor acercamiento. Eso no quiere decir que no nos guste, porque obviamente es parte de nuestra cultura, sino que en esta vida uno tiene dones para unas cosas y para otras no.

d.a. : ¿Cómo es el medio artístico en el cual ustedes se mueven con respecto al mensaje y estilo de los demás grupos?

Diana. Lo que voy a decir suena un poco paradójico, y es que a pesar de que nosotras somos un grupo de rap de dos mujeres, que se la ha guerriado demasiado para grabar el CD que pronto saldrá, nos han querido hacer a un lado por ese contenido social y político que tenemos en las letras. Algunos dicen que no quieren escuchar noticias, y que nuestro rap son noticias. Dicen que es mucha marginalidad. Nos han llegado a decir hasta que somos un par de ñeras resentidas. Por eso digo que es un poco paradójico que muchos grupos de rap no piensen en la unidad. Entonces no existe aquí una persona que pueda decir que no es vulnerable a todo lo que está pasando, como para que nos juzgue y nos venga a decir que somos un par de ñeras resentidas.

Entonces, pienso –primero– que tenemos la autoridad intelectual, moral, y de vivencias desde niñas, para hablar de lo que hablamos en las canciones. Nosotras no inventamos lo que cantamos, simplemente retratamos en letras lo que vivimos. Y segundo, pienso que es necesario decir lo que está pasando en Colombia y en el mundo. Y tercero, son realidades que no son para nada ajenas al barrio y a la cotidianidad de todos nosotros. A nosotros ya nos dividieron por naciones, por razas, por fragmentos ideológicos, nos han dividido por partidos políticos. No podemos permitir una división más: que nos dividan la cultura. Entonces, creo que si a ustedes, si al periódico desde abajo, si a un rapero o a un metalero le parece bien lo que hace Por razones de Estado, y le gusta, lo único que tiene que hacer, simplemente, es tener nuestro CD y escucharnos, y botarnos la buena energía que nosotras le botamos.

d.a. : ¿Cuál es el público que más las acoge y cuál es el que no tanto ?

Diana. Hemos tenido la oportunidad de cantar para punkeros, metaleros, maestros, hasta para comunidades religiosas, y no nos ha pasado la primera vez en que no haya existido una respuesta positiva por parte del público. Es decir, todas las respuestas han sido favorables.

d.a. : ¿Cuáles son las proyecciones con este trabajo artístico?

Diana. Nuestra idea inicial es prensar un CD porque esta es la base de nuestro trabajo, y en segunda medida que ese trabajo abra espacios sociales. Me gustaría, en ese sentido, un proyecto de alfabetización en colegios o comunidades (donde no existe la oportunidad de que los niños se eduquen) a partir del Hip Hop.

d.a. : ¿Cómo es visto el Rap socialmente?

Diana. Aquí hay mucha gente ignorante que piensa que el Rap es de ñeros, de gamines, de drogadictos, para nada. Soy una persona humilde, pero afortunadamente estoy en la universidad y creo que nadie tiene el derecho intelectual o físico para agredir lo que yo pienso, ni para ofender mi cultura, porque ante todo yo sí quiero mucho al Rap.

d.a.: ¿Han recibido apoyos y propuestas?

Diana. Hemos sido afortunadas porque nos han ayudado personas de Francia, Venezuela y Colombia. También nos hemos encontrado con personas que nos dicen que nos sacan el CD si le cambiamos las letras, que por que somos muy contestatarias. Son propuestas que buscan desviarnos del objetivo para comercializar.

No hemos querido es adherirnos a un parche u organización donde nos limiten las letras y no podamos decir lo que pensamos, preferimos seguir guerreándola antes que vendernos al mejor postor.

d.a. : ¿Cómo ha sido el apoyo en tu casa?

Diana. Mi mamá me apoyó siempre, aunque cuando yo tenía 11 años a mi mamá le parecía raro verme vestir ancho como los niños, pero ella nunca me cohibió. Mi familia es humilde y siempre me ha apoyado, no económicamente, pero sí moralmente, que es lo más importante, y mi orgullo es saber que estoy sacando adelante mi carrera y el Rap. Mi mamá dice que le da miedo porque hay cosas que yo digo que pueden ser utilizadas en mi contra, porque cuando yo canto intento poner la posición como es, lo que es, y decir lo que pienso, pero es el riesgo que uno corre cuando quiere decir lo que quiere decir. Uno tiene que ser fiel a lo que se piensa y quiere hacer, y si la otra gente quiere unirse al parche de una, bien, y si no, ellos son los que están en el lugar equivocado.


Una canción a propósito del Tratado de Libre Comercio ( TLC)

( fragmento )

.....La educación es tan solo de unos cuantos privilegiados, el resto solo aprende lecciones de esclavos, todo a causa de un libre tratado que consiste en venderle el alma al diablo, el pago, que nos devuelvan las cadenas perdidas en la independencia para seguir paso a paso al infierno de una colonia, de un país norteamericano, si, así fue, libre comercio para vender el alma, esclavos y actores de nuestra propia facha, pierdo la vida y no encuentro la calma, la libertad humana es lo único que queda cuando la guerra se acaba, por razones de estado no esconderé mis palabras...