JPEG - 14.7 KB
AMLO

La coalición Por el Bien de Todos comenzó ayer a reforzar los campamentos establecidos en los 300 comités distritales del país para evitar que se sigan abriendo los paquetes electorales, ya que hay la pretensión de cuadrar las cifras del fraude del pasado 2 de julio. Un "fraude a la antigüita", lo calificó Andrés Manuel López Obrador.

Un día después de la "gran concentración" en el Zócalo y sus alrededores, el candidato, su equipo de campaña y los dirigentes del PRD, PT y Convergencia sostuvieron reuniones para definir la integración del comité ciudadano que se habrá de encargar de proponer las acciones de resistencia civil pacífica.

Estas, a decir de Ricardo Monreal, se pondrán en marcha esta misma semana, como anunció un día antes en el Zócalo el tabasqueño. El comité ciudadano no se integró ayer, ya que aún se discutía qué personalidades lo conformarán, decisión que se espera sea tomada entre hoy y mañana.

Al mismo tiempo, López Obrador dijo que confía en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) acepte la demanda de contar voto por voto y casilla por casilla, y dejó en claro que nunca reconocería un eventual triunfo del panista Felipe Calderón, ya que en realidad se le quiere imponer a través de una elección totalmente ilegal.

En entrevista para Radio Educación, que concedió a Miguel Angel Granados Chapa, el candidato presidencial rechazó asimismo las versiones que comenzaron a circular ayer por la mañana en noticieros de radio, en el sentido de que el llamado que le hizo a Felipe Calderón durante la concentración del domingo en el Zócalo fue en tono amenazante para el panista y su familia.

La mayor parte del día y la tarde la dedicó a preparar las acciones de de resistencia civil pacífica y adoptar medidas para evitar que se sigan abriendo los paquetes electorales. En ese sentido, el presidente del PRD, Leonel Cota Montaño, anunció que decidieron fortalecer los campamentos establecidos en los 300 comités distritales del país.

"Se nombraron responsables, un compañero por cada partido, y desde luego las redes ciudadanas, con el propósito de reforzar la vigilancia en las juntas distritales." Fuera de los inmuebles se encuentran de manera permanente grupos de perredistas, petistas y de Convergencia, y se hará una invitación para que se integren estudiantes, trabajadores, artistas y todos aquellos dispuestos a evitar que se legitime el fraude del 2 de julio.

La intención es también que esos campamentos se conviertan en centros de discusión y de difusión de informes para preparar la movilización del próximo día 30, que habrá de partir también del Museo de Antropología e Historia, de Chapultepec, a la Plaza de la Constitución, donde se llevará a cabo la tercera asamblea informativa.

Cota Montaño precisó que no se ha desechado hasta el momento ninguna iniciativa, y se analizarán todas las propuestas, aunque la intención es no tomar medidas desesperadas, como las huelgas de hambre generalizadas, ya que la lucha "es larga".

Sobre la forma de financiar esa batalla contra el fraude, el dirigente del PRD reveló que pedirán el apoyo de los perredistas que tienen cargos públicos, de manera particular senadores y diputados. "Estamos haciendo la convocatoria para que los compañeros legisladores, de sus propios ingresos, nos apoyen, para llevar a cabo las acciones extraordinarias, sobre todo la movilización del próximo día 30."

Aunque no se integró anoche mismo el comité ciudadano anunciado por López Obrador un día antes en el Zócalo, Monreal Avila sostuvo que hoy o mañana va a quedar listo. "Se está haciendo todo con mucho cuidado", indicó, ya que se analiza a las personalidades de la sociedad civil que podría participar, las que deberán ser notificadas, para saber si aceptan.

En la reunión de ayer se decidió que el propio López Obrador, los dirigentes del PRD, PT y Convergencia, además del coordinador de su campaña, Jesús Ortega, estarán a cargo de definir todo lo referente a ese comité.

No quisieron adelantar nombres ni el tipo de acciones, algunas de las cuales, aclararon, no se darán a conocer hasta ponerse en marcha, para no restarles efectividad. Monreal Avila rechazó por la noche que el tema sea motivo de división. "Hay una gran cohesión en torno a la resistencia civil", dijo.

Monreal, junto con Jesús Ortega y Cota Montaño, hizo notar que hay una seria incongruencia en la actitud del PAN y de Felipe Calderón, al manifestarse en contra de acciones de resistencia civil, pese a que cuando estuvieron en la oposición fue su estrategia favorita.

Es también una paradoja que el PAN, que siempre luchó contra los fraudes electorales, ahora que gobierna los trate de legitimar, señalaron.

Al respecto, Monreal Avila comentó que se trata de un argumento falso y mentiroso el que esgrime la cúpula panista para no acceder al nuevo recuento de votos, en el sentido de que le faltarían al respeto al millón y medio de mexicanos que participaron en la organización de los comicios. "Si tienen la certeza de que ganaron, nada pierden con que se abran las casillas", afirmó.

Al respecto, en su entrevista en Radio Educación, López Obrador dijo que aunque se habló mucho del riesgo de un fraude cibernético, en realidad han encontrado pruebas de que se trata de "un fraude a la antigüita", donde se alteraron la actas de 60 por ciento de las 130 mil casillas.

Aclaró que no hubo ninguna amenaza a Calderón -como manejaron ayer los medios electrónicos- en el llamado que le hizo un día antes desde el Zócalo, a no olvidar que un fraude electoral es una mancha que llevaría el mismo y su familia.

"Hablé de la familia, porque es lo más cercano a uno, y son los que van a resentir la situación... de ninguna manera lo hice con el propósito de amenazar." Por el contrario, el mensaje para Calderón fue: no te dejes cercar por los ambiciosos, por los intereses creados, záfate de esto, puedes hacerlo si se lleva a cabo el recuento voto por voto."

Cuestionado sobre la posibilidad de que el TEPJF refrendara el triunfo de Calderón, el tabasqueño respondió que él no reconocerá como presidente al panista, porque se trató de una elección ilegal, fraudulenta.

Tampoco, sostuvo, aceptaría incorporarse al gobierno panista, y lo que haría "es seguir luchando por lo mismo; defendería el proyecto alternativo de nación, trabajaría todos los días para defender a la gente, para evitar que se privaticen los bienes nacionales".