El gobierno está haciendo caso omiso a los planteamientos de diversos sectores de evitar la consolidación de asimetrías a favor de Chile, y de abandonar la política de “cuerdas separadas” que solo favorece sus intereses y estrategia. De un lado, sataniza las protestas (atribuyéndolas a un sector político), y de otro, anuncia iniciativas para la tribuna mientras el proceso de subordinación continúa.

1) Se impide la compra de grúas pórtico en el Callao lo que ofrece una ventaja a los puertos del sur. 2) Se congela el proyecto de reimpulso de la Marina Mercante, con lo cual el transporte marítimo sigue siendo realizado por naves vecinas.

3) A pesar del escándalo de la empresa chilena Gildemeister, se envía un proyecto de ley al Parlamento para que en las compras públicas haya trato nacional para los países con los que tenemos acuerdos bilaterales de comercio. Solo lo había conseguido EEUU, y ahora se busca favorecer a los vecinos.

4) Se negocia en secreto el “perfeccionamiento” del TLC con Chile. Según fuente chilena se habría desarrollado una nueva ronda de negociaciones hace unos días en Lima. Justamente uno de los temas pendientes era el desarrollado en 3).No solo se niegan a discutir el TLC en el Congreso, sino que se continúan negociaciones. ¿Que nuevas concesiones se están haciendo?

5) Se prepara la entrega del gas de Camisea a Chile, usando como pretexto que es el camino para llevar el recurso al sur. No se discute el tema de fondo del cambio de la matriz energética y no se responde a los cuestionamientos y propuestas hechos por el Colegio de Ingenieros.

6) Pero, se lleva el premio la “negociación” de cielos abiertos con LAN. Se presenta como un triunfo la reducción de 14 a 8 frecuencias, pero no dice que se aumentan a 11 el próximo año y regresa a lo mismo el siguiente. Menos aún que la línea “nacional” que podría cubrirlo es Lan-Perú. No hay reciprocidad posible porque no tenemos línea de bandera, por lo que hasta que eso ocurra se podría otorgar a otras aerolíneas que ubican Perú como un hub de sus operaciones en la región. Una muestra de la magnitud del poder del lobbie chileno se puede apreciar en los artículos y editoriales de varios medios de comunicación criticando la medida de reducción de frecuencias a LAN como un atentado al turismo y la conectividad ,pretendiendo hacer creer a la población que solo existe esa alternativa.

7) Pero el psicosocial también está en el plano cultural. Mientras se aplaude la revisión de la historia con financiamiento chileno para borrar la memoria de la Guerra del Pacífico, y se saluda la afrenta de poetas en el Huáscar, se cuestiona la movilidad ciudadana por nuestra frontera acusándola de provocación evadiendo el tema de fondo (límites marítimos y desconocimiento de la frontera terrestre). Peor aún, la devolución de libros saqueados durante la guerra pretenden ser festejadas, dejando el tema marítimo y La Haya para las calendas griegas. Libros robados por mar parece ser la consigna.

8) Mientras se cierra el acuerdo Japón-Chile donde el tema Fujimori fue un componente, el gobierno no se pronuncia sobre su extradición Más bien dicen que pedirán ayuda y asesoría a Chile para las negociaciones con Asia y la UE, cuando nosotros somos la sede el próximo año de dos cumbres internacionales fundamentales con ambas regiones.

9) Mientras se habla de un núcleo básico de la Defensa con raquítico presupuesto, se niegan a darle los recursos que requieren las FFAA. De los aproximadamente 10,000 millones de recursos del gobierno depositados en el BCR se puede sacar lo necesario, pero no hay voluntad política

Es una mecedora peligrosa la del gobierno, porque llevará a una polarización interna si insiste. Más bien deberíamos honrar este día y siempre a los defensores de la Patria y continuar luchando por la defensa de la heredad nacional.