Terrorismo: la prueba falsa de la prensa alemana La prensa alemana publica una nota garabateada en árabe y tachada encontrada junto a una de las dos bombas descubiertas en julio en un tren alemán. La prensa subraya que, según la policía, la bomba estaba destinada a matar cientos de personas. Está de más decir que ese simple pedazo de papel basta para llegar a la conclusión de que el atentado era cosa «de los musulmanes».

Pero lo cierto es que, al igual que sus colegas occidentales, los periodistas alemanes tienen ante los ojos la venda que les imponen sus propios prejuicios. Así que no pensaron en buscar a alguien que les tradujera la nota. De haber lo hecho, habrían descubierto que no se trataba de una proclama política depositada intencionalmente, sino de una lista de compras (olivas, queso blanco…) abandonada por un viajero después de haber tachado los productos adquiridos.

Fuente del documento: Der Spiegel