La Asamblea Nacional Extraordinaria de los Pueblos y las Nacionalidades realizada los días 8 y 9 de septiembre, con la presencia de sus delegados, Presidentes de los Consejos de Gobiernos de las regionales y nacional: Raúl Tapuyo, CONAICE; Tito Puanchir, CONFENIAE; Humberto Cholango, ECUARUNARI y Marlon Santi, CONAIE; Asambleístas, Prefectos, Alcaldes, Concejales y Representantes de las Instituciones Públicas Indígenas, resolvió entre otros importantes aspectos:

“Declarar en Movilización Nacional en defensa de los Derechos de las Comunidades, Pueblos y Nacionalidades Indígenas, de manera coordinada entre las Confederaciones: ECUARUNARI, CONFENIAE Y CONAICE, ante el permanente y progresivo atropello del gobierno del Econ. Rafael Correa Delgado a la integridad y los derechos de los pueblos y nacionalidades; y, convocar a todos los sectores progresistas de la sociedad ecuatoriana que se consideren afectados en sus derechos, a construir agendas y acciones comunes de exigencia y garantías a los derechos fundamentales.

Igualmente establecieron: “Declarar al gobierno de Rafael Correa como gobierno neoliberal y capitalista por sus acciones y actitudes, influenciado de ciertos colaboradores de la partidocracia, que atentan a la soberanía de la pachamama, los derechos colectivos, humanos y ambientales consagrados en la Constitución vigente”.

“Rechazar los programas sociales que está implementando el Gobierno, como socio bosque, socio páramo, bonos y créditos clientelares, entre otros que atentan a las formas de organización y los derechos colectivos de los pueblos y nacionalidades; y en su reemplazo exigir la implementación de verdaderos programas de reforma agraria, micro-créditos blandos para la agricultura, ganadería, sistema de riego, proyectos de industria artesanal, micro-empresas comunitarias, orientados a la consecución del Sumak Kawsay”

“Exigir al Estado y al Gobierno Nacional la nacionalización de los recursos naturales y la puesta en práctica de la auditoria a las concesiones petroleras, mineras, aguas, hidroeléctricas, telefónicas, espectro radio eléctrico y servicios ambientales; la deuda externa, la recaudación de impuestos y los recursos del Seguro Social- IESS; así como, la suspensión de todo tipo de concesiones (extractivas petroleras, mineras, forestales, de agua y biodiversidad, hidroeléctricas) en los territorios de los Pueblos y Nacionalidades.

“Exigir la derogatoria inmediata del neoliberal Decreto 1585 que atenta contra el sistema de educación intercultural bilingüe y la dirección nacional de educación intercultural bilingüe de los pueblos y las nacionalidades, y el neocolonial Decreto 1780 y su reforma. Y la resoución sigue...