JPEG - 17.7 KB

Logo del Council on Foreign Relations.
______________________________________________

El Council on Foreign Relations (Consejo sobre Relaciones Exteriores o CFR, según sus siglas en inglés) [1] sigue presidiendo la lista, elaborada por la izquierda, en la que se enumeran los conspiradores que manejan la política exterior estadounidense, junto con el Grupo de Bilderberg y la Comisión Trilateral. ¿Noticia o simple patraña?

Nada de eso. Si así fuese, los que afirman que el apoyo de Estados Unidos a Israel se basa en que éste último país representa una «carta estratégica» no podrían explicar los resultados de una encuesta del Pew Research Center sobre el lugar de Estados Unidos en el mundo, realizada entre el 2 de octubre y el 16 de noviembre de 2009 y consistente en una serie de preguntas presentadas a 642 miembros del CFR. El sondeo del Pew Research Center no sólo reveló que la gran mayoría de los miembros del CFR, o sea 2 de cada 3 miembros de esa institución elitista en materia de política exterior, estiman que Estados Unidos ha hecho demasiado a favor de Israel sino que además no consideran que Israel tenga una importancia prioritaria para Estados Unidos [2].

Las respuestas sobre el conflicto israelo-palestino permiten llegar a la conclusión de que el público en general se forma su opinión a partir de lo que lee en los medios de difusión masiva, que son muy favorables a Israel, mientras que los miembros del CFR tienen acceso a fuentes de información más precisas y son menos sensibles a la propaganda israelí. Aparentemente a ningún diario estadounidense le ha parecido útil reportar sobre las opiniones de los miembros del CFR, lo cual no resulta sorprendente, dadas las circunstancias. Veamos:

(1) En una lista de los países que serán «los más importantes aliados y socios de Estados Unidos en el futuro», sólo un 4% de los interrogados durante el sondeo incluyen a Israel, lo cual sitúa a ese país al lado de Corea del Sur y muy por debajo de China (58%), la India (55%), Brasil (37%), la Unión Europea (19%), Rusia (17%), Japón (16%), el Reino Unido y Turquía (10%), Alemania (9%), México (8%), Canadá, Indonesia, Australia y Francia (5%). Los miembros del CFR interrogados durante el sondeo tenían la posibilidad de aportar 7 respuestas (Pregunta 19).

(2) Cuando se les preguntó qué países serían los menos importantes para Estados Unidos, Israel (9%) se vio por debajo de 22 Estados, entre los que estaban Canadá y México así como Turquía, Egipto y Arabia Saudita en el Medio Oriente (Pregunta 20).

(3) Lo que resultó especialmente revelador es que en lo tocante al «conflicto entre israelíes y palestinos» sólo el 26% de los miembros del CFR interrogados se pronunciaron a favor de Israel. Es importante la comparación entre ese resultado y el 51% de los interrogados del gran público (2000 personas interrogadas durante el mismo periodo).
El 16% de los miembros del CFR tomó posición a favor de los palestinos (12% de los encuestados del gran público). El 41% de los encuestados del CFR tomó «posición por igual» por ambos bandos (sólo un 4% del gran público). Un 12% de los miembros del CFR no apoyaban a ninguno de los dos bandos (un 14% del gran público. (Pregunta 33)

(4) El CFR no desempeña un papel importante en cuanto a trazar la política estadounidense sobre la cuestión israelo-palestina. Tampoco está en sintonía con quienes toman las decisiones sobre ese problema. Eso es lo que se expresa de forma contundente cuando se interroga a sus miembros sobre la visión que tienen de la política exterior de Estados Unidos sobre el Medio Oriente. Para el 67% de los miembros del CFR (un 30% si se interroga al gran público), el problema es que Estados Unidos favorece demasiado a los israelíes. Sólo el 2% de los miembros del CFR (el 15% del gran público) cree que la política estadounidense favorece demasiado a los palestinos. El 24% de los miembros del CFR interrogados cree que Washington «ha encontrado el equilibrio correcto» (el 29% del gran público). (Pregunta 34)

(5) Una aplastante mayoría de los miembros del CFR (69%) estima que el presidente Obama ha «encontrado el equilibrio correcto» entre israelíes y palestinos, comparado con una pequeña mayoría del gran público (51%). El 13% de los miembros del CFR piensa que Obama «favorece demasiado a Israel» (el 7% del gran público) mientras el 12% piensa que Obama se pone del lado de los palestinos, opinión que comparte el 16% del gran público (Pregunta 35).

En lo tocante a Irán se observa el mismo abismo entre las élites del CFR y el gran público estadounidense. El 64% de los miembros del CFR considera que Irán es una importante amenaza para los intereses estadounidenses, contra un 34% que no lo cree. Esos resultados son respectivamente del 72% y el 20% cuando se interroga al gran público. Más contrastante todavía: sólo el 33% de los miembros del CFR apoyaría un ataque preventivo contra Irán en caso de que ése país obtuviese el arma nuclear mientras que el 63% del gran público lo aprobaría (Pregunta 7).

En el caso de Pakistán esas cifras se invierten totalmente, con un 63% de los miembros del CFR que apoya una acción militar estadounidense si «extremistas … estuviesen a punto de hacerse del control de Pakistán» mientras que sólo el 51% del público aprobaría esa acción (Pregunta 24). Tales resultados son un indicio suplementario de la influencia israelí en los medios de comunicación masiva.

Dicha influencia ha convertido a Irán [país estable y carente de armas nucleares] en una amenaza mientras que minimiza el peligro que puede representar un Pakistán inestable dotado del arma atómica.

Documentos adjuntos

[1] «Cómo el Consejo de Relaciones Exteriores determina la diplomacia norteamericana», Red Voltaire, 19 de agosto de 2005.

[2] Ver sobre este tema las intervenciones de John D. Antony en la conferencia Axis For Peace, organizada en 2005 por Thierry Meyssan.