18-5-2010

- Poquísimos días atrás, el presidente García Pérez y el primer ministro, Velásquez Quesquén propusieron la declaración del “Señor de los Milagros” como patrono del Perú

- La jornada obrero-estudiantil que bien relata Ojeda en su texto selló una dinámica contra la demagogia estupidizante del gobierno de Leguía que pretendió consagrar el Perú al Sagrado Corazón de Jesús

- ¿Con qué derecho se atenta contra la libre conciencia retrocediendo al país a tiempos de oscurantismo sectario?

- En lugar de maniobra reaccionaria ¿por causa de qué no se impulsa el cuestionamiento del Concordato entre Perú y el Estado Vaticano que es espúreo y jamás ha sido ratificado por Congreso alguno desde su firma, entre gallos y medianoche, en 1980?

- El libre pensamiento también es un derecho humano

- ¿Se agotó la imaginación y ahora se tiene que recurrir a viejas, manidas y ridículas fintas para ponerse a buen recaudo?

El 23 de mayo y la revolución ética en la política por Arturo Ojeda Salazar http://www.generaccion.com/usuarios...

Documentos adjuntos