JPEG - 20.9 KB

La propaganda de los grupos indonesios hostiles al poder sirio se dedicar a resaltar el carácter supuestamente chiita del gobierno de Damasco. El objetivo es legitimar la «yihad» designando el chiismo no sólo como una herejía sino como una amenaza para el islam «puro». En el marco de ese discurso, Abu Bakar Ba’asyir ha llegado a afirmar que el «régimen chiita sirio» es «peor que los infieles y los judíos».

Navhat Nuraniyah, de la S. Rajaratnam School of International Studies, estima que esa propaganda ya está dando funestos resultados. En 2011 se registró una conspiración que tenía como objetivo asesinar a las principales figuras chiitas de Indonesia y en 2012 un millar de aldeanos atacó una comunidad chiita en la isla de Madura. Una multitud de sunnitas también atacó una escuela en el este de la isla de Java.

Se estima que unos 50 indonesios luchan actualmente en Siria y que Indonesia debería adoptar una ley que penalice la incitación al odio antes de que el mencionado discurso ponga en peligro la paz civil.

Syrian Conflict Fallout: Time to Contain Hate Speech in Indonesia, por Navhat Nuraniyah, S. Rajaratnam School of International Studies, 24 de febrero de 2014.