JPEG - 30.3 KB

Nosotros, jefes de Estado y de gobierno del G7, nos hemos reunido hoy y hemos decidido unir ‎nuestros esfuerzos para vencer el Covid-19 y reconstruir sobre una base más sólida. Con la fuerza ‎que nos dan nuestras ventajas y los valores de nuestras sociedades democráticas y de nuestras ‎economías abiertas, actuaremos juntos y con otros para que el 2021 sea un viraje para el ‎multilateralismo y para que la reactivación pueda mejorar la salud y la prosperidad de nuestras ‎poblaciones y del planeta. ‎

Intensificaremos nuestra cooperación en el marco de la respuesta sanitaria a la pandemia de ‎Covid-19. La dedicación de nuestro personal esencial en todo el mundo refleja lo mejor de la ‎humanidad y el rápido descubrimiento de vacunas es ilustrativo del poderío del genio humano. ‎Trabajando con la Organización Mundial de la Salud (OMS), apoyando su papel de coordinación y ‎trabajando juntos en su fortalecimiento aceleraremos el desarrollo y el despliegue de las vacunas ‎a escala mundial; trabajaremos con las industrias farmacéuticas para incrementar las capacidades ‎de fabricación, recurriendo principalmente a licencias voluntarias; mejoraremos el intercambio de ‎información, sobre todo en cuanto a la secuenciación de nuevas variantes [del virus] y ‎estimularemos prácticas transparentes y responsables así como la confianza de las poblaciones ‎en la vacunación. Reafirmamos nuestro respaldo a todos los pilares del acelerador al acceso a las ‎herramientas de lucha contra el Covid-19 (ACT-A) y a su facilidad COVAX [1], a un acceso equitativo y a un precio razonable a las ‎vacunas, a los tratamientos y a los medios de detección, dando por sentado que una amplia ‎cobertura con vacunas constituye un bien público mundial. El apoyo financiero que el G7 ha ‎aportado se eleva hoy a 7 000 millones y medio de dólares estadounidenses, con nuevos ‎compromisos financieros por más de 4 000 millones a favor del dispositivo ACT-A y de la ‎facilidad COVAX. Animamos todos nuestros socios, principalmente el G20 y las instituciones ‎financieras internacionales, a seguirnos mediante el fortalecimiento de su apoyo al dispositivo ‎ACT-A, permitiendo en particular un mayor acceso de los países en desarrollo a vacunas aprobadas por la ‎OMS a través de la facilidad COVAX. ‎

La pandemia de Covid-19 muestra que el mundo debe prepararse mejor contra las amenazas a las ‎que la seguridad sanitaria mundial puede verse expuesta en el futuro. Actuaremos con la OMS, ‎el G20 y otras instancias, principalmente en ocasión de la cumbre de la salud en Roma, para ‎fortalecer la salud mundial y la arquitectura de la seguridad sanitaria para mejorar la preparación ‎frente a las pandemias, principalmente a través del financiamiento de la salud mundial y los ‎mecanismos de acción rápida, reforzando el enfoque «Una sola salud» y la cobertura sanitaria ‎universal y estudiando el interés potencial de un tratado sobre la salud mundial. ‎

Desde hace un año hemos aportado un apoyo sin precedente a nuestras economías, por un monto ‎total de más de 6 000 millardos de dólares [2] en el conjunto de los países del G7. Seguiremos sosteniendo nuestras economías ‎con el fin de proteger los empleos y de favorecer una reactivación fuerte, duradera, equilibrada y ‎que beneficie a todos. Reafirmamos nuestro apoyo a los países más vulnerables, nuestro apego a ‎los objetivos de desarrollo duradero y nuestra asociación con África, principalmente para ‎garantizar una reactivación duradera de su economía. Actuaremos en el marco del G20 y de las ‎instituciones financieras internacionales para incrementar nuestro apoyo a las políticas nacionales ‎ante la pandemia explorando todas las soluciones disponibles, principalmente la aplicación total y ‎transparente de la iniciativa de suspensión del servicio de la deuda y del marco de acción común. ‎

La fase de recuperación del Covid-19 deberá permitir reconstruir mejor y para todos. En la ‎perspectiva de la COP26 de la Convención-Marco de las Naciones Unidas sobre los Cambios ‎Climáticos y de la COP15 de la Convención sobre la Biodiversidad, pondremos nuestras ambiciones ‎en materia de cambio climático y de lucha contra la pérdida de biodiversidad como centro de ‎nuestras políticas. Avanzaremos sobre la atenuación, la adaptación y los financiamientos, ‎de conformidad con el Acuerdo de París, y propondremos una transformación ecológica y ‎transiciones energéticas limpias que reduzcan las emisiones y que creen empleos de calidad, para ‎alcanzar la neutralidad carbono de aquí al 2050. Estamos decididos a estabilizar nuestras ‎economías para hacer que ninguna región geográfica ni ninguna persona, sin diferencia de sexo o ‎de origen, quede al margen. Estimularemos economías y sociedades abiertas, favoreceremos la ‎resiliencia económica a nivel mundial, sacaremos partido de la economía numérica gracias a la ‎libre circulación de los datos en confianza, cooperaremos a favor de un sistema comercial ‎multilateral basado en reglas, modernizado, más libre y más equitativo, que se apoye en la ‎Organización Mundial del Comercio, que refleje nuestros valores y permita un crecimiento ‎equilibrado, y nos esforzaremos por alcanzar de aquí a mediados de 2021 una solución ‎consensuada sobre la tasación internacional en el marco de la OCDE. Cooperaremos con otros ‎países, en particular con los países del G20 y principalmente con las economías de primer plano, ‎como China, para estimular un sistema económico mundial equitativo y que beneficie a todos. ‎Nosotros, jefes de Estado y de gobierno, nos concertaremos sobre puntos de vista colectivos que ‎deben adoptarse frente a las economías dirigidas y cooperaremos con otros socios sobre los ‎temas mundiales que afectan a todos los países. ‎

Decidimos adoptar medidas concretas sobre esas prioridades en la Cumbre del G7 que tendrá lugar ‎en junio próximo en Reino Unido y apoyamos a Japón en su determinación a organizar el próximo ‎verano los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 en buenas condiciones de seguridad, ‎lo cual será un símbolo de nuestra unidad mundial para vencer el Covid-19. ‎

Traducido al español por Red Voltaire a partir del texto publicado en francés

[1] En inglés ‎‎«COVAC facility». Nota de la Redacción.

[2] 1 millardo = 1 000 millones. Nota de la ‎‎Red Voltaire.