En un juicio civil de indemnización de daños y perjuicios que Lima Airport Partners (LAP) me ha iniciado, aparte de los procesos penales por supuesta difamación agravada, el juez de la causa ha ordenado un peritaje pretendiendo cuantificar el resarcimiento del daño irrogado.

La pericia ha sido entregada al juzgado y me asombra la forma "ingeniosa" del perito de medir las apostillas a la reputación de la demandante, que se considera agraviada. Con telescopio ha entrado a la reputación de la empresa supuestamente ofendida y hace un despliegue de fantasía para con dinero cuantioso resarcir al imaginado prestigio sin sustento documental alguno. ¡Un perito de "polendas”!

La deliciosa comunicación PERICIAL la firma Bernardo Oliart, Director de Proyectos de Apoyo Comunicación Corporativa S.A. y por la cual comunican que el Plan Mínimo de Comunicaciones tendría un costo de S/ 676,670 más el IGV. ¿Y para qué? Según esta empresa para “revertir el comprobado daño reputacional” causado por el periodista Herbert Mujica Rojas a Lima Airport Partners, LAP.

Por las mismas supuestas causas ofensivas en otros juicios penales las sentencias, todas apeladas, ordenaban “reparaciones” por el orden de S/ 2 mil y S/ 3 mil. Parece que en la vía civil y bajo el supuesto que los periodistas son millonarios, las cifras son astronómicas. ¿Pueden variar tanto la óptica y los montos con un solo encausado y la archiconocida única demandante Lima Airport Partners?

Apoyo Comunicación Corporativa S.A. propone el siguiente sugestivo y sugerente cuanto que imaginativo plan de ataque:

- “Encuentros uno a uno con 50 stakeholders representativos de las audiencias de interés de LAP.

- Elaboración y distribución, durante 12 meses de newletter mensual para los stakeholders.

- Campaña de comunicación interna de seis meses para los trabajadores de LAP.

- Diseño y elaboración de un video institucional para ser exhibido en vuelos nacionales durante seis meses.

- Campaña de gestión de medios de 6 meses de duración.

- Campaña de posicionamiento digital (Diagnóstico y Search Engine Optimization) de diez semanas de duración.”

Debo confesar que estoy realmente impresionado. Ni en sueños podría haber pensado que cualquiera de mis artículos –y son varios- desde el 2002-2003 y no 2007 como erróneamente afirma Apoyo Comunicación Corporativa S.A., pudiera impactar con tanta fuerza que originara que la prestigiosa empresa antecitada ofreciera un tan amplio plan “para revertir el comprobado daño reputacional”.

¿No será que algún periodista no publicado en medio escrito, visto en televisión u oído en radioemisora, es un suculento pretexto para el planteamiento de campañas cuyo costo es de S/ 676,670 más IGV? Nadie puede dudar de la seriedad en sus diagnósticos, pericias, análisis de una firma tan importante en Perú como Apoyo Comunicación Corporativa S.A.. ¿O sí?

Mejor lean el documento en sus partes esenciales y en los que se subraya cómo un periodista cuasi anónimo figura en Google, por lo menos en los últimos cinco años y así se encarga de resaltarlo con insistencia Apoyo Comunicación Corporativa S.A en su peritaje, pagado ciertamente, por Lima Airport Partners, LAP.

Documentos adjuntos