De cuando en cuando, el PNUD sorprende con curiosos trabajos que revelan no sólo lo que se proponen, sino que van más allá y muestran las costuras de nuestra sociedad y, mejor todavía, evidencian el talante de nuestra clase pensante.

Estos días, el coordinador del Informe de Desarrollo Humano en Bolivia 2002, Fernando Calderón, publicó la segunda edición de su libro que contiene 18 entrevistas a líderes. Política y sociedad en el espejo (PNUD/Plural) es el nombre del texto en el que aparecen dialogando con el autor personajes como Antonio Araníbar, Cecilia Barja, Hugo Carvajal, José Ortiz Mercado, Jorge Quiroga, Gonzalo Sánchez de Lozada, Ana María de Campero, Jaime Paz y otros.

Fernando Calderón es un sociólogo que ha mostrado repetidos méritos intelectuales, sin embargo esta vez su trabajo, al responder más a una iniciativa institucional antes que a un interés autoral, navega en aguas poco profundas pues su interés -lo dice en el prólogo- ha sido nada más el "exponer ideas, hacerse oír, ecuchar y respetar al voz de los otros... para construir opciones en democracia". Calderón empuja a sus contertulios a diálogos abiertos sobre la situación de los partidos políticos, los cambios que tuvo el país en democracia, la posibilidad de construir una democracia multiétnica, la idea de la Bolivia Total de Jaime Paz, etcétera.

Como no podía ser de otra manera el libro se abre en una polifonía de voces que representan pensamientos diversos, comprometidos con Bolivia unos -al menos eso aparentan- y otros más encarrilados con el statu quo mundial, con las políticas fondomonetaristas alineadas con el mercado internacional. Hasta ahí el libro cumple sobradamente su destino. Como casi todos los personajes han sido ya entrevistados repetidas veces por la prensa, el trabajo de Calderón no conlleva ninguna novedad, sólo confirma sospechas y reafirma certezas; más todavía cuando constatamos que el autor se sujetó a la práctica agotadora del periodismo diario: preguntar y ponerse rápidamente de acuerdo con el entrevistado, sin hacer uso adecuado de la repregunta, ese auténtico reino de la libertad intelectual. ¿Qué sospechas reafirma el libro? Que los líderes actuales bolivianos, por lo menos esos que dan "la talla PNUD" razonan "cortito y con poco aliento", demasiado circunscritos a las coyunturas y con una asombrosa incapacidad para ligar el destino del país con toda nuestra historia.

De todas maneras, emprendimientos como éste siempre quedan como interesantes documentos que valen más cuando la lectura es más distanciada en el tiempo. Sin embargo, es también en esa perspectiva -en la perspectiva del tiempo- que resulta cuestionable la actitud del comité que seleccionó a los dieciecho "líderes". ¿Cuál fue la metodología de selección de los "líderes"? Una pregunta que no es baladí pues para alguien que normalmente consume información resulta por lo menos dudoso que un Antonio Araníbar Quiroga -dirigente del partido residual MBL- o un José Ortiz Mercado o un Hugo Carvajal vayan a ser líderes representativos en la Bolivia de estos años. Y algo parecido pasa con otros personajes de esta galería muy ad usum de las nociones de liderazgo que le interesa promover al PNUD. Por eso no están en este libro, por ejemplo, Evo Morales, ni José Bailaba ni Guillermo Lora y sus 67 tomos -que más que obras completas son en realidad un abuso de la "letradura"- porque no son ni serán líderes dignos de tomar en cuenta por el PNUD. En todo esto, pues -en esta selección-, aparece radiografiada otra vez la curiosa mentalidad de las élites, su espíritu excluyente al momento de ocultar las voces de aquellos que, aun cuando sean representativos, son considerados como un peligro para el sistema. ¿Hay alguna diferencia entre estos vetos velados con aquel marginamiento explícito que le hizo la Confederación de Empresarios Privados a Evo Morales en sus foros de debate electoral?

En todo caso, este librito quedará como un testimonio de lo que pensaron algunos personajes bolivianos en el 2002. Y también de la forma cómo aporta el PNUD al desarrollo boliviano.

Nota bene: si acaso el libro tuviera una nueva edición, sería oportuno que se registrara las fechas en que fueron realizadas las entrevistas, para saber en qué momento muchos de los entrevistados cambiaron de posición. Por ejemplo, el Goni o el Jaime Paz que ahí aparecen ya no son los mismos de hoy. El hermanamiento en el poder los ha llevado a relativizar sus posturas.

entrevista

Política y sociedad en el espejo

Fernando Calderón

PNUD - Plural, La Paz, 2002

Teléfono: 2411018

Precio: 50 Bs.